EDUCACIÓN ¿Hay colegio en Sevilla el 31 de mayo?

Sevilla

Primer día sin bares de copas y con los fumadores vigilados

  • Entrada en vigor de las nuevas normas para frenar la expansión de la pandemia

Una mujer fuma un cigarillo mientras mira el móvil

Una mujer fuma un cigarillo mientras mira el móvil / José Ángel García

Este lunes fue el primer día con los bares de copas cerrados y con el punto de mira sobre los fumadores. En Sevilla fue una jornada absolutamente normal, en la que la Policía apenas tuvo que intervenir por este asunto. Quienes fumaban en la calle, que cada vez son menos, lo hacían guardando las distancias de seguridad. A mediodía sí había muchos que fumaban en los veladores, la mayoría incumpliendo las distancias de seguridad, pues es difícil que en una misma mesa existan dos metros de separación. Eso sí, siempre puede alegarse que quienes se sientan a la mesa son convivientes.

Bares del Paseo de Colón, la noche del domingo. Bares del Paseo de Colón, la noche del domingo.

Bares del Paseo de Colón, la noche del domingo. / José Ángel García

En cualquier caso, la Policía no era demasiado estricta en la vigilancia. Un furgón de la Policía Local patrullaba por la calle Tetuán a velocidad lenta. Se paró a la altura de un grupo de trabajadores de los servicios sociales municipales, uno de los cuales no llevaba la mascarilla. El agente que iba al volante le pidió que se la colocara y el joven le respondió que iba a recogerla en ese preciso instante y se la pondría enseguida. Así fue, y el vehículo siguió adelante.

Por si acaso, un ciclista que pasaba se apeó de su bicicleta de Sevici y siguió la ruta empujándola. Está prohibido circular en bici por las principales calles peatonales del centro de la ciudad en horario comercial. No había demasiados peatones y el ciclista pasaba de sobra, pero no quiso arriesgare a una posible multa. Muy cerca, unos voluntarios de una ONG intentan captar clientes, pero nadie les echa cuenta. Una mujer se baja la mascarilla para fumar, pero lo hace en una pequeña calle que da a Tetuán, casi escondida. Hay más de dos metros.

La noche anterior fue la primera sin bares de copas abiertos, lo que ha generado una crítica del sector de la hostelería, que ha pedido una reunión con el presidente de la Junta, Juanma Moreno. A mediodía, los veladores se llenan. Aquí sí se aprovecha para fumar un cigarrillo. Aunque sigue habiendo muchos negocios cerrados en el centro. Incluso librerías que antes abrían en horario corrido interrumpen ahora el servicio a mediodía. La pandemia ha afectado a todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios