Salud

Rehabilitación cardiaca: Expertos en recuperar el corazón

  • La Unidad del Hospital Macarena avanza en un proyecto compartido con centros de salud y dirigido a afectados por infartos o anginas

María José López, Carmen Ventura, Laura Prieto, Josefa Martín, Rafael Hidalgo, Maribel Álvarez y María del Mar Martínez Quesada, en la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Macarena. María José López, Carmen Ventura, Laura Prieto, Josefa Martín,  Rafael Hidalgo, Maribel Álvarez  y  María del Mar Martínez Quesada, en la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Macarena.

María José López, Carmen Ventura, Laura Prieto, Josefa Martín, Rafael Hidalgo, Maribel Álvarez y María del Mar Martínez Quesada, en la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Macarena. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 1

La Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Macarena, coordinada por la doctora María del Mar Martínez Quesada, se ha embarcado en un proyecto para llegar a más pacientes en la recuperación tras un infarto, mediante la colaboración de los centros de salud. Este proyecto, que comenzó a germinar hace año y medio, cuenta de momento con la colaboración de cuatro centros de salud del área hospitalaria Virgen Macarena: Ronda Histórica, Cazalla de la Sierra, Constantina y Los Carteros de San José de la Rinconada. Durante el pasado año se incluyeron 17 pacientes y el objetivo de la Unidad de Rehabilitación es ir aumentando esta cifra. Para ello los centros de salud deben disponer de una sala para el ejercicio físico de los pacientes con un control de enfermería.  

La rehabilitación cardiaca reduce hasta en un 36% la muerte por causa cardiaca y el infarto de miocardio. Los pacientes que acuden a estas sesiones afirman que mejoran en seguridad y en calidad de vida, al perder miedos tras sufrir un infarto. Para alcanzar el efecto deseado el paciente debe iniciar las sesiones en un plazo máximo de tres meses tras sufrir el infarto o una angina de pecho. Además, “el ejercicio físico controlado facilita la reincorporación laboral de los afectados por una angina de pecho o un infarto”, añade la doctora Martínez Quesada.  

La recuperación del corazón, en la medida de lo posible, y la formación del paciente para que logre el autocontrol de su enfermedad, así como los factores de riesgo (tensión alta, colesterol, entre otros) son dos de los objetivos clave de los servicios hospitalarios de Rehabilitación Cardiaca, áreas sanitarias que ven crecer, sin freno, el volumen de enfermos desde hace años.

Varias pacientes durante una sesión de rehabilitación cardiaca. Varias pacientes durante una sesión de rehabilitación cardiaca.

Varias pacientes durante una sesión de rehabilitación cardiaca. / D. S.

La cardiopatía isquémica es la primera causa de mortalidad en la población general. “Los avances y especialmente la implantación del Código Infarto, que acelera la atención a los pacientes, ha favorecido el aumento de la supervivencia tras un infarto, y ha aumentado de manera considerable los enfermos con problemas crónicos del corazón”, añade la coordinadora de Rehabilitación Cardiaca en el Hospital Macarena. Los problemas cardiovasculares tienden a aumentar vinculados al envejecimiento y a hábitos de vida poco saludables (alimentación con excesos de grasas, tabaquismo y sedentarismo, principalmente).

Colaboran centros de Los Carteros, Ronda Histórica, Cazalla de la Sierra y Constantina

“El perfil del enfermo que sufre un infarto o una angina está cambiando”, explica la doctora Martínez Quesada, al advertir que está bajando de manera considerable la edad de los afectados. “Son cada vez más jóvenes, tanto ellos como ellas. Si antes, en las mujeres, la edad de los pacientes que sufrían un infarto giraba en torno a los 60 años; ahora tienen 50 años. Yen ellos: la mayoría se encontraban en la década de los 50 cuando sufrían un infarto ;y ahora, tenemos a cada vez más pacientes que sufren el infarto en la década de los 40”. Los malos hábitos de la alimentación, el tabaquismo y el estrés de un mercado laboral actual altamente competitivo marcan, en gran medida, estas tendencias.

El circuito del corazón

La Unidad de Rehabilitación Cardiaca recibe a pacientes que han precisado el ingreso a causa de un infarto o una angina de pecho; o bien que han sido intervenidos (cateterismo y cirugía) por problemas del corazón. “En general son pacientes que sufren enfermedad coronaria , obstrucción coronaria por arterioesclerosis”, añade la doctora.

La sala de Rehabilitación Cardiaca del Macarena está dotada para recibir a 250 pacientes al año, de modo que para asistir al creciente volumen de casos, a tiempo, este equipo de especialistas ha mirado hacia la Atención Primaria para ampliar el programa dirigido a pacientes con bajo riesgo. Los más delicados realizan la rehabilitación cardiaca en el hospital.

En 2015 sólo en el área Macarena 750 pacientes recibieron el alta tras recibir atención por un infarto; y 208 fueron sometidos a cateterismo con stent. Son personas que pueden beneficiarse de la rehabilitación cardiaca. “Tras una valoración y una prueba de esfuerzo del paciente estimamos si puede participar en el programa de rehabilitación cardiaca sin sufrir complicaciones”, añade.

El programa se desarrolla durante dos o tres meses y consiste en una hora de ejercicio físico controlado. “Además les enseñamos a manejar los factores de alto riesgo como la diabetes, la alimentación, la tensión alta, entre otros problemas. Con ello pierden el miedo y ganan en seguridad”, explica la coordinadora.

Otros beneficios: la rehabilitación cardiaca reduce la recurrencia del infarto y aumenta la tasa de reincorporación laboral de los afectados. Durante cada sesión una enfermera mantiene monotorizados a los pacientes mientras realizan el ejercicio físico. “Una fisioterapeuta guía a los pacientes de acuerdo a las indicaciones de la rehabilitadora, especialista que programa las sesiones en función a la capacidad y situación de cada enfermo”, explica la doctora.

Ante un posible evento (arritmias u otra crisis) la cardióloga-coordinadora permanece alerta en la Unidad. El equipo cuenta con un auxiliar y administrativo propios. Cuando el paciente termina el programa es sometido de nuevo a pruebas (ecografía y prueba de esfuerzo). “Se comprueba si es necesario reajustar el tratamiento, se le ofrece indicaciones de vida, y son derivados a la Atención Primaria”, asevera.

La prevención de enfermedades cardiovasculares se basa en tres pilares básicos: abandonar el tabaco, cuidar la dieta y el ejercicio. “La actividad física es buena a cualquier edad y condición”, recuerda la doctora Martínez Quesada, al incidir en los beneficios de la vida activa y la dieta Mediterránea para burlar la primera causa de mortalidad.

Más de 4.000 cardiólogos se citan en Sevilla

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) reunirá en Sevilla a más de 4.000 cardiólogos, médicos de familia y atención primaria, investigadores, internistas, epidemiólogos, MIR y enfermeros, en el Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares, que tendrá lugar entre del 25 al 27 de este mes en Palacio de Exposiciones y Congresos (Fibes).

El programa incluirá sesiones dedicadas a la revisión de los últimos avances en medicina cardiovascular. Están previstas sesiones prácticas y participativas, orientadas a grupos más reducidos, que mediante la presentación de casos clínicos, el uso de sistemas interactivos, concursos, simulación avanzada, etc. ofrecerán una formación directamente aplicable a la práctica clínica diaria. En más de 200 sesiones y 1.500 comunicaciones, durante el encuentro médico se abordarán, entre otros temas, las arritmias, cardiopatías isquémicas, cuidados críticos, diagnóstico por imagen, insuficiencia cardiaca, riesgo cardiovascular y rehabilitación.

Este año como novedad el congreso de la Sociedad Española de Cardiología se ocupará también de la enfermería cardiovascular. Se expondrán casos clínicos, talleres, concursos y simposios.Cinco sesiones especiales comenzarán el jueves 25 de octubre con la exposición de casos clínicos para residentes; y una sesión-concurso de electros. El viernes 26 de octubre se celebrará una sesión-concurso de imágenes en cardiología; y otra dedicada a las novedades de la práctica clínica.

El sábado 27 de octubre una sesión especial estará dedicada a la actualidad en el ámbito de la cardiología, donde se expondrá lo más relevante de este ámbito de la medicina europea y mundial del último año, a través de la revisión de estudios presentados en los principales congresos y en la literatura médica. Los especialistas tendrán la posibilidad de participar en talleres, sesiones intensivas de formación para perfeccionar técnicas y habilidades en el diagnóstico y tratamiento cardiovascular. También se entablarán controversias entre dos ponentes que expondrán distintos puntos de vista sobre temas de actualidad relacionados con las enfermedades caradiovasculares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios