Sevilla

Restauración de los azulejos de la capilla del Gran Poder en San Lorenzo

  • Las imágenes de la Bofetá recibirán culto durante tres meses en el altar mayor del templo

Detalle de los desperfectos. Detalle de los desperfectos.

Detalle de los desperfectos. / M. G.

Comentarios 1

Una restauración a fondo. El zócalo de azulejos de la capilla que el Gran Poder tiene en propiedad en la Parroquia de San Lorenzo, donde reciben culto los titulares de la Bofetá, será sometido a un minucioso proceso para devolverle todo su esplendor. Este conjunto, magnífica obra de azulejería trianera salida de la fábrica de la Viuda de Gómez, con pincel de Arellano Campos, narra distintas escenas de la Pasión del Señor, y fue instalado en 1895 con ocasión de las obras de reforma de la capilla llevadas a cabo por el Gran Poder, hermandad que informó ayer del comienzo de estos trabajos, tras aprobarlo su cabildo de oficiales el pasado 26 de abril. La intervención ha sido encomendada a la empresa Alféizar Restauraciones, S.L., responsable, entre otras, de la restauración de la portada de Niculoso Pisano del convento de Santa Paula, o de la lápida sepulcral del mismo autor en la Parroquia de Santa Ana. Las tareas comenzarán el 4 de junio y, mientras duren, las imágenes de Jesús ante Anás, la Virgen del Dulce Nombre y San Juan se trasladarán al presbiterio de la parroquia; y el Cristo del Mayor Dolor, al coro.

Según el proyecto, los azulejos tienen problemas de adhesión al soporte, de forma generalizada, siendo mucho más evidente en la zona de acceso a la capilla, incluso con problemas de desprendimiento de varias piezas. En las mochetas, los paneles están prácticamente separados, sobre todo en la parte inferior, con pérdida de fragmentos e intervenciones con mortero bastardo o cemento. En el resto de la capilla se han observado pérdidas puntuales de vidriado y de bizcocho cerámico, aunque el estado de conservación de los esmaltes es bastante bueno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios