Cambio climático

Sevilla, amenazada por riesgo de inundaciones para 2050 por la subida del Guadalquivir

  • Un estudio científico prevé que en 30 años Sevilla se inunde por el cambio climático

  • El desbordamiento del río al crecer el mar arrasaría toda la marisma y parte del Aljarafe

El río Guadalquivir, a su paso por Coria del Río. El río Guadalquivir, a su paso por Coria del Río.

El río Guadalquivir, a su paso por Coria del Río. / D. S.

La subida del nivel del mar por la crisis climática augura peores resultados de los que hasta el momento se habían pensado. Un nuevo estudio, publicado en Nature Communications, vaticina que las inundaciones costeras como consecuencia del cambio climático amenazarán al triple de personas para 2050 de lo que se se había previsto anteriormente. Un riesgo que incluye ciudades de Asia, América del Norte y Europa, entre ellas, Sevilla, todas vulnerables al aumento del nivel del mar.

El estudio encuentra que 300 millones de personas viven actualmente en tierras que probablemente se inundarán al menos una vez al año en promedio a mediados de siglo sin defensas marítimas adecuadas, incluso si los gobiernos logran hacer fuertes recortes en las emisiones. Estimaciones anteriores habían cifrado el riesgo en unos 80 millones de personas. China, Bangladesh, India y Vietnam representan la mayor parte de la población amenazada.

En el caso de España, destaca especialmente la zona del Delta del Ebro, el área del golfo de Rosas, el norte de Algeciras y Palmones, la playa de Pedro Valiente en Cádiz, gran parte de Barbate, toda la zona costera desde Conil al Faro de Trafalgar, y de El Puerto de Santa María a Poblado de Sancti Petri.

Igualmente, se incluye en este grupo de riesgo el área del río Odiel y del río Tinto, que afectaría al Paraje Natural Marismas del Odiel, la ciudad de Huelva y alrededores, así como la zona de El Rompido, y el área del río Guadiana: Ayamonte y la zona costera de los alrededores.

Pero, sobre todo, está en riesgo de inundación toda la zona que rodea el río Guadalquivir, que incluye la parte oriental del Parque Nacional de Doñana y pueblos enteros como Choza de Huerta Tejada, Isla Mínima o Marismillas. El riesgo alcanza hasta Coria del Río e incluso a la ciudad de Sevilla, según se menciona en la investigación.

El cambio climático traería de nuevo el mar a la ciudad y acabaría con el terreno ganado durante milenios por el Aljarafe y el Bajo Guadalquivir

En este punto conviene recordar que en la prehistoria Sevilla era zona de marisma por su cercanía al mar. De hecho, los primeros pobladores se asentaron en las colinas del Aljarafe, ya que la capital andaluza era una zona en la que no se podía construir ningún tipo de refugio al estar situada en el delta del río. Por tanto, el cambio climático traería de nuevo el mar a la ciudad y acabaría con el terreno ganado durante milenios por las comarcas del Aljarafe y el Bajo Guadalquivir.

La investigación, realizada por Climate Central, destaca la magnitud del trastorno que se prevé que se desarrollará a medida que el calentamiento global amenace cada vez más a algunas de las regiones más densamente pobladas del mundo.

Para el trabajo, los autores utilizaron inteligencia artificial para corregir errores sistemáticos en un conjunto de datos anterior que sugería que muchas zonas costeras habitadas se encontraban en elevaciones más altas, y por lo tanto más seguras, de lo que realmente están. "Ahora entendemos que la amenaza del aumento del nivel del mar y las inundaciones costeras es mucho mayor de lo que pensábamos anteriormente", asegura Benjamin Strauss, director ejecutivo de Climate Central y coautor del estudio, que se ha estado gestando durante tres años.

La amenaza de que el avance de los mares sobrepase la capacidad de los países para construir defensas costeras y obligar a millones de personas a emigrar ha sido considerada como uno de los impactos potencialmente más desestabilizadores de la crisis climática.

Incluso si los gobiernos logran frenar las emisiones, el nuevo estudio, publicado en Nature Communications, indica que alrededor de 237 millones de personas diseminadas en China, Bangladesh, India, Vietnam, Indonesia y Tailandia probablemente se enfrentarán a inundaciones anuales a mediados de siglo, a menos que establezcan defensas marinas adecuadas.

Para 2100, si las emisiones continúan sin control y las capas de hielo se desintegran rápidamente, entonces la tierra donde viven 250 millones de personas en esos seis países caerá por debajo de la línea de flotación con la marea alta, poniendo en riesgo a casi cinco veces más personas que pronosticaban evaluaciones anteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios