GOYA SEVILLA ¿Cómo visitar gratis los escenarios de cine del Real Alcázar?

senador y candidato del PP a la Alcaldía

José Luis Sanz: "En Sevilla existe la percepción de que nadie está pendiente de nada”

  • Basa su discurso de momento en denunciar la suciedad y la dejadez de la ciudad. Se dedica al cara a cara con representantes y vecinos en una apuesta por la política de proximidad

José Luis Sanz

José Luis Sanz / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Vive consagrado a su particular pre-campaña electoral, con más de quinientos días por delante tal como solicitó a su partido para presentarse con garantías a las elecciones municipales de mayo de 2023. No sabe quién será su rival directo, aunque apuesta por la hoy ministra María Jesús Montero. José Luis Sanz (Sevilla, 1968) reconoce que procede de la factoría de Javier Arenas, dedica de momento unos minutos a todo viandante que lo reconoce, y al hablar se le nota que hace por cultivar la paz con la cúpula malagueña del partido en Andalucía. Es senador por Sevilla, el cargo perfecto para dedicarse a su objetivo en la ciudad.

–Recuerda usted en cierta manera a Rojas-Marcos, que iniciaba muy pronto las campañas y presumía de que sus rivales le veían la matrícula.

–Hoy quedan 542 días para las elecciones municipales y creo que no me equivoco empezando ya. Soy candidato desde hace poco tiempo. Tengo muy claro que esta ciudad necesita un cambio, se merece mucho más. Soy consciente de que no he estado en la vida municipal en los últimos años, por eso necesito que el mayor número de sevillanos me conozca en el menor tiempo posible. Y en eso estoy. Creo, insisto, que no me he equivocado empezando la campaña tan pronto. Y si además a todo esto le unimos la situación que el PSOE ha provocado en el Ayuntamiento, creo que mi trabajo tendrá un resultado muy positivo.

–¿Tiene usted un modelo de ciudad? Porque Monteseirín lo tenía, pero Zoido renunció pública e insistentemente a la teoría del modelo de ciudad.

–Yo no creo en la teoría de los modelos. Sevilla está ya inventada, no es una ciudad que haya que reinventar ahora. No soy partidario de esos alcaldes que llegan cada cuatro años a imponer su modelo de ciudad y tratan de revisar y de rehacer todo lo que se ha hecho. Sí es verdad que a Sevilla le falta un proyecto de ciudad. ¿Hacia dónde queremos que vaya la ciudad? Y aquí está uno de los grandes problemas, que a Sevilla le ha faltado alguien que tenga ese proyecto. El gran culpable es Juan Espadas.

–¿Qué proyecto considera más necesario para la ciudad y le gustaría impulsar si alcanza el gobierno?

–Es que hay tantas cosas...

–Pues dígame cuál considera más urgente.

–Lo más urgente... Lo que percibe el sevillano todos los días es que Sevilla es una ciudad sucia, abandonada y dejada. Una ciudad en la que se percibe en cada rincón ese abandono, esa dejadez y esa desidia del gobierno municipal. Eso será lo primero que me corresponderá atajar si soy alcalde de los sevillanos. Sevilla tiene que ser una ciudad limpia. Sevilla es una potencia turística mundial y tiene que estar limpia, como tiene que buscar el equilibrio entre el turismo y los vecinos. Sevilla no puede ser sólo una ciudad para ser visitada, sino para vivir y para trabajar.

–¿Nos faltan chimeneas, me refiero a industria, al sector productivo, y nos sobran bares?

–Sí, evidentemente. Ojalá en Sevilla tuviéramos más astilleros, más fábricas de aviones y cajas de cambio de coches... Pero tenemos las fábricas que tenemos. Tenemos una industria que se llama hostelería y turismo. Tenemos que cuidarla y fomentarla. El gobierno municipal, junto con el gobierno de la nación y de la Junta, tiene que trabajar para que esta ciudad sea atractiva para la inversión y conseguir que en Sevilla aumente el número de industrias a medio plazo.

José Luis Sanz departe con una vecina en el centro de la ciudad José Luis Sanz departe con una vecina en el centro de la ciudad

José Luis Sanz departe con una vecina en el centro de la ciudad / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

–¿Iremos algún día en tren desde el aeropuerto a Santa Justa? Hasta Jerez tiene conexión ferroviaria entre el aeródromo y la estación.

–Esa conexión fue adjudicada en el año 2008 por el gobierno del señor Rodríguez Zapatero. Y el proyecto fue paralizado con la obra ya adjudicada. Se trata de otro de los grandes problemas que tiene esta ciudad. Sevilla tiene un déficit de infraestructuras muy importante. Desde el año 92 no hay una gran obra en Sevilla. Todos los debates sobre los grandes proyectos de esta ciudad se eternizan. Se eterniza el debate de la conexión San Pablo-Santa Justa, el de la ampliación del tranvía, el de la SE-40...

–¿Por qué cuesta tanto sacar adelante cualquier proyecto en Sevilla? Nos ocurre con gobiernos de diferente signo político.

–Creo que a Sevilla le han faltado este año tres cosas. Un proyecto de ciudad que ni ha tenido ni tiene, un alcalde reivindicativo y que no se conforme, que sea incorformista ante el gobierno de la nación y ante el de la Junta para reclamar todo lo que Sevilla se merece para no haber perdido tantos puestos en el ránking con respecto a otras capitales y, en tercer lugar, a Sevilla le ha faltado estos años una Administración autonómica que creyera en Sevilla como capital de Andalucía. Creo que ahora sí tenemos esa Administración autonómica que va a respaldar a la ciudad de Sevilla y nos falta un proyecto de ciudad que ni el PSOE ni Espadas tienen para Sevilla. La ciudad necesita un alcalde inconformista y reivindicativo con todos los gobiernos.

José Luis Sanz José Luis Sanz

José Luis Sanz / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

–Está aceptado que Sevilla paga todavía haber sido sede de la Exposición del 92. Los presupuestos públicos maltratan a la ciudad y eso que hemos tenido diferentes partidos en todos los gobiernos.

–Bueno... Por un lado seguimos pagando esa factura y por otro no. Creo que a Sevilla le falta un debate fundamental que marque hacia dónde vamos como ciudad. Nos ha faltado ese debate en estos años. La Expo fue un magnífico éxito. Sevilla recuperó la vocación universal que siempre tuvo y que ahora hemos perdido desgraciadamente. Ahora tendremos una magnífica oportunidad para recuperar esa vocación con la conmemoración de los cien años de la Exposición Iberoamericana. Con esta efemérides este gobierno municipal no está haciendo nada desgraciadamente, cuando esta conmemoración nos puede volver a poner ante los ojos de todo el mundo.

–¿Nos van a dar gato por liebre con los puentes en lugar de túneles en la SE-40?

–Tiene pinta de que sí. La misma consultora que nos recomendó el túnel nos va a recomendar ahora que hay que hacer un puente. El PP, y yo lo he dicho particularmente muchas veces, es partidario de los túneles. Creo que el proyecto del puente es totalmente inviable. Creo que condiciona mucho a otra industria importantísima de la ciudad como es la del Puerto, que no podemos poner en riesgo. Me parece un esperpento que, cuando ya el trazado de la SE-40 se planificó y se proyectó teniendo en cuenta que los túneles llegaban hasta donde llegaban, nos estemos planteando que hay que variar algunos tramos para que se adapten a un puente, cuando es inviable. Sevilla tiene que dar la batalla por los túneles de la SE-40.

–¿Cuál es su alcalde de referencia? No me refiero solamente a los de Sevilla.

–Yo soy mucho de Alberto Ruiz Gallardón. Convirtió Madrid en una ciudad con unas infraestructuras envidiables y envidiadas por cualquier otra capital europea. En Sevilla, si nos remontamos a todos los alcaldes que hemos tenido, creo que Manuel del Valle hizo un magnífico papel a la hora de transformar la ciudad. Y evidentemente me quedo con Soledad Becerril, que consiguió que Sevilla fuera una ciudad muy limpia. Le faltó otro mandato para rematar un proyecto de ciudad. Me quedo también con el trabajo que hizo Juan Ignacio Zoido para sanear el Ayuntamiento de Sevilla, que se lo encontró en la más absoluta ruina.

–El todavía alcalde, Juan Espadas, ha cuidado mucho las relaciones con Málaga, Córdoba, Granada... Ha potenciado siempre ese denominado eje andaluz. ¿Usted qué modelo tiene de relación con las provincias hermanas?

–No es malo que tengamos unas buenas relaciones con las demás capitales, fundamentalmente con Málaga que es la otra capital potente. Pero creo que el señor Espadas no ha rentabilizado en absoluto esa buena relación con Málaga y no ha aprendido en absoluto lo mucho bueno que ha hecho Málaga y lo que no hemos hecho nosotros. Está bien llevarse bien con Zaragoza o Bilbao... ¡Bienvenido sea! Pero siempre y cuando estemos rentabilizando esa relación, esos encuentros. Creo que desgraciadamente Sevilla no ha aprendido nada de nada de lo mucho bueno que ha hecho Málaga estos años. Ojalá Sevilla hubiera tenido en los últimos años un Paco de la Torre.

José Luis Sanz José Luis Sanz

José Luis Sanz / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

–Le expongo tres asuntos que están relacionados y que son claves para un alcalde de Sevilla en estos momentos: la invasión del turismo, la multiplicación de los hoteles y la marea que retorna de veladores en espacios públicos. ¿Cree necesarias medidas de control como en Venecia o, en cambio, no se deben poner límites porque, al final, son fuentes de ingresos?

–El turismo es nuestra principal fuente de ingresos, es la principal industria de la ciudad. Hay que cuidarla y mimarla. El gobierno municipal tiene que buscar el equilibrio. Sevilla no sólo tiene que ser una ciudad para ser visitada por millones de turistas, sino para que se viva y se trabaje en ella. Los vecinos del casco antiguo no pueden vivir ni en un infierno ni en un parque temático. Buscar ese equilibrio es el principal trabajo del próximo alcalde de Sevilla, porque el actual no lo ha hecho.

–Imaginemos que es usted es alcalde con mayoría simple y puede sacar los presupuestos de la ciudad con el apoyo de Vox o con el del PSOE. ¿Qué haría?

–Intentaré hacer lo mismo que Juanma Moreno está haciendo en Andalucía. Intentaría poner un presupuesto encima de la mesa y buscar el mayor apoyo y el mayor consenso posible. Me da igual que ese apoyo venga de Vox, del PSOE o de Podemos. ¡Ojalá yo tuviera toda esa capacidad! Haré todo lo posible, me dejaré la piel para que la ciudad de Sevilla tenga en el futuro presupuestos con el mayor consenso posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios