Ecología urbana

El parque Vega de Triana atrae a nuevas especies de pájaros

  • Los anillamientos de este año han concluido con el marcaje de especies singulares como el torcecuello –familia de los pájaros carpinteros– y la curruca mosquitera

  • En dos años se han anillado 129 aves de 20 especies en esta zona verde de Sevilla

Torcecuello en posición de defensa Torcecuello en posición de defensa

Torcecuello en posición de defensa / Ecourbe

El anillamiento de aves que la asociación Ecourbe viene realizando en los últimos dos años en el parque Vega de Triana ha detectado en esta ocasión, para sorpresa de los especialistas, dos nuevas especies singulares que hasta ahora no habían sido avistadas en esta zona verde. Se trata del torcecuello euroasiático (Jynx torquilla) y de la curruca mosquitera (Sylvia borin).

El comportamiento del torcecuello cuando se siente amenazado es muy característico y tan impactante que era común en la antigüedad atribuirle poderes mágicos

El anillamiento lo realiza el biólogo Ángel Mejías con la coordinación de Elena Moreno, también bióloga y responsable de Ecourbe, la asociación para la defensa del medio ambiente urbano. El descubrimiento del torcecuello en este espacio verde, entre enero y marzo, ha sido “muy llamativo”, explica Moreno. Pertenecen a la familia de los pícidos, es decir, que son pájaros carpinteros, aunque no puede taladrar madera. Hay más características que los distinguen.

Las personas que quieran formarse en la construcción de cajas nido, colocación y seguimiento pueden apuntarse al proyecto escribiendo un correo electrónico a Ecourbe

“Su plumaje críptico lo diferencia de sus familiares carpinteros, mucho más contrastados. El torcecuello es marrón, con un plumaje como de camuflaje, y los carpinteros suelen ser rojos, blancos y verdes. Su comportamiento cuando se siente amenazado es muy característico y tan impactante que era común en la antigüedad atribuirle poderes mágicos”, detalla Moreno.

Curruca mosquitera de gran robustez, en comparación con otras currucas. Curruca mosquitera de gran robustez, en comparación con otras currucas.

Curruca mosquitera de gran robustez, en comparación con otras currucas. / Ecourbe (Sevilla)

Ante una amenaza, el torcecuellos estira el cuello y levanta la cabeza realizando movimientos oscilatorios; se piensa que imita a una serpiente para mantener alejados a sus depredadores. Su dieta se basa principalmente en hormigas que atrapa gracias a su larga lengua con la que palpa bajo las cortezas y las piedras. También ingiere otros insectos que consigue atrapar. Este pájaro de pequeño tamaño y extraña apariencia viene a España a criar en verano, pero en los últimos años se está descubriendo que se quedan aquí también en invierno, según el biólogo Ángel Mejías.

En cuanto a la curruca mosquitera (Sylvia borin), esta especie no vive en Andalucía pero durante algunos meses sobrevuela el territorio andaluz mientras está de paso hacia su viaje migratorio.

Los expertos han celebrado también la recaptura de aves anilladas el año anterior: un mosquitero común y un petirrojo, que eligieron el parque de nuevo como lugar de invernada.

En este edición se han anillado ejemplares de 11 especies distintas. Si se suman a los datos del año pasado, han sido un total de 129 aves anilladas de 20 especies diferentes, unos resultados “excelentes en lo que respecta a la biodiversidad de este parque”, señala la coordinadora del anillamiento.

La asociación Ecourbe lleva dos años desarrollando estudios de biodiversidad en el Parque Vega de Triana gracias al proyecto Libera, que patrocinan SEO BirdLife y Ecoembes. Las jornadas de anillamiento de aves, además de interés científico han tenido un marcado componente educativo.

Mosquitero común, recapturado, que destaca por su minúsculo tamaño. Mosquitero común, recapturado, que destaca por su minúsculo tamaño.

Mosquitero común, recapturado, que destaca por su minúsculo tamaño. / Ecourbe (Sevilla)

Todos los asistentes a las jornadas han recibido explicaciones sobre en qué consiste el anillamiento científico, cómo se identifican las distintas especies más habituales del parque y la importancia de una adecuada gestión de los parques urbanos para favorecer la presencia de fauna.

El siguiente paso del proyecto Libera será mejorar el hábitat con las recogidas de basura y la instalación de cajas nido

En la jornada de diciembre de 2018 Moreno asegura que fue especialmente ilusionante sacar de la red un mosquitero (Phylloscopus collybita) anillado el año anterior. El pequeño pajarillo había regresado un año más al parque de la Vega de Triana.

Según los datos captados, el pequeño mosquitero fue anillado por primera vez el 17 de diciembre de 2017 (justo un año antes) y solo con esa información ya se pudo averiguar mucho de su vida. Los expertos saben de los mosquiteros que son aves migratorias que vienen a nuestras latitudes para pasar el inverno y en primavera se marchan al norte de Europa. En este caso, se trata de una hembra de mosquitero, que con sus 7 gramos ha sobrevivido otro año más a esta hazaña de viaje y ha vuelto a elegir un parque urbano como zona de invernada.

Tras dos años de anillamientos que han arrojado tantos datos sobre esta zona y sus aves, el siguiente objetivo de Ecourbe será poner en práctica medidas para mejorar su hábitat.

Petirrojo recapturado. Petirrojo recapturado.

Petirrojo recapturado. / Ecourbe (Sevilla)

El siguiente paso del proyecto Libera consiste en mejorar el hábitat. Para lograr este fin se continuará con las recogidas de basura (en la última jornada de limpieza se retiraron 100 kilos de residuos) y se instalarán cajas nido. Ecourbe señala que aquellas personas que quieran formarse en la construcción de cajas nido, colocación y seguimiento pueden apuntarse al proyecto escribiendo un correo electrónico a ecourbe.asociacion@gmail.com.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios