Sevilla

Terapia de choque para combatir las plagas que atacan a las palmeras y eucaliptos de Sevilla

  • Se emplea una técnica llamada de endoterapia para actuar, por ejemplo, contra el picudo rojo

  • En una semana se ha actuado en más de 700 árboles

Terapias de choque para combatir las plagas que diezman los eucaliptos y las palmeras de Sevilla. Terapias de choque para combatir las plagas que diezman los eucaliptos y las palmeras de Sevilla.

Terapias de choque para combatir las plagas que diezman los eucaliptos y las palmeras de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Plan de choque contra las pandemias que desde hace años diezman las poblaciones de palmeras y eucaliptos en Sevilla. El Ayuntamiento ha aprobado recientemente un contrato con un presupuesto de 399.300 euros, para dos anualidades, que incluye el control y tratamiento de plagas, enfermedades de las zonas verdes y el arbolado gestionados directamente por Parques y Jardines. Supone actuar, en el caso de los eucaliptos, en el Parque de María Luisa, los Jardines de las Delicias, los Jardines de Murillo y el Parque Amate; y en el Parque de María Luisa, los Jardines de las Delicias, los Jardines de la Madrina, los Jardines de Murillo y el Paseo de Catalina de Ribera, los Jardines de la Caridad, los Jardines del Cristina, el Parque de los Príncipes, el Parque Amate y los Jardines de la Lonja, en lo que respecta a las palmeras.

"Se trata de actuar contra cualquier tipo de plaga que haya que prevenir o eliminar en su caso, desde artrópodos (como cochinilla, mosca blanca, pulgones, ácaros, etcétera) hasta orugas, pasando minadores foliales o taladros de la madera e insectos. Pero que tendrá una atención especial a la plaga denominada picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus) de las palmeras", han señalado desde el Ayuntamiento.

Son los jardines y parques gestionados con recursos propios y personal perteneciente al Servicio de Parques y Jardines (el resto se gestiona a través de los grandes contratos de mantenimiento y conservación de la arboleda y las zonas verdes de la ciudad) los que se benefician de estas intervenciones los beneficiados de esta acción. Asimismo, con personal y medios propios de este servicio, se conservan plazas y zonas verdes del casco histórico y el arbolado no incluido en los contratos de mantenimiento con empresas externas, como son los edificios municipales (cementerio municipal, colegios, centros cívicos, etcétera).

Las palmeras y el picudo rojo

El contrato para el tratamiento de las palmeras en los jardines históricos y otras zonas del Casco Antiguo ha comenzado a ejecutarse la pasada semana y en sólo cinco días se ha actuado sobre 525 palmeras datileras y canarias de gran porte para prevenirlas contra la acción del picudo rojo. Para ello se ha utilizado el sistema de endoteraria, mientras que en las más pequeñas (61 ejemplares) se ha empleado la técnica de baño. 

Tratamiento aplicado a una palmera. Tratamiento aplicado a una palmera.

Tratamiento aplicado a una palmera. / M. G.

"La endoterapia es una técnica mediante la cual se inyecta a través de unas perforaciones en el tronco de la palmera, normalmente cuatro, un insecticida denominado Emamectina y patentado por la empresa fitosanitaria Syngenta (sistema Treecare). El líquido en cuestión se distribuye hacia arriba por la totalidad de la palmera a través de la savia. Su efecto es inmediato y, además, evita cualquier riesgo sobre quien aplica el tratamiento, al estar el insecticida en un circuito cerrado –desde el bote hasta que se inyecta– y que no sale al exterior de la palmera, evitando así también riesgos sobre los viandantes y el medio ambiente", destaca el Ayuntamiento. 

Una vez inyectado el líquido, los pequeños orificios del tronco se cubren con madera y se realizan inspecciones por parte de los técnicos de Parques y Jardines y de la empresa adjudicataria para constatar su efectividad. El periodo óptimo para el tratamiento es el mes de marzo. 

"Hay que tener en cuenta el valor paisajístico y patrimonial que suponen las palmeras de los jardines históricos y del conjunto del casco histórico de la ciudad, de ahí esta opción prioritaria para la prevención contra el picudo rojo", subraya el Consistorio.

La efectividad del tratamiento es por un año, reduciendo las aplicaciones de otros sistemas, como el sistema de baño o pulverización foliar a baja presión. Desde Parques y Jardines consideran que, a día de hoy, es el tratamiento más efectivo contra el picudo rojo.

En cuanto a la técnica de baño o pulverización a muy baja presión, se utiliza para palmeras de menos de dos metros de altura siguiendo las recomendaciones de la propietaria de la patente, puesto que esta demostrado que la eficacia del tratamiento en ejemplares de este reducido porte es menor. Este método, que no daña el árbol, se aplica sobre las hojas y especialmente sobre sus cogollos y yemas. Se trata de un insecticida (Acetamiprid 20%) diluido en agua. 

Una palmera del Parque de María Luisa. Una palmera del Parque de María Luisa.

Una palmera del Parque de María Luisa. / Juan Carlos Muñoz

El tratamiento en los eucaliptos

En total, se ha actuado en 105 eucaliptos de gran porte en las últimas semanas. Los meses de marzo y abril son los más propicios para la efectividad del tratamiento. 

Los responsables de Parques y Jardines observan el tratamiento dado a un eucalipto. Los responsables de Parques y Jardines observan el tratamiento dado a un eucalipto.

Los responsables de Parques y Jardines observan el tratamiento dado a un eucalipto. / D. S.

La enfermedad que ataca a estos árboles se denomina Mundulla Yelows por la ciudad australiana en la que se detectó hace varias décadas: Mundulla. "Se desconoce hasta la fecha el causante o los causantes de esta enfermedad vegetal, que provoca en el eucalipto un lento decaimiento, regresión e incluso la muerte. El primer síntoma es que el amarilleo de la puntas de la hoja, que se va extendiendo al resto de la hoja y al conjunto del árbol hasta secarlo".

Al no saberse las causas certeras, tampoco existe un tratamiento completamente efectivo. "Es posible que no sea un único causante, sino un conjunto de elementos bióticos y abióticos, lo que complica el tratamiento", advierte el Ayuntamento.

Los técnicos de Parques y Jardines han mantenido desde hace varios años contactos con sus homólogos australianos para abordar esta enfermedad. Desde hace tres años, comenzó en aplicarse en Sevilla un tratamiento sugerido por los expertos australianos que comenzaba a dar buenos resultados en aquel país, puesto que habían logrado paralizar el decaimiento y la regresión del árbol.

Árboles del Parque de María Luisa. Árboles del Parque de María Luisa.

Árboles del Parque de María Luisa. / Juan Carlos Muñoz

Se trata de un tratamiento de endoterapia (igual que se hace con las palmeras) aplicando el producto XileMax de la empresa Fertinyect. "Se trata de una mezcla de microelementos, aminoácidos y vitaminas, que activa las defensas del árbol, protege las raíces y nutre al árbol". Precisamente esta empresa coge como ejemplo de aplicación en España el Parque de María Luisa. Se inyecta a baja presión en el tronco del eucalipto, a diferentes alturas cada año para minimizar el efecto sobre el tronco, y el producto circula y se va absorbiendo por todo el ejemplar.

Como con las palmeras, este es el tercer año de aplicación del tratamiento en Sevilla y su evaluación constata una "revitalización y un reverdecimiento" de los eucaliptos, de forma que en los últimos tres años no ha muerto ningún ejemplar, destaca el Ayuntamiento. Adicionalmente, este año se ha aprovechado el tratamiento para inyectar a la vez un insecticida para evaluar su mayor efectividad contra la habitual plaga del glycaspis del eucalipto, que afecta también a las hojas y cuyos efectos se añaden a la propia enfermedad Mundullas Yelow.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios