Sevilla

La US comenzará la reparación de las viviendas de la Renfe en 10 días

  • Las viviendas dañadas por las obras de un parking de la hispalense estarán "en perfecto estado de habitabilidad" en unos 9 meses.

La Universidad de Sevilla ha mantenido en los últimos días varias reuniones con los vecinos de la barriada sevillana de la Renfe afectados por los daños provocados por las obras del parking que está construyendo en la zona la Hispalense. Los vecinos han sido informados de que en diez días dan comienzo las obras para la cimentación por micropilotes de las 40 viviendas desalojadas, así como de la reparación interior de los 48 inmuebles que, aunque no han sido desalojados, también han quedado afectados.

El presidente de la asociación de vecinos Barqueta-Renfe, Bernabé García, ha expuesto que uno de los documentos firmados con la Universidad delega en esta institución el hacerse cargo de las reparaciones "para que queden como estaban antes del 17 de junio de 2010".

Asimismo, otro acuerdo pasa por conceder la autorización para que la Universidad de Sevilla intervenga en la viviendas mediante la técnica del micropilotaje, ya que "al hacer las inyecciones de cimentación no se sabía por dónde podía salir el cemento con las correntías y las oquedades existentes". Por ello, se actuará a profundidad con un método más moderno, con idea de que estas intervenciones puedan quedar terminadas en unos tres meses.

Un aspecto recogido en el acuerdo, según ha explicado García, es que aunque en un principio es la Hispalense la que asume todos los gastos, "no reconocen ser los responsables hasta que no se finalice el expediente administrativo y se determine la responsabilidad, lo que permitiría a la Universidad reclamar las cantidades si ellos no tienen la culpa". 

Los informes técnicos de la Universidad concluyen que no es necesario proceder a la demolición de los inmuebles, sino sólo acometer el refuerzo de los pilotes para la rehabilitación. Asimismo, la intención de la US es la de no renovar los alquileres de los vecinos realojados por un plazo de un año, por lo cual las viviendas estarían "en perfecto estado de habitabilidad" en nueve meses, a contar desde el pasado mes de septiembre, "aunque podría ser antes", según expuso en su día el líder vecinal.

Anteriormente, los vecinos llegaron a manifestarse "muy disgustados", anunciando que emprenderían medidas de presión para reunirse con los responsables municipales por la ralentización que consideraban estaban sufriendo los informes y estudios necesarios para definir las actuaciones futuras respecto a sus viviendas.

García reiteró que los residentes "no son culpables, sino víctimas de actuaciones negligentes por parte de quien sea". En este sentido, ya pidió hace poco la certificación por escrito de la asunción de responsabilidades por la inexistencia de documentación al respecto, dado el temor de estas familias ante la necesidad de reparar perjuicios que han valorado en una cantidad que ronda los 30 millones de euros, aunque señaló que "hasta ahora no ha habido problemas". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios