Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Tribunales

La Universidad de Sevilla suspende un año y medio a una profesora acusada de plagio

  • La Justicia dictamina que no hubo plagio pero sí una falta grave al no entrecomillar determinadas citas de otros autores.

  • La docente ha recurrido tanto al TSJA como al Supremo la sanción de la Universidad, pero ambos tribunales no han admitido el caso a trámite

Antigua Fábrica de Tabacos, sede académica de la Universidad de Sevilla Antigua Fábrica de Tabacos, sede académica de la Universidad de Sevilla

Antigua Fábrica de Tabacos, sede académica de la Universidad de Sevilla / Juan Carlos Muñoz

La Universidad de Sevilla ha retirado de la docencia durante un año y medio a una profesora del departamento de Historia de América acusada de plagiar tres artículos. 

Tras el reciente pronunciamiento del Tribunal Supremo, que no ha admitido a trámite el último recurso presentado por la docente Sandra Olivero Guidobono, la Universidad de Sevilla da por cerrado un largo proceso que se inició en 2004 cuando una profesora miembro de la Academia de Historia de Argentina alertaba de los "aspectos deficientes" de la tesis de la acusada.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Sevilla número 6 dictaminó en 2018 que no había plagio pero sí una falta grave, ya que los trabajos de la profesora recogen reproducciones literales y citas de otros autores que no han sido entrecomillados, aunque esto "en ningún caso explica ni justifica que exista copia ajena en lo sustancial (...)", según señala la sentencia.

Este matiz hizo que el Juzgado redujera la sanción de la Universidad de Sevilla de tres años a un año y medio, algo que la docente ha recurrido tanto al TSJA como al Supremo, pero ambos tribunales no lo han admitido a trámite.

La sentencia de 2018 también señala que "no cabe hablar de error, como indica la actora, puesto que no ha sucedido sólo en una obra, sino en varias (la obras por las que fue sancionada antes, las obras por las que es sancionada ahora y las obras por las que no ha podido ser sancionada por haber prescrito la infracción)".

Para el magistrado, esta conducta "debe calificarse como grave, ya que constan quejas presentadas por los autores afectados ante la Universidad", lo que ha ocasionado "un desprestigio a la Universidad de Sevilla".

Este caso saltó a los juzgados cuando la profesora, perteneciente al departamento de Historia de América, presentó una demanda el 21 de marzo de 2017 contra la Universidad de Sevilla, un mes después de que esta institución aplicara medida cautelares y modificara "unilateralmente" sus condiciones de trabajo y suprimiera sus horas de docencia mientras se resolvía un expediente disciplinario abierto el 25 de mayo de 2015 tras una primera denuncia de plagio de dos investigadores del Instituto de Historia Argentina y Americana y de la Universidad de Buenos Aires, a la que se sumó la del doctor Pedro Pérez Herrero, director del Instituto Universitario de Investigación en Estudios Lationamericanos de la Universidad de Alcalá de Henares.

Fuentes de la Universidad de Sevilla confirman que la docente se encuentra actualmente cumpliendo con la sanción y anuncian que "cuando finalice el año y medio establecido se reincorporará sin más".

Asimismo, la Hispalense asegura que en el departamento de Historia de América se ha contratado a un profesor sustituto interino "siguiendo los procedimientos habituales cuando un departamento tiene más carga docente de la que puede asumir, no exactamente porque la profesora no esté sino porque el número de horas así lo requería".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios