Sevilla

Zoido denuncia en el juzgado al alcalde por el caso Mercasevilla

  • Los ex directivos Fernando Mellet y Daniel Ponce ya han declarado ante la fiscal jefe, a la que han asegurado que sus propuestas estaban "dentro de la legalidad"

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, cumplió ayer su promesa de denunciar en el juzgado el presunto cobro de comisiones ilegales en Mercasevilla y lo hizo presentando una denuncia contra ocho personas, entre las que se incluyen, además de los dos ex directivos de la empresa salpicados directamente por el escándalo, el propio alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, el primer teniente de alcalde y socio de gobierno, Antonio Rodrigo Torrijos, y el delegado provincial de Empleo de la Junta, Antonio Rivas.

El portavoz de los populares, que atribuye a los denunciados hasta siete delitos -coacciones, cohecho, malversación, tráfico de influencias, fraude, exacciones ilegales y encubrimiento-, considera que todas estas personas "tenían conocimiento de lo que estaba sucediendo" en Mercasevilla y de que la petición de comisiones era algo "habitual" en la empresa.

Zoido consideró que hubiese sido "deseable" que el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, fuese el que llevara el caso a los tribunales, pero explicó que han pasado casi tres meses desde que el regidor conocía las graves acusaciones y a pesar de ello "se ha escondido y no ha querido asumir sus responsabilidades como alcalde y presidente de Mercasevilla".

Con respecto a la intervención en el caso del alcalde, la denuncia precisa que "de no ser autor o cómplice de los hechos principales es evidente que no sólo ha desatendido la obligación que le impone el artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal de denunciar los hechos que puedan ser constitutivos de delito y de los que tuviera conocimiento por razón de su cargo, sino que ha desplegado toda la actividad posible para el encubrimiento de los hechos, ayudando a los presuntos autores de un delito a eludir la investigación de la autoridad o sus agentes y obrando con abuso de las funciones públicas que ostenta", una actuación que, según el PP, puede constituir un delito de encubrimiento. Zoido afirmó que Alfredo Sánchez Monteseirín fue advertido por la Consejería de Empleo el 4 de febrero de la gravedad de las conversaciones grabadas a los ex directivos de Mercasevilla, en las que presuntamente exigieron el pago de 450.000 euros a dos hosteleros para desarrollar un proyecto de escuela de hostelería que ya había subvencionado la Junta con 900.000 euros, pero el gobierno municipal "con Monteseirín a la cabeza ocultó y encubrió lo sucedido" y no tomó "medidas drásticas o algún tipo de decisión para esclarecer los hechos".

El dirigente del PP lamentó la falta de información por parte del regidor hispalense. "Me temo que haya sido capaz de mentir y si lo ha hecho con un suceso tan grave debe ir pensando seriamente que su tiempo como alcalde ha terminado", aseveró Zoido.

La denuncia presentada en el juzgado por el PP, que se fundamenta en las informaciones publicadas en los medios de comunicación, obligará a la Fiscalía de Sevilla a cerrar la investigación preliminar que abrió una vez que la Consejería de Empleo puso en su conocimiento los hechos y la grabación de conversación que mantuvieron los ex directivos de Mercasevilla Fernando Mellet y Daniel Ponce con los responsables del grupo hostelero La Raza.

Los dos principales denunciados por el presunto cohecho ya han declarado ante la fiscal jefe, María José Segarra, a pesar de que sus comparecencias fueron suspendidas a principios de esta semana porque uno de los abogados defensores no había tenido tiempo para consultar la causa. Los dos ex directivos acudieron a la Fiscalía en un horario fuera del habitual de atención al público, para pasar desapercibidos y evitar ser fotografiados. En su declaración ante la representante del Ministerio Público, tanto Fernando Mellet como Daniel Ponce han asegurado que las propuestas que en su día realizaron a los hosteleros "estaban dentro de la legalidad", según dijeron ayer a este periódico fuentes del caso.

Ambos han negado igualmente que atribuyeran ningún delito al delegado provincial de Empleo, Antonio Rivas, de quien habrían afirmado que recibieron las instrucciones para pedir las comisiones. Rivas, que declaró ante la Policía Judicial, anunció una querella por calumnias contra Mellet.

La Fiscalía de Sevilla deberá pronunciarse en los próximos días sobre qué hace con la investigación, una vez que el caso ya ha sido elevado a los juzgados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios