Soluciones a la espera de más Metro y más tranvía

El tráfico privado ahoga el centro de Sevilla y los accesos a la ciudad desde el Aljarafe

  • Hay cada vez más coches (23.000 más en lo que va de año) pero no hay medidas para potenciar el transporte público 

  • Sevilla va en la dirección opuesta de grandes capitales españolas y europeas que restringen el tráfico privado en el centro y alrededores

Coches agolpados en la calle Águilas, en una imagen tomada ayer. Coches agolpados en la calle Águilas, en una imagen tomada ayer.

Coches agolpados en la calle Águilas, en una imagen tomada ayer. / Jose Ángel García (Sevilla)

Comentarios 21

El colapso de tráfico en el centro de la ciudad y en sus accesos desde el Ajarafe ha pasado de castaño oscuro y no hay manera de que el Ayuntamiento se atreva a restringir el tráfico privado y, al mismo tiempo, favorecer el paso de los autobuses públicos.

Sucedió hace pocos días en el entorno del complejo comercial Torre Sevilla y este miércoles afectó nada menos que a 8 líneas de Tussam, a las que se impidió acceder al centro de la ciudad de 9:00 a 10:00 de la mañana porque los coches privados bloqueaban la entrada al casco histórico por Ponce de León. Lo surrealista fue que en esa hora se dejó entrar a coches pero no a los autobuses públicos.

Autobuses parados en la ronda histórica el miércoles. Autobuses parados en la ronda histórica el miércoles.

Autobuses parados en la ronda histórica el miércoles. / J.R.R. (Sevilla)

El Ayuntamiento de Sevilla mira para otro lado y se resiste a tomar medidas que palíen esta situación, pese a que el parque privado de coches no deja de crecer. En lo que va de año 2018, hasta agosto, la matriculación de turismos en Sevilla y provincia ha aumentado en 23.000 vehículos más y eso se está notando en la circulación lenta y en una cifra creciente de atascos. Ya se sabe que la mayor parte de los flujos de tráfico se producen entre los municipios y la capital sevillana.

Hacen falta medidas que supongan reducir el tráfico privado y potenciar el transporte público (autobuses, taxis y bicis) en la zona comercial: el centro y los accesos por la ronda histórica.

¿Qué medidas se pueden tomar para mejorar el tráfico mientras llegan nuevas líneas de metro y de tranvía?

1 En primer lugar, implantar carriles bus segregados del resto de tráfico en la ronda histórica, por ser una de las vías que más circulación soporta y por donde se accede al centro.

El carril bus en plataforma reservada de la calle Torneo. El carril bus en plataforma reservada de la calle Torneo.

El carril bus en plataforma reservada de la calle Torneo. / Belén Vargas (Sevilla)

En la ronda histórica no hay carriles bus en plataforma reservada o delimitados de alguna manera del resto del tráfico, lo que hace complicada la circulación fluida de las decenas de líneas de autobús urbano que se mueven por esta gran avenida de sentido único que rodea al centro de la ciudad. No hay planes para poner más carril bus reservado.

Salvo el carril bus de la calle Torneo, que sí es reservado, los demás o están únicamente pintados en la calzada o no existen.

"Hubo un tiempo en que los conductores respetaban el carril bus, pero hoy en día no lo hacen y sufrimos una invasión diaria"

La plantilla de la empresa de transportes Tussam se queja de la invasión constante de coches en los carriles bus pintados, y de la ausencia total de Policía Local para frenar esta infracción. “Hubo un tiempo en que los conductores respetaban el carril bus, pero hoy en día no lo hacen y sufrimos una invasión diaria de los carriles bus”, explica Miguel Pereira (CCOO), vicepresidente del comité de empresa de Tussam, comité que preside Emilio Cubero (SITT), con quien este periódico intentó contactar sin éxito.

“Este Ayuntamiento no presta apoyo para potenciar el transporte público y las consecuencias las pagan los ciudadanos. El trabajo de la delegación de Movilidad del Ayuntamiento deja mucho que desear”, se queja Pereira, quien pone como ejemplo los problemas de los conductores de autobús con la deficiente regulación semafórica del entorno de Torre Sevilla y de la entrada por Ponce de León.

Cámaras en la entrada al centro por Puerta Osario. Cámaras en la entrada al centro por Puerta Osario.

Cámaras en la entrada al centro por Puerta Osario. / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

2 La segunda medida es que se cumplan las señales de restricción de tráfico privado instaladas en su día en las entradas del centro y que se usen para este fin las cámaras de videovigilancia que se instalaron en el mandato de Monteseirín para el plan centro, derogado por Zoido. Todas cuentan con cámaras de videovigilancia que podrían servir para detectar a los conductores infractores, pero el gobierno local de Juan Espadas no quiere hacerlo. El equipo de Espadas dice que no sabe cómo controlar que estas señales se cumplan.

3 La tercera medida es que haya más controles de tráfico por parte de la Policía Local en todas las entradas al centro. La plantilla de Tussam corrobora que no ven agentes de Policía Local controlando el tráfico ni multando los coches que invaden a diario el carril bus y que no saben las razones de esta ausencia de agentes.

Un agente de la Policía Local en el plan de tráfico de Navidad. Un agente de la Policía Local  en el plan de tráfico de Navidad.

Un agente de la Policía Local en el plan de tráfico de Navidad.

Desde hace tres días la única entrada al centro que controla la Policía Local es la calle Águilas, mientras descuida el resto de accesos al casco

Desde hace tres días la única entrada al centro que controla la Policía Local es la calle Águilas, mientras descuida el resto de accesos al casco.

Desde el gobierno local se asegura que Águilas es “la prioridad de actuación” en materia de tráfico en el centro para el Ayuntamiento “porque entra un número de vehículos muy superior al de Ponce de León, que acaba cruzando el centro, y porque se colapsa con vehículos de carga y descarga de grandes dimensiones que no tienen permiso para entrar”. En Águilas el objetivo es que solo entren residentes, que entren los vehículos de carga y descarga autorizados, y que estos últimos cumplan el horario estipulado.

4 Pero por Águilas no entra un solo autobús de Tussam. Llama la atención que no sea prioritario para la delegación de Movilidad vigilar la entrada por Ponce de León donde convergen la mayoría de las líneas de autobús urbano que entran al centro. De nuevo, por tanto, no se potencia que el transporte público se mueva con más agilidad. Así pues, esta sería la cuarta medida.

5 La quinta medida es que aplique de una vez un plan de regulación de tráfico para el centro de la ciudad, como están haciendo grandes capitales españolas y europeas. En esto Sevilla va a la contra. Que reduzca el tráfico privado en el centro y potencie el transporte público es algo que han pedido a Juan Espadas tanto la plantilla de Tussam, como la plataforma Por el Clima de Sevilla y los grupos de la oposición municipal de IU, Participa y C’s.

El miedo de Espadas

La respuesta del gobierno de Espadas es no hacer nada para reducir el tráfico privado porque dice que se le opusieron los vecinos y comerciantes de Santa Cruz y de la calle Betis (Triana). “Vamos muy poco a poco tomando medidas y Águilas es la primera medida”, aseguró ayer un portavoz municipal. Hay otras medidas inmediatas para aliviar el colapso de tráfico que pueden aplicar otras administraciones.

La Junta puede poner carriles bus reservados en las principales vías de acceso a la capital por las que circulan los buses metropolitanos, de modo que sea más ventajoso ir en transporte público que coger un coche.

Y la Dirección General de Tráfico, dependiente del Gobierno central, puede implantar un carril reservado Bus VAO (para buses y coches con dos o más ocupantes) en la entrada a Sevilla desde el Aljarafe, puesto que ya probó con éxito sus resultados en septiembre de 2017.

Es urgente aliviar la movilidad en Sevilla y su área metropolitana, donde viven más de un millón de habitantes. No podemos esperar más tiempo a tomar medidas inmediatas mientras llegan la ampliación del Metro y del tranvía. Restringir el tráfico privado para que los autobuses circulen sin obstáculos y lleguen puntuales a su destino, es la única vía para que un conductor prefiera pagar un billete público que coger su coche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios