Sevilla

Un adolescente de 15 años secuestra y tortura a una cuidadora de un centro de menores

  • El chico ató a la empleada a una silla y le introdujo un calcetín en la boca

  • Después la golpeó para robar 450 euros y varios aparatos electrónicos del centro

  • La Policía Nacional lo detuvo en Triana con los objetos robados

Un patrullero de la Policía Nacional, en la puerta de la comisaría del distrito Triana.

Un patrullero de la Policía Nacional, en la puerta de la comisaría del distrito Triana. / DGP

Un adolescente de 15 años secuestró y torturó a una cuidadora del centro de menores de Castilleja de la Cuesta en el que estaba interno. La Policía Nacional lo detuvo poco después con una importante cantidad de dinero y varios aparatos electrónicos que había robado de las instalaciones. La víctima permaneció tres horas atada a una silla y con un calcetín en la boca, que el menor le había colocado a modo de mordaza para que no pudiera pedir auxilio.

Los hechos ocurrieron el 6 de agosto. En una nota de prensa emitida este lunes, la Policía Nacional ha informado de que la investigación comenzó cuando una patrulla que se encontraba realizando labores de seguridad ciudadana por la zona del Charco de la Pava observó a un menor de edad que se dio a la fuga al ver al patrullero.

Esta forma de eludir a la policía hizo pensar a los agentes que el chico escondía en la bolsa de grandes dimensiones que llevaba algunos objetos robados. Fue alcanzado por los policías, que comprobaron que llevaba la documentación de una mujer, una tablet, un ordenador portátil, tres teléfonos móviles, diversas prendas de vestir y casi 450 euros en efectivo.

Las incoherentes explicaciones sobre la procedencia de la documentación de otra persona, el dinero y los objetos electrónicos hicieron que los agentes realizaran una serie de comprobaciones. Tras diferentes diligencias, pudieron constatar que el menor sospechoso se había escapado del centro de menores de Castilleja de la Cuesta en el que permanecía interno y antes había maniatado y amordazado a su cuidadora para robarle.

Puestos los agentes en comunicación con el director del Centro, se supo que esa misma madrugada, sobre las seis de la mañana, y pretextando un dolor de espalda, el menor llamó a una cuidadora para que le suministrara un analgésico. Fue en ese momento, aprovechando un descuido de ella, cuando consiguió introducirle un calcetín en la boca tras un forcejeo, evitando así que gritara y atándola posteriormente con unos cordones a una silla donde permaneció hasta tres horas.

En el trascurso de este tiempo, el menor no dejó de golpearla, vejarla e incluso en varias ocasiones intentó estrangularla con una cuerda. La víctima llegó a vomitar en varias ocasiones a causa de tales acciones.

El menor torturó a la cuidadora para que ésta le proporcionara la combinación de la caja fuerte del centro. Al conseguirla, sustrajo las llaves de acceso al mismo, así como los objetos que llevaba en el momento que le interceptó la patrulla policial. Antes de marcharse, destrozó los teléfonos de línea fija para impedir que pudieran dar aviso al exterior de lo ocurrido.

Al detenido se le imputan los delitos de detención ilegal y robo con violencia y ya pasó a disposición del la Fiscalía de Menores. La investigación la ha llevado a cabo la comisaría del distrito Triana. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios