Educación

Los alumnos de la FP de Cocina de Carmona se quedan sin clases prácticas

  • El traslado a un nuevo centro ha interrumpido su formación sin saber cuándo volverán a recibirla

Alumnas de Escuela Maese Rodrigo durante la elaboración de un menú. Alumnas de Escuela Maese Rodrigo durante la elaboración de un menú.

Alumnas de Escuela Maese Rodrigo durante la elaboración de un menú. / D. S.

Sin clases prácticas y sin saber cuándo las volverán a retomar. Así se encuentra el centenar de alumnos de la FP de Cocina y Restauración que se imparte en el IES Maese Rodrigo, de Carmona, uno de los referentes de una enseñanza que ha registrado una alta demanda en la provincia de Sevilla los últimos años. El motivo de esta situación es el retraso en la mudanza a las nuevas instalaciones, que debieron haber estado preparadas para comienzos de este curso, pero que el confinamiento de la primavera demoró. 

Los estudiantes de este ciclo formativo han indicado que a mediados de noviembre comenzaron a empaquetar diversos enseres para ser trasladados al nuevo centro. Se trata de unas amplias dependencias pertenecientes al CEIP San Blas, de la misma localidad, que llevaban inutilizadas desde hace años. La Consejería de Educación y Deportes, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE), las ha remodelado para adaptarlas a los nuevos usos. De hecho, la delegada territorial, María José Eslava, las estuvo visitando hace un mes. 

El último día en que procedieron al embalaje y desmontaje de las actuales cocinas en el IES Maese Roridgo fue el pasado viernes 27 de noviembre. La sorpresa ha venido esta semana, cuando se preveía que pudieran continuar con las prácticas en las nuevas instalaciones. Este propósito se ha visto truncado después de que recibieran la indicación de que, por ahora, dichas clases quedan interrumpidas, sin conocerse la fecha en que podrán continuar con ellas

"El primer problema surgió por no gastar mucho dinero, motivo por el cual gran parte de la mudanza la tuvimos que realizar los alumnos", refiere un estudiante, que recuerda que el miércoles 11 de noviembre empezaron con el embalaje, que concluyó la semana pasada. "Se suponía que este lunes se llevarían las cosas al nuevo edificio. Ahora nos dicen que no se han trasladado y que no se puede seguir con la mudanza, por lo que resulta imposible dar clase en el antiguo edificio, ya que desmontamos la cocina, y tampoco podemos ir al centro nuevo porque no hay nada montado", advierte este alumno, quien incide en la importancia de las clases prácticas para esta FP. 

Un estreno previsto en septiembre

Desde la Delegación territorial de Educación confirman dicha interrupción. Aclaran que la mudanza "va en plazo", pero que la suspensión de las clases obedece a los inconvenientes que ha provocado la pandemia. En este sentido, aclaran que el nuevo centro de este ciclo formativo debería haberse estrenado en septiembre, pero la paralización de los trabajos de remodelación durante 15 días la pasada primavera motivó ese desajuste en las fechas. Insisten, además, en que el traslado de la maquinaria ampliada no resulta fácil. 

Las nuevas instalaciones, según apuntan desde Educación, son "pioneras" en Andalucía para este tipo de formación, por la tecnología empleada. El extractor, de grandes dimensiones, ya está instalado. Además, el nuevo centro dispondrá de zonas diferenciadas. Una que servirá para la elaboración de los platos y otra que hará las veces de restaurante.  

La Delegación de Educación se ha reunido con el alcalde de Carmona, Juan Ávila, para informarle de que se intentará que estos problemas se solucionen cuanto antes y los alumnos permanezcan el menor tiempo posible sin recibir las clases. Conviene recordar que Ávila fue el principal impulsor de este traslado, habida cuenta de los problemas de espacio que sufren quienes estudia la FP de Cocina y Restauración, que no puede atender toda la demanda de escolarización que registra dicha especialización, con una alta inserción laboral en la zona. 

La inversión para la remodelación de las dependencias que carecían de aprovechamiento en el CEIP San Blas ha sido de 400.000 euros, y ha estado confinanciada por los fondos Feder. Los alumnos, además, han tenido que adaptarse en el IES Maese Rodrigo a las normas antiCovid, por lo que desde septiembre se han turnado en el uso de la cocina para respetar la distancia de seguridad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios