Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

La base militar de Tablada se incorpora como reclamo turístico de Sevilla

  • El acuartelamiento se abrirá a la ciudad con más de 40 actividades que unen la historia de la capital a la de la aviación en España

  • Rutas por los principales edificios, visitas guiadas y teatralizadas y una gran exposición descubrirán al visitante un recurso con un gran potencial 

  • Guía de actividades para celebrar el centenario del cuartel

Visita a la base de Tablada.

¿Hizo la mili en Tablada? Miles de sevillanos fueron reclutas o hicieron su servicio militar en este cuartel. Es un vínculo sentimental con un acuartelamiento que forma parte de la historia de Sevilla pero que, para la inmensa mayoría, es un territorio desconocido y aislado del resto de la ciudad, a pesar de encontrarse a escasos metros de Los Remedios y en una zona de desarrollo. Y precisamente ahora que el Ejército festeja su siglo de historia, el mejor argumento para resituar a Tablada en el mapa llega de la mano del turismo, una industria creciente y que necesita diversificar sus productos para no morir de éxito.

¿Tiene atractivo un cuartel para acarrear visitas? La pregunta es inevitable, pero tiene una respuesta afirmativa que se fundamenta en un estudio de investigación realizado por dos profesores del Grado de Turismo del Centro Universitario EUSA, adscrito a la Universidad de Sevilla: Ignacio Montojo, consultor turístico, y Sergio Raya, que es uno de los fundadores de la empresa Engranajes Culturales

El delegado municipal de Turismo, Antonio Muñoz, y el general Enrique Biosca posan con un cuartel de Tablada tras la presentación del proyecto turístico. El delegado municipal de Turismo, Antonio Muñoz, y el general Enrique Biosca posan con un cuartel de Tablada tras la presentación del proyecto turístico.

El delegado municipal de Turismo, Antonio Muñoz, y el general Enrique Biosca posan con un cuartel de Tablada tras la presentación del proyecto turístico. / Juan Carlos Vázquez

El producto no es improvisado, se ha trabajado en él durante más de un año. Tablada está vinculada a los orígenes y la historia de la ciudad. Por ejemplo, se asienta en unos terrenos donde se dice que estuvo el campamento de Fernando III durante la conquista de Sevilla y los primeros vuelos registrados en la dehesa tienen un entronque con una de las fiestas grandes de la ciudad, la Feria. En abril de 1910 tuvo lugar la Primera Semana de Aviación, un evento que organizó el alcalde de la época, el conde de Halcón, y que estaba a la altura de festivales aéreos del mundo como Lyon, Milán o Nueva York.

La historia de Tablada es, además, clave para conocer la de la aviación en España, pues Sevilla está en estos orígenes. Por ejemplo, de Sevilla despegó en 1921 el primer vuelo de la aviación comercial española: un De Havilland DH9C, bautizado con el nombre Sevilla, inauguró la primera línea regular aeropostal con Larache.

Pero también hay grandes gestas nacidas en Tablada que inspirarían hasta guiones cinematográficos. Por cierto, la base ya fue escenario de un rodaje en 1968, La batalla de Inglaterra, un acontecimiento que se convirtió en todo un revulsivo para un recinto militar que atravesaba horas bajas. Pero esta vez no será el cine, sino el teatro el recurso que se va a explotar para acercar a Tablada al gran público como parte de una estrategia de apertura de la base, que reivindica su importancia en la ciudad: una parte de la visita será teatralizada y, si algo sobren, son hazañas y personajes. 

Uno de los aviones que se exponen en el exterior de la base. Uno de los aviones que se exponen en el exterior de la base.

Uno de los aviones que se exponen en el exterior de la base. / Juan Carlos Vázquez

Uno de ellos es el capitán Ignacio Jiménez, que resucita 91 años después para recordar el que es uno de los hitos de la aviación: el vuelo más largo del mundo de un avión terrestre sobre el mar. Lo hizo el Jesús del Gran Poder, un breguet XIX que despegó el 24 de marzo de 1929 de Tablada rumbo a Río de Janeiro, después de hacer un giro y sobrevolar la basílica del Gran Poder. Cuentan que los pilotos llevaban en el bolsillo un telegrama del hermano mayor que decía: “Que el gran poder de Jesús ayude al Jesús del Gran Poder”. La hazaña, simplemente en boca del actor, entusiasma al público. Sin radio y con un mapa enrollado es increíble imaginar cómo el capitán Jiménez, que voló acompañado por el capitán Francisco Iglesias, hizo una travesía de 6.746 kilómetros en 43 horas y 50 minutos a través del Atlántico Sur. Aterrizaron a 50 kilómetros de Bahía por falta de combustible y se pasearon por América como héroes. Fue épico, como el vuelo del Cuatro Vientos, que llegó a La Habana en 1933, donde se vivió como un acontecimiento apoteósico. Y que luego, en un segundo trayecto hasta México, desapareció sin dejar rastro.

La réplica de este avión se puede ver en el Museo del Ejército del Aire de Madrid, pero en la sala museística que ya existe en Tablada se pueden disfrutar multitud de maquetas de todos los aviones que volaron desde Sevilla y que dan para muchos más relatos. La intención es ampliar esta exposición con más fondos y en otro edificio mayor, ahora en desuso.  ¿Tendrá éxito un museo militar de la aviación? El estudio de los 22 museos militares existentes en España y el medio centenar de salas que el Ejército tiene repartidas por el país demuestran, según los promotores de la idea, que estos centros tienen interés para el turista y se fijan como modelos, por ejemplo, el de Bruselas.

Sala expositiva de Tablada. Sala expositiva de Tablada.

Sala expositiva de Tablada. / Juan Carlos Vázquez

Esta sala museística que ya existe en el Pabellón de Oficiales cuenta con una exposición muy didáctica que explica por etapas la historia de Tablada. Desde esos primeros festivales de 1910 a 1920 protagonizados por acróbatas, no por militares, y que son previos a la actividad militar hasta la actualidad. Hasta los años 50 Tablada fue el aeropuerto municipal de Sevilla y hasta allí llegaron visitas muy famosas que están en la memoria de muchos sevillanos, como la de Eva Perón (1947) o el Doctor Fleming (1948). Durante la Guerra Civil, la base de Tablada fue un lugar importante utilizado como destino del puente aéreo que desde África trasladó las tropas hasta Sevilla: más de 13.000 legionarios y regulares. Y luego fue una sede logística donde se repararon aviones durante el conflicto, origen de lo que se conoce como Maestranza y que es el germen de la industria aeronáutica que existe en Sevilla.

La historia está hecha de personas y por ello en la exposición no faltan los retratos de ingenieros, generales y capitanes que con su talento han hecho también la historia de Tablada. También uniformes, cámaras aéreas, hélices y objetos con encanto para el gran público. 

Arquitectura regionalista en Tablada. Arquitectura regionalista en Tablada.

Arquitectura regionalista en Tablada. / Juan Carlos Vázquez

Tablada tiene otros atractivos, como su arquitectura regionalista de los edificios que la integran. Cuando los primeros aeroplanos se elevaron desde la dehesa sólo había un hipódromo municipal, que se mantuvo hasta los años 30, y el Tiro de Pichón, que lleva la firma de Juan Talavera que, junto con Aníbal González, está considerado como uno de los padres de este tipo de arquitectura. Edificios de interés que pasan ahora inadvertidos entre naranjos, unos 2.000 que perfuman ya estos días el ambiente y cuya cosecha se dona a las monjas del convento de San Clemente para hacer mermelada de naranja amarga.

Al fondo, la torre de control. Al fondo, la torre de control.

Al fondo, la torre de control. / Juan Carlos Vázquez

El proyecto turístico que se desarrollará gracias al convenio con la ASET (Asociación Sevillana de Empresas Turísticas) y EUSA, cuenta ya con numerosos patrocinadores y varias fases. La primera, la que consiste en dar a conocer el proyecto y difundirlo a través de algunas iniciativas, está en marcha. Para ello se aprovechará el centenario de la base: en sólo unos días se celebrará una regata aerostática y está previsto un raid aéreo que conectará las ciudades de León, Getafe, Zaragoza y Sevilla, sobrevuelos, jura de bandera para civiles, un encuentro de música militar o visitas culturales y teatralizadas a la base.

La siguiente fase consistirá en el inicio de las visitas grupales por las instalaciones del acuartelamiento, incluyendo también talleres para familias. Y hay una fase posterior que permitirá personalizar estos itinerarios. No obstante, el recorrido se ampliará con la incorporación de la torre de control de la base, que aún está en pie aunque a principios de los 90 cerró el campo de vuelo al atravesar la SE-30 el campo de Tablada. Este edificio, así como la Casa del Infante, formarán en un futuro parte de la ruta como importantes y singulares enclaves donde desarrollar un proyecto de realidad virtual, un recurso turístico más que posibilitará al visitante vivir en primera persona sensaciones que permitirán descubrir Sevilla también desde el aire.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios