Coronavirus Sevilla

"El brote en la residencia de Alcosa es un ejemplo más de que la Junta sigue sin aprender"

Dos empleadas entran en la residencia Vitalia Parque Alcosa. Dos empleadas entran en la residencia Vitalia Parque Alcosa.

Dos empleadas entran en la residencia Vitalia Parque Alcosa. / José Ángel García

"Lo hemos dicho en reiteradas ocasiones y lo que está pasando en Vitalia Alcosa es un ejemplo más de que la Junta de Andalucía sigue sin aprender en materia de gestión de brotes en geriátricos". Es la valoración que hace el presidente de la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM), Martín Durán, tras los más de 80 mayores que se han llegado a contagiar en el interior del asilo, algunos de ellos tras haber sido vacunados de la primera dosis de a vacuna, según sus familiares.

El brote en este centro, que se habría declarado el día 9 de enero cuando se confirmó el contagio de los primeros mayores, cuenta en estos momentos con alrededor de medio centenar de afectados y se habrían registrado ya unos 15 fallecidos, según los familiares. La residencia fue intervenida por la Consejería de Salud y Familias y el SAS once días después de originarse este foco, el 20 de enero, alcanzando los 86 mayores positivos el día 26. Actualmente, según los datos oficiales de la Consejería de Salud y Familias, son 46 los que siguen contagiados.

El presidente de la FOAM insiste, en este sentido, en que la Consejería de Salud "sigue sin aprender" sobre cómo gestionar estas incidencias y continúa afrontando las mismas mediante "la sectorización y medicalización" de los centros, una metodología que "no da resultados", insiste.

Según argumenta, cuando se detectan casos confirmados de contagio en la comunidad de un centro de personas mayores, "mantener a los contagiados dentro de la residencia" en lugar de trasladarlos a espacios especializados provoca que el brote alcance "como mínimo a la mitad" de las personas del geriátrico.

En el caso de esta residencia de Vitalia Parque Alcosa, según expone, los dos primeros infectados fueron "inicialmente aislados en la cuarta planta", extremo que finalmente no ha impedido que se contagiasen 86 personas en un centro que cuenta con 161 plazas. "Reaccionar ante un brote con los mismos métodos que en la primera oleada deriva siempre en los mismos resultados", insiste Martín Durán.

Del mismo modo, ha alertado de que la medicalización de una residencia implica la ocupación de sus espacios comunes para el dispositivo sanitario y las zonas de aislamiento, lo que obliga a "confinar en sus habitaciones" a los ancianos no contagiados, extremo que deriva en un perjuicio para estas personas.

Finalmente, el presidente de la FOAM ha lamentado que en el conjunto de las residencias, aún no se haya "notado" claramente el proceso de vacunaciones, aunque ha admitido que quizá sea un poco "pronto" para los resultados de tal procedimiento.

El centro de personas mayores Vitalia Parque Alcosa salvó la primera oleada de la pandemia sin un solo contagio y desde principios de enero afronta este brote que según los familiares habría alcanzado los 86 casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios