avances en salud

Dermatología del Hospital Virgen del Rocío se sitúa a la cabeza en Inteligencia Artificial para detectar cáncer de piel

  • Esta técnica supone un avance en el diagnóstico y tratamiento precoz de la enfermedad, lo que acorta los tiempos de intervención del paciente

El equipo del servicio de Dermatología del Hospital Virgen del Rocío.

El equipo del servicio de Dermatología del Hospital Virgen del Rocío. / M. G.

Un estudio de Inteligencia Artificial del Servicio de Dermatología del Hospital Virgen del Rocío ha sido aceptado para publicación en la revista de investigación más importante del mundo de la especialidad, el Journal of Investigative Dermatology. El estudio ha sido fruto de la colaboración entre el servicio de Dermatología del hospital sevillano, donde han participado los doctores Mercedes Sendin, José Juan Pereyra, Julián Conejo-Mir y el ingeniero informático, Manuel Lara, y profesionales del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York (USA), un centro referente a nivel mundial en cáncer de piel.

En el artículo se recoge la aplicación de un algoritmo de Inteligencia Artificial desarrollado por el servicio del Virgen del Rocío sobre una serie de intervenciones realizadas con cirugía de Mohs en el centro estadounidense en las que la Inteligencia Artificial es capaz de decir al cirujano si queda algún resto de tumor en lo que está extirpando, siendo la primera vez que se publica un estudio en esta línea. Este logro se debe al trabajo que el equipo del doctor Conejo-Mir lleva realizando desde hace años en la aplicación de la Inteligencia Artificial en varias líneas, como la teledermatología, anatomía patológica y la microscopia confocal.

Teledermatología e Inteligencia Artificial

Con la pandemia del Covid-19 ha quedado patente que el uso de la teledermatología es un avance que ha venido para quedarse. Pero el uso de la teledermatología en este centro data de hace mas de 15 años coordinado por la doctora Rosa Corbi Llopis, y a través de la cual se han evaluado mas de 100.000 imágenes.

Gracias a esa ingente cantidad de fotografías, desde hace dos años el servicio de Dermatología del Hospital Virgen del Rocío se ha convertido en pionero en utilizar la Inteligencia Artificial para detectar cáncer de piel a través de la teledermatología. Este sistema usa la Inteligencia Artificial para el triaje de las imágenes que llegan a las consultas a través del médico de Atención Primaria desde los centros de salud, lo que permite el diagnóstico precoz de dos de las complicaciones más comunes de las lesiones de piel, el melanoma y el carcinoma.

El cáncer de piel es por mucho el más común entre todos los tipos de tumores. El cáncer cutáneo no melanoma (carcinoma basocelular, carcinoma epidermoide) supone una incidencia de 280 casos por cada 100.000 habitantes en Andalucía, mientras que en el melanoma es de 20/100.000 casos en la comunidad. En las consultas externas del Servicio de Dermatología del Virgen del Roció suponen casi el 20% de las consultas. 

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un tercio de todos los cánceres son de piel y casi 100.000 personas mueren cada año por su culpa. Pese a eso, y pese a que seguramente sea el cáncer más visible, casi siempre se diagnostica tarde, cuando ya es demasiado agresivo. 

Con esta técnica para detectar lesiones de piel, que combina la toma de imágenes clínicas con la Inteligencia Artificial, el sistema analiza las fotografías y ofrece el informe con los resultados en apenas unos minutos.

Esto hace posible que se aumente sensiblemente la capacidad para cribar el riesgo de las lesiones de piel por parte de los profesionales del servicio de Dermatología del hospital, quienes atienden más de 65.000 consultas al año de las que alrededor del 20% son mediante teledermatología, es de decir, a través del análisis de imágenes que son enviadas desde Atención Primaria.

El jefe del servicio, el profesor Julián Conejo-Mir, explica que gracias a esta tecnología "se facilita el diagnóstico precoz de la enfermedad y se acortan los tiempos en los que el paciente llega a consulta y es intervenido quirúrgicamente".

La aplicación de la Inteligencia Artificial en la teledermatología del Virgen del Rocío, que se encuentra en fase de prueba o validación, y cuyo funcionamiento rutinario se prevé para el próximo enero, comenzó a utilizarse por el equipo de dermatólogos del Virgen del Roció hace dos años. Detrás existe un intenso trabajo tanto de dermatólogos, entre los que destacan los doctores Pereyra o Mercedes Sendin, como de ingeniería informática ya que, explica el dermatólogo, "son miles de casos clínicos" los que han tenido que "enseñar al ordenador a reconocer" para poder identificar lesiones de piel asociadas a tumores u otras enfermedades cutáneas.

Tres tipos de seliones de piel que han sido incluidas en los algoritmos de Inteligencia Artificial del servicio de Dermatología en el Virgen del Rocío. Tres tipos de seliones de piel que han sido incluidas en los algoritmos de Inteligencia Artificial del servicio de Dermatología en el Virgen del Rocío.

Tres tipos de seliones de piel que han sido incluidas en los algoritmos de Inteligencia Artificial del servicio de Dermatología en el Virgen del Rocío. / M. G.

Tras varios afinamientos del sistema, el servicio ha logrado desarrollar un algoritmo muy eficaz de aprendizaje automático con tal capacidad de acierto que, por primera vez, supera a los dermatólogos, identificando ciertos tipos de cáncer de piel en base a simples fotografías de lesiones cutáneas. "Al principio comprobamos que la máquina tenía una capacidad de acierto casi similar a los dermatólogos, por lo que no nos resultaba del todo útil. Sin embargo, cuando llevamos la experiencia a lo que nosotros llamamos vida real, pudimos comprobar que al mejorar el rendimiento del algoritmo la máquina acertaba al 90% y nosotros, expertos en teledermatología, no llegábamos ni al 70%.", explica el especialista y añade que, además, con este sistema, es el propio ordenador el que gestiona automáticamente las citas con el dermatólogo enviándolo a consulta con cita preferente en casos de detectar una lesión de alto riesgo, en un plazo inferior a una semana si hay sospecha de melanoma y en menos de 20 días si lo que se detecta es un posible carcinoma.

Un importante avance pero que, avisa el doctor, "en ningún caso sustituye sino completa" el trabajo diagnóstico de los dermatólogos. "Hay criterios que van más allá de la morfología en un plano en 2-D, como la evolución o la profundidad de la lesión, que son tan importantes o más para un adecuado diagnostico y trigal del tumor. Por ello, el dermatólogo no será nunca sustituido por una máquina. Esto es un instrumento de ayuda que nos va a facilitar muchísimo el diagnóstico, pero el médico es el que siempre tiene que estar detrás para su razonamiento", sostiene. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios