Sevilla

El descontrol durante las noches desborda a los policías locales de Sevilla

  • Los agentes, a través del sindicato Sppme, denuncian los continuos incumplimientos de las medidas anticovid

  • La Policía Local ha tenido que reforzar el turno de noche con diez patrulleros

Despliegue policial durante una de las noches de la pasada primavera.

Despliegue policial durante una de las noches de la pasada primavera. / Juan Carlos Muñoz

Los policías locales de Sevilla están desbordados por el descontrol de la pandemia, en especial durante las noches de los fines de semana, cuando los incumplimientos por parte de las personas que salen y de los establecimientos dedicados al ocio nocturno son frecuentes. El pasado fin de semana, los agentes de la Policía Local tuvieron que desalojar a más de un millar de personas de distintos bares de copa y de una botellona que se estaba celebrando en las inmediaciones del mercado de la Candelaria.

La semana anterior, fueron casi 800 las personas a las que hubo que retirar de zonas en las que estaban incumpliendo de manera flagrante las medidas de distancia y mascarilla establecidas para frenar el avance del coronavirus. Esta situación parece ir a más conforme avanza el verano, hasta el punto de que la Policía Local ha tenido que sacar más coches a la calle para poder hacer frente a este descontrol con unas mínimas garantías.

Así lo expuso este martes el presidente del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) en Sevilla, Luis Val Morales, que indicó que la Policía Local ha tenido que reforzar el servicio de noche con diez patrulleros. “Estamos desbordados ante la gran cantidad de incumplimientos de la normativa contra el covid-19 que se producen a diario en la ciudad”, señaló el representante sindical en una entrevista con Europa Press.

Val añadió que la Policía Local tiene que dedicar “todos los esfuerzos” al control de masas y de distancias sociales en los establecimientos, lo que supone “un peligro” porque se quedan “desprotegidos” otros puntos de la ciudad. Por ello, la Policía municipal se ha visto obligada a reforzar el servicio con diez patrulleros “que tienen que abandonar su jornada de descanso”. Según apuntan desde el sindicato, cada fin de semana se tienen que amonestar en torno a 1.000 y 2.000 personas por incumplimiento de las normativa anticovid.

Luis Val Morales, presidente del Sppme en Sevilla. Luis Val Morales, presidente del Sppme en Sevilla.

Luis Val Morales, presidente del Sppme en Sevilla. / M. G.

“Todos los fines de semana tenemos que cerrar bares en la capital por no respetar la normativa, ya sea por la cantidad de aforo o por la distancia entre clientes”, apuntó el representante del sindicato mayoritario en la plantilla de la capital andaluza. La madrugada del sábado, por ejemplo, hubo que precintar una terraza del Paseo de las Delicias, de la que desalojaron a 349 personas. En otra de la calle José de Gálvez, en la isla de la Cartuja, los policías tuvieron que sacar a otros 203 clientes.

Este tipo de intervenciones son continuas cada fin de semana. El repunte de la botellona, que se ha consolidado en puntos como el Mercado de la Candelaria, el entorno del río Guadalquivir o las inmediaciones del mercado de la calle Feria, obliga también a mantener dispositivos preventivos en estas zonas, para evitar que los jóvenes se concentren a beber alcohol. Incluso algunos parques, como los jardines de Murillo, están cerrando dos horas antes de lo previsto como medida preventiva contra la botellona.

El sindicalista aseguró que no ve “clara” ninguna solución. “Ahora mismo la situación es muy complicada, no sabemos ni cuánto va a durar la pandemia, por lo que lo más importante es la concienciación de la sociedad”, aseguró Val. El dirigente del Sppme criticó también que que “ni la Junta ni el Ayuntamiento informan” sobre los cambios en la normativa. “Nos enteramos de los cambios por la prensa, redes sociales y los boletines oficiales porque aquí todo es política y solo prima el decir que bien lo hacemos”, denunció.

Policías nacionales piden horas extraordinarias

El sindicato Justicia Policial (Jupol) exigió este martes un “incremento presupuestario” de las horas extraordinarias para “poder aumentar” el servicio de patrullas de la Policía Nacional en verano debido a “la gran cantidad de incidencias” de incumplimiento de la normativa Covid-19 que se están produciendo en Andalucía. Así lo explicó a Europa Press el portavoz nacional y secretario de comunicación provincial de Málaga de Jupol, Miguel Millán, quien aseguró que “hay un enorme número de botellonas y masas descontroladas”.

“Hemos pedido por escrito el incremento de presupuesto de las horas extra, ya que ahora mismo estamos dando el servicio como podemos, incluso con compañeros de prácticas que vienen de apoyo”, señaló Millán. El portavoz apuntó que el aumento de presupuesto “vendría muy bien” a nivel regional.

A pedradas en Herrera

La Policía Local de Herrera y la Guardia Civil disolvieron el pasado sábado dos macrobotellonas en la periferia de la localidad, donde los agentes fueron recibidos por los jóvenes participantes con pedradas y lanzamientos de objetos. La Policía informó de que las dos reuniones de jóvenes tenían lugar en coincidencia con el que habría sido el día grande de las fiestas de la localidad. Los policías fueron recibidos a pedradas y lanzamientos de otro objetos, por lo que fue necesaria la intervención de la Guardia Civil.

En otro momento de la noche, la misma patrulla acudió a un local de ocio donde había una gran concentración de personas y los agentes sufrieron el lanzamiento de bebidas alcohólicas al interior del patrullero. La Policía aseguró que se puede entender “el grado de exasperación que se pueda tener para salir y relacionarnos con nuestros familiares o amigos dada la gran cantidad de tiempo que llevamos acumulado con esta ingrata situación, pero nunca sin perder los valores de civismo y cordura”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios