Tráfico de cannabis

La red desmantelada en el restaurante chino de Sevilla tenía conexiones en Francia, Italia y Polonia

  • La Guardia Civil detiene a 20 personas en la denominada operación Huluxu, que ha permitido desmantelar una organización internacional dedicada al tráfico de marihuana mediante empresas de transporte.

  • La banda enviaba paquetes con la marihuana a 45 países de los cinco continentes

Un importante golpe al tráfico de marihuana a escala internacional. La Guardia Civil ha culminado la denominada operación Huluxu, desarrollada las pasadas Navidades y que ha permitido desmantelar una organización que utilizaba un restaurante chino del polígono industrial de la Carretera Amarilla de Sevilla para encubrir sus actividades ilícitas. En la operación han sido detenidas 20 personas, 11 de ellas en España y nueve en Francia, Italia y Polonia. Asimismo, se ha incautado 235 kilos de marihuana, así como dos plantaciones, dinero en efectivo, abundante documentación, y una pistola detonadora manipulada, según ha informado este sábado la Guardia Civil.

La operación se inició el pasado mes de octubre, cuando se tuvo conocimiento que se había interceptado en Leipzig (Alemania) un paquete con 7 kilos de marihuana, cuyo origen era Sevilla y tenía destino final Reino Unido.

Los agentes tuvieron conocimiento de que otro paquete similar tenía origen en la misma dirección que la anterior, por lo que tras distintas investigaciones, localizaron a los remitentes, que eran dos ciudadanos de origen asiático, uno de ellos menor de edad. A estas personas se les interceptó en un vehículo todoterreno, en el que se encontraron albaranes de paquetes enviados a Francia, Italia y Hungría que habían sido remitidos desde las provincias de Córdoba, Granada y Huelva. En estos paquetes se hallaron 35 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío.

Posteriormente, la investigación se centró en el polígono industrial de la Carretera Amarilla de Sevilla, desde donde partían algunos de los paquetes. La Guardia Civil ha constatado que son numerosos los envíos que realiza esta red y que son intervenidos. Durante este tiempo se va centrando a los integrantes de la red y se tuvo conocimiento que participan ciudadanos de origen español para el envío de los paquetes.

Medidas de seguridad

Los integrantes de la organización tomaban numerosas medidas de seguridad cuando realizaban el traslado de la marihuana hasta la empresa de transporte, como utilizar dos vehículos, previamente alquilados con identidades ficticias, para advertir la presencia de controles policiales; así como usar diferentes rutas, o cambiar de sentido sin motivo alguno.

Los delincuentes se abastecían de diferentes productores de marihuana en las diversas provincias andaluzas. Parte de estos productores usaban una variedad de marihuana que cultivaban en zonas urbanas, ya que se requería muy poco espacio al ser una planta de pequeña altura, y que producía una gran cantidad de cogollos.

Envasadas al vacío y a 45 países

Los envíos se realizaban mediante empresas de transporte en pequeñas partidas. Su contenido se enmascaraba como utensilios de hostelería, alimentación, ropa, etc. Los primeros destinos eran variados aunque entre los aprehendidos por la Guardia Civil se encontraban Holanda, Italia, Polonia, Francia, Reino Unido, Bélgica y Hungría.

Estos países, incluidos en el convenio Schengen, podrían ser el destino final de la droga o servir de tránsito hacia terceros países. En caso de no ser el último destino de la marihuana, los receptores, entre los que se encontraban estudiantes, recogían el envío y sobre la pegatina con la dirección del destinatario, colocaban una nueva pegatina, cambiando su destino y el paquete proseguía su camino.

Del análisis de toda la información se ha podido conocer que la organización recibía y enviaba paquetes a 45 países de los cinco continentes, documentación que está siendo analizada y evaluada por los investigadores.

Una vez que se conocieron a los miembros de la organización y su rol dentro de la misma, los agentes solicitaron al juzgado 9 registros en domicilios y locales ubicados en Sevilla capital, San Juan de Aznalfarache, Dos Hermanas, en Illescas (Toledo) y Villarubia de los Ojos (Ciudad Real). Uno de los registros se produjo en un restaurante ubicado en el polígono industrial Carretera Amarilla, lugar que servía como lugar de reunión de la red.

En los registros se encontró abundante documentación, dinero en efectivo, útiles para el envasado, pesaje y ocultación de la droga, así como dos plantaciones de marihuana con 250 plantas de marihuana.

La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 6 de los de Sevilla, ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes a la Sección de Información de la Zona de Andalucía, y con apoyo de UCE 3, la Sección de Información de la zona de Valencia, Grupo de Información de Cádiz, Ciudad Real y Toledo, así como el GAR, GRS y ODAIFI de la Comandancia de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios