Día mundial contra el Cáncer | Entrevista: Luis de la Cruz "Nos preocupa que la pandemia frene el avance en investigación oncológica"

El jefe de Oncología Médica del Hospital Virgen Macarena, Luis de la Cruz. El jefe de Oncología Médica del Hospital Virgen Macarena, Luis de la Cruz.

El jefe de Oncología Médica del Hospital Virgen Macarena, Luis de la Cruz. / Juan Carlos Vázquez

Unas 330 mujeres son diagnosticadas de cáncer de mama cada año en el área sanitaria del Hospital Virgen Macarena, misma cantidad de hombres a los que se les identifica un cáncer de próstata. Algo menos, sobre 300 pacientes, inician un tratamiento contra un cáncer de colón y en torno a 200 se les detecta un cáncer de pulmón. Son los cuatro tipo de tumores más frecuentes a nivel general en España y también en la provincia de Sevilla, aunque no todos tienen el mismo grado de supervivencia. Quien mejor lo sabe es el doctor Luis de la Cruz, responsable del servicio de Oncología Médica del Macarena, quien trabaja a diario para mejorar la atención a estos pacientes y, sobre todo, para hacer que vivan más y con mejor calidad de vida. 

Con casi dos décadas de experiencia a sus espaldas, el oncólogo repasa en esta entrevista con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer todas las novedades en tratamientos y pruebas diagnósticas, los puntos fuertes en investigación y las posibles trabas que la pandemia del coronavirus puede ocasionar en el avance del seguimiento a una enfermedad considerada la principal causa de muerte en España.

-¿Cuál es la tasa actual de supervivencia del cáncer?

Hablando siempre desde el punto de vista de mi área sanitaria, y teniendo en cuenta los cuatro tipos de tumores más frecuentes, mama, colón, próstata y pulmón, en el de mama, afortunadamente, la tasa de supervivencia se ha incrementado en las últimas décadas y estamos en un 80% ó 85% a cinco años que es cuando ya podemos hablar de curación. En cuanto a cáncer de colon depende muchos del momento del diagnóstico, si es una situación precoz o más avanzada, pero hablaríamos de en torno a un 50% también a cinco años. El cáncer de próstata, por lo general es una enfermedad lentamente progresiva que normalmente afecta a varones en edad más avanzada y la supervivencia estaría más en los umbrales del cáncer de mama 80% y el cáncer de pulmón, desafortunadamente, sigue siendo un tumor con alta letalidad y las supervivencias prolongadas son más infrecuentes y pueden andar en torno al 15 ó 20% en aquellos casos en los que se ha podido intervenir el tumor o se ha llegado a un diagnóstico muy precoz.

"El tabaco, sin lugar a dudas, es el factor de riesgo más importante evitable que existe para prevenir un cáncer"

-¿Se diagnostica ahora el cáncer en pacientes cada vez más jóvenes?

El cáncer ha afectado siempre a la población joven, no podemos decir que ahora afecte más a ese grupo que antes, pero es verdad que es una enfermedad que se relaciona más con edades más avanzadas, más en torno a los 60 años. Pero hay determinados factores que evidentemente condicionan un mayor riesgo de cáncer. El tabaco, sin lugar a duda es el factor de riesgo más importante evitable que existe. No sólo para el cáncer de pulmón sino para otros tipos tumorales como el cáncer de laringe, de vejiga y todos aquellos de la esfera otorrinolaringológica y cabeza y cuello. Otros factores evitables son la radiación ultravioleta que tiene mucho que ver con el melanoma o con el carcinoma de piel. Yo creo que habría que hablar más de factores de riesgo conocidos que de una edad más temprana de aparición. No obstante, el cáncer de mama sabemos que sí puede ocurrir más frecuentemente en pacientes jóvenes, sobre todo, cuando están asociados a factores hereditarios, por ejemplo, pero esto ha existido siempre, aunque quizás ahora el conocimiento es mayor y por eso se pueden identificar mejor.

- Se puede llegar a pensar que el cáncer es aleatorio y que nos puede tocar a cualquiera, pero ¿podemos hacer algo para prevenirlo?

Claramente hay una serie de factores que se deben tener en cuenta y se deben contemplar. Los hábitos de vida saludables son muy importantes. El hacer una dieta equilibrada y lo que todos conocemos como dieta mediterránea, sabemos que puede prevenir la aparición de cáncer en general y, sobre todo, de determinados cánceres como el de colón o mama. Tener un índice de masa corporal normal, evitar el sobrepeso, hacer ejercicio físico moderado... todo estos factores que sabemos que son de un hábito de vida saludable son factores que sabemos que tienen un menor impacto y menor incidencia de cáncer. Aparte de tabaco, alcohol o radiación ultravioleta, que son sobradamente conocidos.

- ¿Qué técnicas de diagnóstico se utilizan?

Los cánceres son variados y, dependiendo del tipo tumoral, las técnicas diagnósticas son diferentes. En el cáncer de mama la mamografía y la biopsia son esenciales para el diagnostico. Al ser un órgano externo también eso hace que con frecuencia el diagnóstico pueda ser más precoz y la intención del tratamiento más curativa en la mayor parte de los casos. Mas problemáticos son los órganos internos como ocurre con el pulmón, el páncreas o el ovario, por ejemplo, en los que no se detecta la tumoración en un alto porcentaje de los casos hasta que no se encuentra ya en una fase más avanzada porque no ha habido ocasión de poder hacer ese diagnostico precoz y se tiene que recurrir a otras técnicas como el tac y la biopsia a veces por radiología intervencionista o por técnicas endoscopias. 

El doctor De la Cruz en el entorno hospitalario del Macarena. El doctor De la Cruz en el entorno hospitalario del Macarena.

El doctor De la Cruz en el entorno hospitalario del Macarena. / Juan Carlos Vázquez

- Son casi 20 años los que lleva ejerciendo de oncólogo en el centro, ¿Cómo ha evolucionado el tratamiento y diagnóstico de la enfermedad desde que empezó? 

La evolución ha sido vertiginosa en el sentido positivo. Cuando yo me inicie en la oncología no había terapias dirigidas, ni tratamientos inmunológicos. El tratamiento sistémico del cáncer se basaba exclusivamente en la quimioterapia. En cambio, a día de hoy, cada vez tenemos más opciones de tratamientos en la línea de terapias dirigidas, individualizadas, o personalizadas, que están diseñadas para bloquear una ruta molecular específica. Los avances son notables tanto en la curación de determinados tumores como en la supervivencia en pacientes que están en una situación ya avanzada o metastásica. También en estos casos gracias a los nuevos tratamientos podemos prolongar mucho su expectativa de vida, con buena calidad de vida que es muy importante.

- ¿En qué consiste la inmunoterapia y cual es su impacto en la supervivencia a largo plazo?

En la inmunoterapia se lleva trabajando desde hace muchísimo tiempo, prácticamente desde principios del siglo pasado, pero con resultados más bien desfavorables. No es hasta hace aproximadamente 10 años que, gracias al conocimiento más preciso de lo que acontece en el entorno tumoral, que se empezaron a diseñar anticuerpos monoclonales, que es la moderna inmunoterapia, que lo que hace básicamente es reactivar al sistema inmunitario del paciente para que se pueda reconocer a la célula cancerígena como un elemento extraño, una señal de peligro, y eso hace que se active toda la cascada inmunitaria para lograr la destrucción tumoral efectiva. Conseguir una respuesta antitumoral efectiva tiene muchas ventajas sobre otro tipo de terapias porque actúan como lo hacen, por ejemplo, las vacunas, es decir, entrena al sistema inmunitario del paciente a actuar contra el tumor y contra las proteínas tumorales y generan linfocitos generalmente de memoria. Esa memoria hace que ante cualquier exposición de nuevo ante esos elementos extraños se active y controle la enfermedad y tiene un funcionamiento específico que puede lograr esa supervivencia a largo plazo. Ya eso lo estamos viendo en melanoma, en cáncer de pulmón, en cáncer renal o en linfoma de Hopkins, por ejemplo.

"Hay muchas posibilidades de llegar a una vacuna antitumoral efectiva, pero todavía está lejos ser ser una realidad"

- ¿Estos avances pueden hacer que estemos cerca de lograr una vacuna contra el cáncer?

Una de las áreas de desarrollo histórico de la inmunoterapia es, precisamente, el tema de las vacunas. Como le comentaba anteriormente hasta ahora los resultados han sido más bien decepcionantes en las vacunas antitumorales, pero las cosas están cambiando y es posible que por mediación de las vacunas se logre en determinados tipos tumorales un buen resultado. El desarrollo en vacunas es muy extenso, de hecho el desarrollo de las vacunas de Pfizer frente al Covid, procede del aprendizaje que tenía el laboratorio en el desarrollo de vacunas antitumorales, es decir, que hay un amplio campo desarrollo ya, y quizás algún día de sus frutos. Yo creo que hay bastantes posibilidades pero ahora mismo es más un desiderátum que una realidad.

- ¿Cómo estamos en investigación?

Yo creo que ha habido en los últimos años algunos avances extraordinarios, realmente importantes, que han impactado muy positivamente en la evolución de nuestros pacientes en algunos tipos tumorales, aunque no en todos, desafortunadamente. Pero sí se han logrados avances gracias a la investigación clínica y gracias a que hemos podido acceder a ensayos clínicos en nuestros hospitales, en la comunidad autónoma o aquí en Sevilla. Eso ha permitido que nuestros pacientes se hayan beneficiado antes de la comercialización de nuevas terapias con un impacto notable en la supervivencia y en su calidad de vida. No sabemos este tiempo tan desagradable y duro que nos ha tocado vivir como es el de la pandemia de Covid el impacto que va a tener en la investigación oncológica y la verdad es que nos preocupa que se frene el avance, el hecho de que pueda haber menos recursos a la investigación en oncología porque se trata de un terreno que se traduce en mejoras, mayores curaciones y más posibilidades de supervivencia.

- La unidad que dirige fue premiada en 2019 por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama, ¿En qué consistía ese proyecto reconocido y cuáles han sido sus resultados?

Se trata de una investigación que se centra en la inmunología e inmunoterapia del cáncer. Tenemos proyectos activos en ese área, proyectos académicos, que son a propuesta de investigadores y no tienen ningún interés comercial sino el de generar conocimiento y ciencia. Y este proyecto en concreto se trabaja con el Laboratorio de Bioquímica y Biología Molecular del hospital, en concreto con el catedrático de Bioquímica Víctor Sánchez-Margalet, y lo que tratamos es de idéntica biomarcadores inmunológicos para la monitorización de la respuesta inmunitaria, es decir, ver con muestras sanguíneas si se obtiene una activación de esa respuesta inmune y qué claves pueden subyacer a que los pacientes se beneficien o no de los tratamientos que aplicamos. Los resultados están siendo muy interesantes, de ahí el premio. También este año hemos obtenido otro reconocimiento parte de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) también en esta línea, aunque en otra patología, el linfoma, con el Premio a la Mejor Comunicación Oral.

- ¿Cómo está afectando la pandemia de Covid al paciente oncológico?

Esto ha sido para todos muy duro y difícil. Encajar en nuestra práctica habitual una situación de pandemia por un virus del que todavía desconocemos mucho. Las unidades de oncología medica lo que hemos tratado de hacer a nivel general es una aproximación individualizada a nuestros pacientes. Intentar, sobre todo en los primeros momentos de la pandemia, priorizar y poner tratamientos a todos los pacientes que lo necesitasen, pero siendo siempre muy cauteloso y poniendo medicación de soporte o ajustando un poco las terapias al nivel de riesgo concreto, tratando de evitar siempre que fuera posible que acudieran los pacientes al hospital. Hemos potenciado la telemedicina y los sistemas de telefarmacia han hecho una labor ingente en ese sentido porque se ha suministrado a los pacientes medicación en sus propios domicilios. Nos hemos adaptado usando el sentido común en función de lo que íbamos conociendo en cada momento del virus y de los riesgos que podía comportar en nuestros pacientes.

"En ningún caso se han parado tratamientos; lo que se ha hecho es una valoración individualizada de cada paciente"

- ¿Se han tenido que parar tratamientos por falta de recursos?

No, eso nunca. Lo que se ha hecho es una valoración muy pormenorizada en cada caso. A lo mejor un tratamiento que se hubiese planteado para un día, se ha retrasado una o dos semanas. O hemos puesto tratamientos con unas inyecciones que llamamos factores estimulantes de colonia, que son para disminuir el riesgo de neutropenias, por ejemplo. Pero los tratamientos se han seguido poniendo porque somos plenamente conscientes todos los oncólogos de que son necesarios y no se pueden obviar. Si se han aplazado citas o realizado por teléfono es porque se podía hacer así sin riesgo.

- El hospital acaba de poner en funcionamiento el nuevo Hospital de Día Oncohematológico, ¿en qué gana el paciente?

Esta nueva Unidad de Día de Onchoematoloía es provisional. Hay un proyecto mayor que esperemos que se inicie a lo largo de este año para hacer una especie de centro oncológico del área con un mayor número de puestos, donde estén las consultas externas de oncología y hematología y que dé respuesta a las necesidades asistenciales de la población. Con este centro provisional los pacientes ganan porque tiene una entrada diferenciada para que los pacientes no tengan que circular por dentro del hospital, que hasta ahora no era así, y se han ganado también varios puestos más por una reorganización que hemos hecho de la propia unidad. Obviamente ganamos en espacio, pero a lo largo de este año se pondrá en marcha la obra más definitiva para la unidad de día y las consultas externas de oncología.

- ¿Qué más puede avanzar sobre ese nuevo proyecto? 

Es un proyecto muy ambicioso. La superficie sobre la que se asentará es de unos 1.000 metros cuadrados y la idea que existe en que los puesto de unidad de día pasen de 18 a 30, con lo que la disponibilidad será mucho mayor para poder administrar en tiempo y forma los tratamientos antineoplásicos; están previstas  15 consultas externas de oncología y hematología; salas de reuniones; con despachos; una sala de espera bien dimensionada para toda esta actividad; y con una acceso directo también al hospital para cualquier tipo de eventualidad. En los planos se está ya trabajando ya a lo largo del año el avance va a ser muy importante y es algo en que la dirección actual ha apoyado desde primera hora y está claro que va a ser una realidad.

- El Defensor del Pueblo ha dictado recientemente una resolución en la que reclama al hospital una actuación contra las "largas esperas" de las consultas oncológicas denunciadas por los pacientes

A día de hoy considero que existe una plantilla bien dimensionada que puede dar respuesta a toda la demanda asistencial que tenemos en Oncología. En estos últimos tiempos se ha resuelto una Oferta de empleo público (OPE) que ha supuesto, no sólo que lleguen más profesionales, sino que se han mantenido los que ya teníamos con lo cual en los últimos meses ya puedo decir que tenemos una unidad bien dimensionada en cuanto a facultativos con lo cual ese problema no debería de volver a suceder.

- ¿Cómo ve el futuro de la enfermedad?

Como lo he visto siempre. Considero que no depende de una sola unidad o de un sólo servicio que logremos superar el cáncer, sino que requiere de un esfuerzo multidisciplinar. Es muy importante el concurso de todas las disciplinas que se encuentran involucradas en el diagnósticos y tratamiento del cáncer. Desde la anatomía patológica, la radiología o medicina nuclear, hasta, lógicamente, todos los servicios quirúrgicos y los servicios oncológicos, la oncología radioterápica, que cada vez tiene mejores técnicas y más accesibles para poder administrar tratamientos locales no correccionales y, sobre todo, la oncología médica con terapias sistémicas también cada vez más eficaces. Habría que sumar el valor de todas las disciplinas, que son las que hacen al final que el producto sea el mejor y que los pacientes se curen más, vivan más y con mejor calidad de vida, que es lo importante. Y esto se está consiguiendo en los últimos años, con progresos muy importantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios