Día Mundial de la diabetes

Más de 7.400 sevillanos con diabetes optan por retinografías digitales para prevenir la ceguera

  • El programa del SAS para la detección precoz de lesiones en la retina a causa de la diabetes cifra en 11.649 los pacientes que han evitado la pérdida de visión gracias a esta prueba.

Una oftalmóloga estudia una retinografía en su ordenador. Una oftalmóloga estudia  una retinografía en su ordenador.

Una oftalmóloga estudia una retinografía en su ordenador. / G.J.

La Retinopatía es una de las consecuencias más nocivas de la diabetes y puede desenlazar en ceguera. El SAS cuenta con un programa de detección precoz que, mediante equipos digitales, detecta daños en los vasos sanguíneos de la retina, permitiendo evitar la pérdida de visión en pacientes que aún están a tiempo de beneficiarse de un tratamiento efectivo.

En el Día Mundial de la Diabetes, la Consejería de Salud y Familia ha optado por visibilizar los resultados de este programa de cribado, que podría ayudar a los 148.963 diabéticos diagnosticados sólo en Sevilla.

Un total de 7409 sevillanos se han efectuado una retiniografía digital en lo que va de 2019. Esta prueba consta de dos fases: los enfermeros fotografían el fondo del ojo (tres veces cada uno) y los doctores interpretan los resultados reservando las imágenes patológicas o dudosas para derivarlas al oftalmólogo.

Una vez revisadas por el oculista, éste citará al paciente para prescribirle un tratamiento o someterlo a un estudio más completo. El experto cuenta con una aplicación informática para procesar y almacenar los datos, fotografías y citaciones de los usuarios, que se integrarán a cada uno de sus historiales.

Tecnología y nuevos tratamientos

La retinografía digital se efectúa con retinógrafos. En 2019, el sistema sanitario andaluz ha invertido 960.000 euros en 48 de estos aparatos y 28 de ellos ya están funcionando en centros médicos de Sevilla. 

El Plan Integral de Diabetes del SAS aplica también la tecnología a otros tratamientos novedosos. Para monitorizar los niveles de glucosa en sangre, un total de 703 menores con diabetes de entre cuatro y 18 años emplean el sistema flash. Esto, lo que tiene un impacto directo en su calidad de vida y la de sus familias porque permite obtener una información más completa y constante de los niveles de glucosa en sangre durante todo el día. 

Sólo los pacientes que sufren hipoglucemia de repetición pueden optar al sistema flash de monitorización. Este año se ha extendido el procedimiento pacientes con diabetes tipo 1 gestantes, ciegos o con limitaciones funcionales graves. No así a los menores de cuatro años, para los que no está validado y emplean, en su lugar, sensores continuos de glucosa. La extensión del método al resto de población adulta se efectuará progresivamente a lo largo de 2020.

Existen otros mecanismos disponibles, como la combinado bomba-sensor que mide continuamente el nivel de glucosa, mejorando el control de la glucemia y reduciendo las bajadas graves de azúcar en diabéticos que ya portan bomba de insulina y que, a pesar de ello, tiene dificultades en su control. Estudios de calidad han probado la seguridad y eficacia de este sistema en población pediátrica como adulta. 

El uso de adecuado de estos dispositivos requiere de un proceso de formación a pacientes, familias y cuidadores por parte de los profesionales sanitarios de los centros hospitalarios. Esta realidad explica la consigna del SAS para la celebración de este día mundial es esta edición Diabetes: Protege a tu Familia, especialmente en el caso de menores aquejados con esta patología.

La atención integral de la diabetes ha mejorado las cifras andaluzas en el descenso de complicaciones y mortalidad. Desde 2009, se ha registrado una tendencia descendente de los ingresos hospitalarios de población diabética por cetoacidosis, descompensación hiperosmolar, amputaciones, ictus, infarto agudo de miocardio u otras complicaciones específicas de la dolencia. Los descensos observados varían entre un 15% para las amputaciones y un 39% para las complicaciones específicas.

Otros de los datos positivos apuntan a la retinopatía diabética. Desde que en 2005 se implantase el programa de detección precoz, 11.649 sevillanos han podido evitar la ceguera tratando sus lesiones en la retina detectadas por el sistema de cribado detallado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios