Sevilla

Las elecciones al Colegio de Arquitectos fueron legalmente "exquisitas"

El Juzgado de Instrucción 2 ha archivado una querella contra la decana del Colegio de Arquitectos de Sevilla, Cristina Murillo, el secretario y el tesorero por presunta prevaricación en el voto por correo en las últimas elecciones. Su actuación, motivada por la alerta sanitaria, fue "exquisita" para garantizar la transparencia del proceso.

El juez Carlos Mahón, en un auto al que tuvo acceso este periódico, aplica el principio de intervención mínima del Derecho Penal para archivar la querella presentada por Agustín García-Amorena y Enrique Soler contra Cristina Murillo, reelegida decana del colegio profesional. La denuncia incluía a Juan Carlos Rodríguez Velasco, secretario, y Francisco García Romero, tesorero. Les imputaron un presunto delito de prevaricación porque el pasado 26 de mayo, de forma telemática, se celebró una Junta de Gobierno Extraordinaria del colegio con el fin de convocar elecciones para la renovación de cargos colegiales, en el seno de la cual se acordó implementar un procedimiento de voto por correo debido a la alarma sanitaria por coronavirus.

El auto afirma que la querella "carece de todo sentido y fundamento" porque el colegio siguió las directrices de los dos Consejos superiores del gremio.

"Desgraciadamente se está mal utilizando el proceso penal para tratar de dirimir unas disputas colegiales internas que traen su causa en un proceso electoral en el que los vencidos no admiten la victoria de los vencedores", concluye el juez para dictar auto de sobreseimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios