Sevilla

Premiada una enfermera del Hospital Macarena en el Certamen Nacional de Enfermería 'Ciudad de Sevilla'

  • María José Polvillo ha sido galardonada con el segundo premio gracias a su trabajo 'Cuidados al final de la vida: Dificultades en el abordaje desde el ámbito de la Atención Primaria'

La enfermera premiada en el Hospital de Dia y exteriores del centro.

La enfermera premiada en el Hospital de Dia y exteriores del centro. / M. G.

La enfermera María José Polvillo del Hospital Virgen Macarena ha sido galardonada con el segundo premio del XXXVI Certamen Nacional de Enfermería Ciudad de Sevilla que convoca anualmente el Colegio de Enfermería de Sevilla.

En un comunicado, el centro hospitalario señala que, gracias a su trabajo Cuidados al final de la vida: Dificultades en el abordaje desde el ámbito de la Atención Primaria, la enfermera recibirá este mes de septiembre, un diploma acreditativo y 2.070 euros de premio. En el citado estudio, se marcó como objetivo conocer las dificultades que identifican los sanitarios, tanto profesionales médicos como de enfermería, en el manejo de situaciones que requieren cuidados paliativos en la Atención Primaria.

Entre las conclusiones aportadas, destaca la importancia de la mejora continua en la coordinación y comunicación interniveles entre Atención Especializada y Atención Primaria, porque siempre en palabras de Maria Jose Polvillo "redundará en un incremento de la calidad de vida y la dignidad de las personas al final de la vida".

Actualmente, la enfermera galardonada que cuenta con una larga trayectoria profesional en el hospital sevillano, ejerce su labor en el Hospital de Día Oncohematológico, administrando los tratamientos citostáticos y, junto con el resto del equipo enfermero, Mercedes Muñoz y Mar Gómez, realiza un abordaje integral del paciente, resolviendo dudas sobre su proceso, su procedimiento, efectos secundarios tras la administración de tratamientos, miedos que puedan surgir, entre otros.

A finales del 2019 el Hospital Virgen Macarena puso en marcha en el citado Hospital de Día una consulta de enfermería, destinada a ser un espacio de privacidad para los pacientes, donde se atiende tanto a estos como a sus familiares al inicio del tratamiento de quimioterapia. "La enfermería ha mejorado de ésta forma no solo la humanización de sus cuidados sino también la calidad asistencial al paciente", señala.

El protocolo enfermero aquí dispensado abarca varios apartados entre los que se encuentran un plan de acogida, donde se muestra el funcionamiento de la unidad, "una estrategia informativa donde se refuerza la información médica, dudas, efectos secundarios, dónde acudir en caso de cierta sintomatología; recomendaciones con cuidados durante el tratamiento (alimentación, eliminación, cuidados de la piel, descanso, ejercicio físico), y apoyo emocional dando herramientas como la disponibilidad de asociaciones de pacientes colaborativas y teléfonos de interés".

En esta línea de trabajo, el equipo de enfermería inicia un seguimiento de los pacientes a la semana del tratamiento para controlar su estado físico y emocional, reforzando las claves en los cuidados personales, y registrar cualquier efecto secundario tras la administración de fármacos.

Actualmente llevan a cabo un registro del nivel de ansiedad/depresión del paciente oncológico/hematológico que inicia su tratamiento en el Hospital de Día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios