Sevilla

Los estanqueros piden un fiscal para el contrabando

  • Creen que el caso merece un área especial como las drogas o la corrupción.

Los estanqueros sevillanos piden la creación de un área de la Fiscalía especializada en el contrabando, al igual que existen otros fiscales antidroga o anticorrupción. Según indicaron a este periódico fuentes del sector, esta medida sería una buena opción para impulsar la lucha contra el mercado negro y coordinar los esfuerzos de todas las administraciones.

"Existen fiscales antidroga o fiscales anticorrupción, pero no hay ninguno especializado en contrabando. Creemos que esto es necesario, porque así se coordinaría todo, ya que no hay un plan conjunto en la lucha contra el contrabando, sino que cada administración hace un poco la guerra por su cuenta y necesitamos que todos vayan de la mano en la investigación contra las mafias", explicaron las mismas fuentes.

Los estanqueros lamentan que las Fuerzas de Seguridad, en especial las policías locales, no tengan un protocolo de actuación para intervenir de la misma manera en todos los casos. "Un policía no sabe qué hacer cuando está ante un vendedor ilegal, no sabe qué actas tiene que levantar ni cómo tramitar esa denuncia para que luego surta efecto". Estos profesionales del sector critican también que algunos ayuntamientos de la provincia no hagan absolutamente nada en la lucha contra la venta ilegal de tabaco.

"Hay pueblos en los que la Policía Local compra tabaco de contrabando. Así es imposible que se pueda luchar de verdad contra ello", aseguran, denunciando la escasa concienciación contra los vendedores ilegales que existe por parte de la sociedad. "Siempre nos dicen que se están ganando un dinero, y hemos visto hasta directores de banco que se han quedado en paro y han empezado a vender tabaco de contrabando, pero pocos saben que se destruyen puestos de trabajo legales". Los vendedores de tabaco también lamentaron que las penas no sean duras y que, salvo excepciones puntuales, los contrabandistas detenidos no vayan a prisión.

La introducción de marcas blancas en los últimos años es uno de los factores de incremento del contrabando. Sin embargo, estas marcas suponen sólo el 40% de la mercancía que se vende fuera de los estancos y las máquinas expendedoras, por lo que el resto del mercado clandestino pertenece a las grandes marcas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios