Sevilla

Los estudiantes de la Hispalense intentan un nuevo paro académico

  • Comienzan las asambleas de los 25 centros para votar el cese de toda actividad entre el 12 y el 16 de noviembre. El Cadus convoca una manifestación para el próximo jueves.

Comentarios 18

El tan traído y llevado otoño caliente en la Universidad de Sevilla no era un farol. Después de un inicio de curso aparentemente tranquilo, los 25 centros universitarios que componen la Hispalense ya han comenzado a celebrar sus asambleas para ratificar o rechazar la propuesta del Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (Cadus) de convocar un nuevo paro académico entre el lunes 12 de noviembre y el viernes 18 del mismo mes para protestar por los recortes en materia educativa.

De triunfar, finalmente, esta propuesta de paro académico, la Universidad de Sevilla tendrá que cesar completamente cualquier actividad docente (clases, exámenes, tutorías, etcétera), una situación que ya se vivió a finales del curso pasado entre el 24 de mayo y el 7 de junio y que provocó que la institución sevillana ocupase un lugar destacado en los periódicos de toda España. La principal diferencia entre el paro convocado ahora y el del pasado mayo-junio es la duración, ya que el primero agotó las dos semanas que permite como máximo el Reglamento General de Estudiantes, mientras éste se contenta con una semana lectiva, de lunes a viernes.

Aunque el Reglamento de Estudiantes se redactó para que la convocatoria de un paro académico fuese prácticamente imposible, lo cierto es que el Cadus ya ha demostrado que, en estas circunstancias, tiene capacidad sobrada para hacerlo.

En texto normativo deja claro que el paro académico "sólo" podrá ser declarado y prorrogado por el Cadus, "previa audiencia y deliberación de la delegación del Cadus con el rector y los vicerrectores competentes, requiriéndose el voto favorable de dos tercios de las delegaciones de los centros propios. Para ello, deberán celebrarse, tras dicha audiencia, asambleas en todos los centros cuyas actas deberán presentarse en la sesión plenaria del Cadus correspondiente".

Las asambleas de centro comenzaron este miércoles con las de Historia, Edificación, Biología y Politécnica. Por lo pronto el Cadus ya ha decidido convocar una primera manifestación para el próximo jueves 11 de octubre, una movilización cuyo itinerario aún no se ha fijado, pero que se pretende que sea igual de masiva que las del pasado fin de curso, cuando miles de estudiantes llenaron las calles de Sevilla y desbordaron cualquier previsión.

En el caso de convocarse un nuevo paro académico el debate público está garantizado. El mismo rector de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano, consciente del desgaste para la imagen de la institución, llegó a plantear la necesidad de un cambio en el Reglamento de Estudiantes, algo que hasta la fecha no ha sucedido. Muchos profesores (también alumnos) mostraron su rechazo al paro por suponer una imposición a los que no desean secundarlo. Sin embargo, el sector del profesorado agrupado en Adius apoyó la huelga estudiantil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios