Sevilla

El fugitivo brasileño condenado por quemar viva a su mujer pide cumplir su pena en España

  • Luis Henrique Sanfelice, que fue detenido en Bollullos de la Mitación, asegura que es inocente y denuncia que en la cárcel brasileñalo lo "mandarán a la muerte".

El empresario Luis Henrique Sanfelice, condenado a 19 años y tres meses de cárcel en Brasil por quemar viva a su mujer y fugitivo en España, ha pedido a la Audiencia Nacional que le permita cumplir el resto de la pena en España asegurando que si lo extraditan a Brasil, lo "mandarán a la muerte".

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha celebrado una vista de extradición a Sanfelice, detenido el pasado 4 de mayo en Bollullos de la Mitación después de que se hubiera fugado de su país, donde cumplía una pena de 19 años y tres meses de cárcel por quemar viva a su mujer en un vehículo en la localidad de Nuevo Hamburgo.

La fiscal Teresa Sandoval ha solicitado que sea extraditado y, posteriormente devuelto a España para terminar de cumplir la pena, lo que, a juicio del abogado defensor es "incoherente" pues generaría "gastos innecesarios" para el Estado español y para el brasileño, además, ha invocado a la Constitución Española porque las cárceles brasileñas son "inhumanas" y "en una celda de 2x3 metros se hacinan 20 personas, por lo que el riesgo de ser asesinado es tan alto que lo difícil es vivir".

Salfelice, hijo y nieto de españoles, ha denunciado que en Brasil fue "torturado durante 28 días, en una celda pequeña, a oscuras y con agua por la rodilla", además de haber presenciado en la cárcel 16 asesinatos y que la Policía brasileña le pidió 60.000 euros a cambio de su libertad.

Ha apelado a los Derechos Humanos pidiendo cumplir la pena en España aunque sabe "que la condena será mucho más larga, allí ya tenía el tercer grado". "Pido, imploro, suplico que me dejen quedarme aquí, donde no me matarán, donde estaré cerca de mi hijo", ha recalcado entre lágrimas.

Durante la vista, el acusado le ha leído al tribunal artículos de prensa que describen las condiciones de las cárceles brasileñas, entre ellos uno en el que un fiscal de Brasil admite "que la comida de la cárcel no se les puede dar ni a los cerdos". Además, ha asegurado que es inocente y que la niñera de su hijo "que fue absuelta, dijo hasta el final que estaba en casa con ella" cuando se produjo el asesinato.

La última palabra sobre la extradición corresponderá al Consejo de Ministros, que tendrá que pronunciarse. Sanfelice, de 43 años, está condenado por asesinar a su mujer, la periodista de 43 años Beatriz Helena de Oliveira Rodríguez, el 12 de junio de 2004 (el día de los enamorados en Brasil). La mujer apareció quemada dentro de un coche.

A pesar de haber denunciado su desaparición e incluso participar en numerosas manifestaciones en las que llevaba pancartas con fotografías de su mujer y la leyenda 'Justicia y paz', el empresario fue detenido una semana después de la aparición del cuerpo como principal sospechoso y condenado tras el correspondiente procedimiento judicial. 

Aprovechando el régimen semiabierto que prevé la ley brasileña para los condenados una vez que han cumplido un sexto de la pena impuesta, Sanfelice huyó de Brasil, obtuvo la nacionalidad española al ser su madre oriunda de este país, y se estableció en una vivienda de la localidad sevillana de Bollullos de la Mitación, donde fue detenido.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios