Sevilla

Un hombre agrede sin mediar palabra a una mujer en el centro de Sevilla

  • La agresión se produjo a primera hora de la mañana del domingo en la calle San Luis

  • La víctima, de 32 años, se dirigía a su trabajo cuando fue atacada por un desconocido

La zona de la calle San Luis en la que se produjo la agresión.

La zona de la calle San Luis en la que se produjo la agresión. / Juan Carlos Muñoz

Un hombre agredió este domingo a una mujer sin que mediara palabra ni discusión. Tampoco intentó robarle ni forzarla sexualmente. Sí la arrinconó contra una pared y la derribó al suelo, donde le propinó al menos un puñetazo en la cabeza y varias patadas dirigidas al cuerpo. La víctima, de 32 años, sufre lesiones leves, como un hematoma en el brazo que utilizó para protegerse la cabeza y diversas contusiones.

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana del domingo, sobre las siete de la mañana, en la calle San Luis, a la altura del número 34. La víctima es enfermera y se dirigía en ese momento a su trabajo en el Hospital Virgen del Rocío. En ese momento vio por la calle a una persona con una apariencia que le resultó sospechosa y decidió cambiarse de acera. En ese momento, el hombre se acercó a ella. La mujer le pidió por favor que se alejara y, sin mediar palabra, el agresor la empujó contra la pared del polideportivo de San Luis.

Una vez allí, la derribó y comenzó a golpearla estando ella en el suelo. Así estuvo un rato hasta que se cansó de golpearla y se marchó. La víctima pidió socorro mientras estaba siendo agredida. No había ninguna persona en la calle y sólo dos hombres que pasaban por la zona la auxiliaron cuando llegaron a su altura. Llamaron al 112, que derivó el aviso a la Policía Nacional. Una dotación de este cuerpo atendió a la mujer y tomó la descripción del agresor.

Se trata de un hombre de piel oscura, cara redonda, poco pelo, de unos 40 años, complexión normal, una altutra de 1,75 metros aproximadamente y un ojo hinchado o párpado caído. En el momento de la agresión llevaba un chaquetón azul marino y un pantalón vaquero. Una ambulancia se desplazó al lugar de los hechos para atender a la víctima, que fue trasladada al hospital Virgen Macarena, donde se le practicaron diversas pruebas que descartaron que tuviera lesiones graves. Una vez recibida el alta, la joven presentó una denuncia ante la Policía Nacional, que ya ha abierto una investigación de los hechos.

La mujer no ha podido incorporarse al trabajo y se encuentra de baja médica. "Me encuentro muy dolorida y cansada, me duele el cuello y los hombros, pero sobre todo tengo miedo. Tengo una sensación de desprotección, porque yo estaba en la calle a las siete de la mañana porque iba a trabajar, y no puede pasar que una persona me agreda así. Es muy triste. La Policía me recomendó que comprara un espray de pimienta para poder defenderme", dice la víctima, que ha accedido a relatar lo sucedido con el compromiso de no revelar su identidad.

La joven pone también el foco en el deterioro de la zona norte del casco histórico. "El barrio está cada vez peor. A raíz de mi agresión he conocido que ha habido otros casos anteriores de mujeres que han sido atacadas, algunas sí con fines sexuales", expuso la mujer.

La asociación de vecinos y comerciantes de San Marcos lamentó que "este es, desgraciadamente, un hecho más, no aislado ni único" de un proceso que llevan bastante tiempo denunciando. "Hay una clara degeneración y decadencia de todo el entorno, no sólo de la zona norte del casco histórico, sino del conjunto de todo el centro de Sevilla, que obviamente se está agudizando a raíz de la profunda y brutal crisis económica a raíz de la pandemia del covid", apuntó el presidente de esta entidad, Yeray Iglesias.

"No obstante, queremos instar una vez más a las administraciones, a que provean de los medios suficientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. No es nada nuevo para la ciudadanía de Sevilla el déficit increíble que hay de agentes tanto en la Policía Nacional como en la Local, que está completamente desbordada", añadió el representante vecinal.

La entidad pide también una "necesaria revisión y examen de la zona norte del centro y la Macarena para crear un plan de seguridad". "Si los vecinos, y también la prensa, estamos continuamente denunciado agresiones y actos vandálicos, creemos que es importante que se estudie un plan especial para la zona por parte de las Fuerzas de Seguridad, en coordinación con el Ayuntamiento, antes de que la situación vaya a peor", apuntó Iglesias. "La crispación social es algo que va en aumento y la sensación de inseguridad por parte del ciudadano es absolutamente increíble".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios