Salud | Hospital de Valme Embarazos bajo control con un modelo asistencial puntero

  • La unidad de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Valme es líder en Andalucía en el cribado para la detección de defectos congénitos y pionera en técnicas no invasivas

A la derecha , la gerente del Valme, María Jesús Pareja, junto a los doctores Rosa Ostos y  José Antonio Sáinz y otros miembros del equipo y de la empresa Canon.

A la derecha , la gerente del Valme, María Jesús Pareja, junto a los doctores Rosa Ostos y José Antonio Sáinz y otros miembros del equipo y de la empresa Canon. / H. U. V.

Convertirse en padres siempre es una emocionante aventura, sobre todo para aquellos que se enfrentan a esta experiencia por primera vez. Sin embargo, también es un periodo lleno de dudas y miedos con respecto a la salud del feto. Consciente de la importancia de mejorar la atención que reciben las mujeres embarazadas durante toda la gestación, el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Valme lleva años innovando y liderando, de forma pionera en Andalucía, importantes estudios a las mujeres gestantes y la aplicación de técnicas novedosas y punteras de diagnostico prenatal.

Según las estadísticas, uno de cada diez fetos presentará algún problema a lo largo de su vida en el interior del útero materno. La mayoría de estos problemas son leves, pero desafortunadamente hay otros graves que pueden comprometer la supervivencia del feto o su calidad de vida al nacer. Semanas en la vida fetal equivalen a años para un niño o décadas para un adulto y, por lo tanto, buscar soluciones a los problemas que aparecen durante esa etapa permite abrir una ventana de oportunidad crucial en términos de diagnóstico e intervención precoz.

El Valme es el centro coordinador del programa andaluz de anomalías congénitas

Las técnicas ecográficas, junto a la capacitación de los especialistas en su manejo e interpretación, juegan un papel fundamental en el avance del diagnóstico prenatal, siendo el primer trimestre del embarazo además el momento idóneo para aplicarlas al objeto de aportar precocidad. La ecografía en Ginecología y Obstetricia está considerada hoy en día como tercer ojo del ginecólogo y forma, junto con la historia clínica y la exploración física y ginecológica, los pilares diagnósticos básicos, pero el avance de la ciencia permite a día de hoy un control mucho más exhaustivo.

La unidad de Medicina Fetal del Valme, con el doctor José Antonio Sáinz a la cabeza, es un dispositivo apoyado en una organización multidisciplinar, característica que garantiza la calidad asistencial a su área de cobertura con cerca de 3.000 partos anuales procedentes del área sur de la provincia. Sus ginecólogos están permanentemente coordinados con los bioquímicos, pediatras y profesionales de Atención Primaria en un trabajo conjunto cuya excelente praxis los sitúan como referentes a nivel regional y nacional en este área.

Los motivos de tan elevado prestigio se deben tanto a la elevada cualificación de sus profesionales, como a la dinámica organizativa y aplicación de tecnología de alta resolución con la que trabajan, todo lo cual viene avalado por los excelentes resultados que obtienen. Uno de los botones de muestra lo constituye el protocolo de este centro para el abordaje de la salud del feto, que fue tomado como modelo por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía para su implantación en los centros hospitalarios del Sistema Sanitario Público Andaluz.

En este sentido, y, aunque actualmente funciona en todos los centros asistenciales andaluces, el Hospital de Valme fue pionero en la implantación del cribado de defectos congénitos. Una técnica que aplica en las embarazadas de su área de influencia desde el año 2005 y cuyo éxito le ha llevado a convertirse en el centro coordinador del programa andaluz de anomalías congénitas con la intención de detectar prenatalmente el mayor número de malformaciones en todas las gestantes.

Integrado en el Plan Andaluz de Genética, el objetivo de este programa es reducir la tasa de defectos congénitos no detectados antes del nacimiento, mayoritariamente afectaciones cardíacas o síndrome de Down, del que han logrado beneficiarse hasta el momento 40.000 gestantes, permitiendo reducir el 3% de anomalías establecidas estadísticamente al 0,5%. 

Imagen con el alto nivel de resolución que aporta la nueva tecnología, para aplicar a la docencia e investigación en este hospital sevillano. Imagen con el alto nivel de resolución que aporta la nueva tecnología, para aplicar a la docencia e investigación en este hospital sevillano.

Imagen con el alto nivel de resolución que aporta la nueva tecnología, para aplicar a la docencia e investigación en este hospital sevillano. / H. U. V.

Para el desarrollo de este estudio se realizan dos exámenes ecográficos combinados a las 12 y 20 semanas de gestación junto con análisis bioquímicos. En los casos con resultado positivo, la indicación convencional a las futuras madres es la de someterse a pruebas del tipo amniocentesis, biopsia corial o cordocentesis para un detallado estudio genético pregestacional. Técnicas invasivas y de riesgo para la supervivencia del feto, pero que desde el año 2016 cuentan con una alternativa en este centro sevillano a través de su liderazgo en el Estudio DNA Fetal en Sangre Materna, que constituye un gran avance en el cribado de anomalías cromosómicas y que se ofrece desde entonces a las embarazadas del área sur de la provincia, con "eficientes" resultados en la detección de alteraciones en los cromosomas fetales, según los responsables de las dos unidades clínicas que lo están llevando a cabo, dirigidas por los doctores Sáinz, de Medicina Fetal, e Ignacio Peral, del área de Reproducción y Diagnóstico Prenatal del Laboratorio de Análisis Clínicos.

El test prenatal no invasivo consiste, básicamente, en una analítica de la sangre extraída a la mujer embarazada donde se estudia el ADN fetal, que se encuentra circulando libre en la sangre materna, y es una técnica muy fiable, que no genera ningún tipo de riesgo para la salud de la madre o el feto. Lo ideal es llevarlo a cabo a partir de la decima semana de gestación porque es cuando hay una mayor la probabilidad de encontrar ese ADN fetal. En este test se expresan los resultados de dos maneras: negativo y positivo. Si el resultado es negativo, entonces el feto posee muy bajas probabilidades de sufrir Síndrome de Down u otra anomalía.

El prestigio en la capacitación, alto nivel de especialización y elevadas cotas de calidad de los profesionales que conforman la unidad de Diagnóstico Prenatal del Valme han hecho posible que actualmente sea centro coordinador del programa andaluz de anomalías congénitas y que su director, el doctor Sainz, sea el coordinador técnico del Programa Andaluz de Cribado de Anomalías Congénitas (PACAC). Igualmente, la unidad tiene el prestigio de coordinar la sección de Medicina Fetal de la Sociedad Andaluza de Ginecología y Obstetricia (SAGO) y formar parte de la dirección de la sección de ecografía de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SESEGO).

Pero más allá de los méritos, el balance de actividad obtenido a lo largo de las casi dos décadas de trabajo demuestra con datos numéricos esa calidad alcanzada. Concretamente, los expertos hablan de parámetros de calidad cuando cada centro supera el 80% de las tasas de detección anomalías en el feto. Al respecto, el Hospital de Valme presenta, concretamente y forma pormenorizada, una tasa de detección de cromosomopatías (o estudios del primer trimestre del embarazo) del 93%. Del mismo modo, la tasa de diagnóstico también es elevada en los estudios de las 20 semanas con relación a otros centros hospitalarios. Alcanza hasta un 95% en malformaciones mayores, un 75% en la detección de malformaciones estructurales, un 65% en cardiopatías congénitas y un 90% en cardiopatías congénitas mayores. 

Referente europeo en formación e investigación ecográfica

El doctor José Antonio Sáinz, junto al equipo donado por Canon. El doctor José Antonio Sáinz, junto al equipo donado por Canon.

El doctor José Antonio Sáinz, junto al equipo donado por Canon. / H. U. V.

El prestigio formativo e investigador del Hospital de Valme en ecografía obstétrico-ginecológica ha provocado que la empresa líder en esta tecnología, Canon, lo haya seleccionado como referente europeo para el desarrollo de la respectiva tecnología. Como premio a su prestigio internacional, recientemente le ha cedido su equipo más innovador, Aplio 700, para que lo utilice en el liderazgo de su actividad investigadora y docente.

El líder mundial en ecografía, Canon, ha cedido a este centro el ecógrafo más novedoso en reconocimiento a su prestigio internacional

Se trata de un ecógrafo catalogado de gama alta y dotado de las últimas aportaciones tecnológicas, con representaciones en 3D de tamaño natural, entre otros puntos destacados, y equipado con un sistema de ultrasonido de élite, nuevo e innovador que permite lograr una alta sensibilidad y calidad de imagen. Además, está dotado de un sistema de diseño inteligente y aplicaciones para exploraciones avanzadas y de rutina.

El desarrollo de la ecografía en el área de conocimiento de la Ginecología y la Obstetricia ha sido exponencial a lo largo de los últimos años. Como consecuencia, en la actualidad los especialistas pueden conocer en todo momento el adecuado desarrollo del feto en su vida intrauterina, así como explorar con detalle la patología de los órganos internos femeninos (útero y ovarios). Sin embargo, esta gran evolución ha requerido de una mejora tecnológica y, paralelamente, de un avance en investigación y la formación de los profesionales.

Precisamente, en este último apartado destaca la Unidad de Ecografía Ginecológica y Medicina Fetal del Hospital de Valme que, integrada en el servicio de Ginecología y Obstetricia que dirige la doctora Rosa Ostos, fue creada hace 15 años bajo la coordinación de José Antonio Sáinz y está integrada por los ginecólogos Manuel Vargas, Carlota Borrero y José Antonio García Mejido.

Lista de espera superior a dos años para la formación de especialistas españoles

En el área de la formación, la citada unidad clínica acumula más de 25 cursos formativos en ecografía dirigidos a especialistas en Obstetricia y Ginecología de toda España. Destacan entre las áreas formativas el diagnóstico prenatal, la ecocardiografía fetal, el Doppler fetal, la ecografía en la patología ginecológica y la ecografía en el suelo pélvico.

De hecho, en la unidad existe un puesto de trabajo con ecógrafo dedicado en exclusiva a la formación, motivo por el cual es altamente valorado por los especialistas en formación y donde se han formado cerca del centenar de profesionales procedentes de toda España en los últimos años. Precisamente, la gran demanda formativa en este ámbito en este centro sevillano dispara la lista de espera para la formación en esta unidad en más de dos años.

Por otro lado, si importante es la aportación que hace la unidad en la formación de ecografía, no menos destacada es la apuesta en el área de la investigación. Sus profesionales, además de la asistencia clínica, se implican en la investigación del área del Doppler fetal y placentario, así como en la aplicación de nueva metodología en el área del diagnóstico prenatal de cromosomopatías y malformaciones fetales. A ello se suma el haber sido pioneros en la aplicación de la ecografía en la sala de partos y en la patología del suelo pélvico. La globalidad de esta investigación se ha materializado en las más de 60 publicaciones científicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios