Sorteo Champions El Sevilla FC, en el Grupo E junto al Chelsea y Krasnodar

Sevilla

El hotel de lujo de la Encarnación abrirá en otoño de 2018

  • Los trabajos para rehabilitar el edificio okupa en ruina comenzarán antes de la Feria de Abril

  • La inversión rondará los diez millones

Un hotel de lujo en el edificio okupa de las setas. Antes de que comience la Feria de Abril llegarán los primeros obreros para empezar a dar martillazos en el inmueble ubicado en los números 5 y 6 de la Plaza de la Encarnación con el cometido de que el establecimiento hotelero abra sus puertas en otoño de 2018. Los adjudicatarios ultiman estos días con los técnicos de la Gerencia de Urbanismo la documentación necesaria para que arranquen los trabajos lo antes posible, que durarán 18 meses con una inversión que rondará los diez millones.

El hotel de cuatro estrellas será explotado por el grupo Intur, una cadena castellonense con medio siglo de experiencia en el sector de la restauración, el ocio, la gestión hotelera y los eventos que pertenece al grupo Gimeno. Las 63 habitaciones se repartirán en tres plantas. Contará con un restaurante y una terraza solárium con piscina con vistas a las setas. En el proyecto elaborado por un estudio de arquitectura sevillano se detalla que el establecimiento contará con una decoración moderna y funcional, pero manteniendo la esencia del estilo andaluz. Se rehabilitarán los espacios protegidos del inmueble como la escalera principal, los patios y la fachada.

La empresa Las Tinajuelas resultó adjudicataria de una concesión administrativa durante 30 años a razón de un canon anual de 200.000 euros más IVA. Cuenta con una opción de compra al término de los primeros 15 años. El dueño creó una sociedad con el grupo Intur para su rehabilitación y explotación. "Para la ciudad es muy importante recuperar este céntrico edificio. Es una apuesta por la creación de empleo", detalló Antonio Campos, administrador de Las Tinajuelas.

El edificio construido a finales del siglo XIX y en desuso desde 2006 se encuentra en ruinas. Un informe geotécnico elaborado hace ocho años por la empresa de consultoría y asistencia en la construcción Vorsevi sobre el estado de la estructura y los cimientos del edificio reflejó la existencia de deformaciones en las vigas, concentraciones de humedad en los forjados y deterioros generalizados en los elementos de madera, que sufren desde hongos de pudrición a carcomas y termitas. El documento expuso el apartado de las conclusiones que una simple inspección visual puso de manifiesto estas patologías.

El inmueble fue ocupado ilegalmente en 2005 por un colectivo ciudadano mientras el Consistorio iniciaba un procedimiento de expropiación forzosa contra la inmobiliaria que ostentaba la titularidad del edificio. El motivo era el incumplimiento de su deber de conservación, pues las viviendas presentaban y presentan aún un claro deterioro. Un año más tarde, una gran operación policial culminaba con el desalojo de 60 personas que estaban ilegalmente instaladas. La expropiación tuvo un coste para las arcas municipales de 4,8 millones. El gobierno municipal entonces dirigido por PSOE e IU anunciaba poco después que las viviendas serían destinados al realojo de inquilinos desahuciados o víctimas de los abusos inmobiliarios. Se acordó destinar 2,9 millones de euros para rehabilitar el inmueble.

Pasados los años, los técnicos de la Gerencia promovieron un concurso abierto para ofertar los derechos de superficie del edificio. Estos permiten el aprovechamiento del edificio no sólo para uso residencial, sino para cualquiera de los usos previstos por el planeamiento según su calificación de centro histórico, por lo que el inmueble admite actividades de comercio, oficinas y hoteleras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios