Urbanismo

La manzana de la Barqueta estará rehabilitada en el verano de 2021

  • Acciona comenzará en breve las obras para que el edificio acoja 30 viviendas y locales comerciales

Recreación virtual del edificio Puerta Barqueta con el aspecto que ofrecerá tras la rehabilitación. Recreación virtual del edificio Puerta Barqueta con el aspecto que ofrecerá tras la rehabilitación.

Recreación virtual del edificio Puerta Barqueta con el aspecto que ofrecerá tras la rehabilitación. / D. S.

La multinacional Acciona comenzará los próximos días las obras con las que rehabilitará el enorme edificio situado frente al puente de la Barqueta. Se trata de una manzana de pisos en un deplorable estado de abandono que, tras la reforma, acogerá 30 viviendas de renta libre. La intención de la compañía es que los trabajos finalicen el tercer trimestre de 2021.

Se trata de los escasos enclaves de la zona norte del Casco Antiguo que quedan por regenerar. Una situación inexplicable si se tiene en cuenta el lugar privilegiado que ocupa: una de las principales entradas a la Alameda (un bulevar revalorizado desde mediados de la pasada década) y junto a Torneo. El edificio que se sitúa frente al puente de la Barqueta, del que toma el nombre, cuenta con una oscura historia a sus espaldas.

En los últimos años del boom inmobiliario los inquilinos de renta antigua que lo habitaban se vieron obligados a convivir con centenares de personas rumanas que habían ocupado las viviendas vacías. Aquel caos llegó a provocar un auténtico conflicto social que motivó la intervención de las autoridades.

Pero aún habría más. En 2012, ya en plena crisis del ladrillo, el inmueble fue protagonista por una supuesta estafa. Los tribunales imputaron a un promotor por firmar dos contratos de reserva por valor de 9.000 euros, todo ello sin poseer derecho alguno sobre esta codiciada parcela.

Así serán los áticos que se habiliten, con vistas a la Isla de la Cartuja. Así serán los áticos que se habiliten, con vistas a la Isla de la Cartuja.

Así serán los áticos que se habiliten, con vistas a la Isla de la Cartuja. / D. S.

Pasadas las polémicas, el foco mediático sobre esta manzana de pisos desapareció. Su estado de abandono quedó en olvido hasta el punto de convertirse en un agujero negro (se tuvieron que tomar medidas de urgencia) de la exitosa revitalización que ha tenido la zona norte del centro de la ciudad.

En 2017, por fin, llegaron las buenas noticias. Hace exactamente dos años –también un 1 de agosto– el Ayuntamiento daba a conocer, por boca del delegado de Habitat Urbano, Antonio Muñoz, que la multinacional Acciona (una de las más potentes del mercado) había puesto los ojos sobre este ruinoso edificio.

Este interés se traduce en la rehabilitación del inmueble para construir en él 30 pisos de renta libre. Cuando han pasado dos años, fuentes de la compañía confirmaron este miércoles a Diario de Sevilla que las obras comenzarán en breve tras haberle otorgado la licencia de obras la Gerencia de Urbanismo. La intención es que la entrega de llaves a los propietarios se realice en el tercer trimestre de 2021, es decir, justo dentro de dos años. La promoción incluirá locales comerciales.

La fachada, que está protegida, se respetará al máximo. La fachada, que está protegida, se respetará al máximo.

La fachada, que está protegida, se respetará al máximo. / D. S.

Toda la manzana está protegida con el nivel D, lo que obliga a respetar la fachada –como contempla el proyecto– pero permite hacer una reforma considerable. En la información que Acciona publica en su web se especifica que Puerta Barqueta (así se llamará el bloque residencial) la compondrán 30 viviendas, de uno a cuatro dormitorios, con distintas configuraciones.

Habrá, por tanto, residencias con una planta, otras configuradas como dúplex con dos y viviendas en forma de lofts. La dotación se completa con plazas de garajes y trasteros. El precio mínimo de cada inmueble es de 270.000 euros (sin IVA).

Interior de una de las 30 viviendas, que tendrán una configuración distinta cada una. Interior de una de las 30 viviendas, que tendrán una configuración distinta cada una.

Interior de una de las 30 viviendas, que tendrán una configuración distinta cada una. / D. S.

El proyecto detalla que el edificio respetará la fachada original, en línea con el caserío tradicional del entorno. Se organizará en torno a un patio central que distribuirá los accesos a las viviendas “con lo que se crea un elemento de contraste con la tradición, desde la nueva concepción de la habitabilidad urbana”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios