Educación

¿Por qué se atascan las Matemáticas en los institutos de Sevilla?

  • El 90% de los alumnos sevillanos de Primaria aprueban esta asignatura, pero al llegar a primero de ESO sólo lo hace el 71%

  • Los expertos piden que los conocimientos se extrapolen a la realidad cotidiana

Ejercicio de Matemáticas en una pizarra. Ejercicio de Matemáticas en una pizarra.

Ejercicio de Matemáticas en una pizarra. / D. S.

Las Matemáticas se atragantan en los institutos de Sevilla. El último informe PISA desvela los malos resultados de los alumnos andaluces en esta asignatura, una situación que no es nueva. Lejos de mejorar, se perpetúa en el tiempo y todo indica que tardará bastantes años en abandonar la posición que ahora ocupa. 

Las cifras oficiales de la Consejería de Educación y Deporte constatan que las Matemáticas son la asignatura, junto a la primera lengua extranjera, que más cuesta superar cuando un sevillano pasa del colegio al instituto. La estadística de la Junta así lo refleja. El 90,97% del alumnado de Primaria aprueba esta materia, un porcentaje que en primero de ESO se reduce al 75,38%. Dicha disminución es aún menor cuando la lupa se pone sobre los centros totalmente públicos: del 89,91% al 71,61%, esto es, una bajada de más de 20 puntos. 

Unos datos que no mejoran demasiado en los siguientes cursos de Secundaria. Así, en segundo, el volumen de aprobados en Matemáticas en institutos públicos es del 68,76%, cantidad que en tercero se eleva al 75,93% (la más alta de esta enseñanza media). En cuarto la asignatura se bifurca. Por un lado, están las Matemáticas orientadas a las enseñanzas académicas (para aquellos que vayan a matricularse en Bachillerato), que aprueba el 74,48% de los estudiantes, y por otro, las orientadas a las enseñanzas aplicadas (para la FP), que supera el 63,76%. 

Se deduce, por tanto, que al final de la ESO más de un 25% de los alumnos que optan al Bachillerato suspenden Matemáticas y casi un 40% de los que enfocan su formación a la FP tampoco la aprueban. Porcentajes bastante alarmantes para una asignatura básica en la formación de los adolescentes y, sobre todo, si se tiene en cuenta la importancia que adquiere en el campo de la investigación. 

Juegos matemáticos. Juegos matemáticos.

Juegos matemáticos. / D. S.

Los resultados de la provincia de Sevilla mantienen la tónica de la media andaluza. Sólo en segundo y cuarto de la ESO presenta porcentajes de aprobados por debajo del resto de la región. Se trata, por tanto, de un problema común a la enseñanza que se imparte en la autonomía y al que el Gobierno andaluz, especialmente las políticas desarrolladas hasta hace un año por Ejecutivos socialistas, no ha sabido ponerle freno. 

El análisis de una experta

¿Qué se puede hacer para que el conocimiento matemático mejore en los institutos sevillanos? Isabel Fernández pertenece al Instituto de Matemáticas de la Universidad de Sevilla (IMUS). Lo primero que hace es puntualizar los resultados del informe PISA. "No son comparables los registros de aprobados con lo que se deduce del PISA", argumenta esta experta, quien abunda en que en uno y otro caso se evalúan aspectos distintos. 

"En el PISA se mide la capacidad del estudiante para resolver problemas, a través de las Matemáticas, en un contexto no habitual para él. No son los problemas de cálculo a los que se enfrenta en clase", explica Fernández. Se trata, pues, de conceptos distintos y ahí es donde se halla la base para que esta asignatura se siga atragantando en los institutos. 

Un profesor enseña Matemáticas en la pizarra. Un profesor enseña Matemáticas en la pizarra.

Un profesor enseña Matemáticas en la pizarra. / D. S.

"Nuestro sistema incide mucho en las habilidades de cálculo, en saber hacer cuentas complicadas, en definitiva, en los procedimientos, pero no se preocupa tanto en que estas herramientas se apliquen a realidades concretas", advierte la integrante del IMUS, que añade que "una cosa es saber calcular y otra saber para qué sirve lo realizado y a qué se debe aplicar". Se trata, por tanto, de extrapolar estos conocimientos a la vida. 

Para Fernández, la enseñanza de Matemáticas debe "rediseñarse". "No se trata tanto de cambiar los contenidos sino de centrarse más en las competencias, que los alumnos entiendan por qué se hacen esos cálculos", asevera esta experta, quien considera que dicho déficit no se "arregla" con la propuesta del actual consejero de Educación, Javier Imbroda, de reforzar durante el verano las materias con más alumnos suspendidos. "Hay que enseñar a entender lo que se hace y aplicarlo en la realidad", añade. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios