COOPERACIÓN JURÍDICA

Francia entrega a dos condenados por la Audiencia de Sevilla

  • Se trata de un traficante de drogas que se había fugado de España y un francés condenado en Sevilla detenido en Francia.

Comentarios 1

Las autoridades judiciales francesas han entregado recientemente a la Audiencia de Sevilla a un traficante de drogas que se había fugado de España y se encuentra muy avanzado otro proceso para que un francés condenado en Sevilla sea detenido en Francia y cumpla una pena de casi cuatro años de cárcel.

Fuentes judiciales han informado a este periódico de que ambos delincuentes fueron reclamados según los protocolos europeos de cooperación judicial, cuyo último paso es el ingreso del condenado en cárceles españolas o su puesta a disposición del tribunal que haya visto el caso.La primera extradición se refiere al ciudadano francés Jean S., que fue condenado a 4 años y 30 días de cárcel como cabecilla de un centro de distribución de cocaína en Dos Hermanas y otros pueblos de la provincia de Sevilla.

 El narcotraficante había sido detenido el 23 de abril de 2007 cuando acababa de recibir en su vivienda de Dos Hermanas un alijo de 1.981 gramos de cocaína con un valor de 125.847 euros.

Jean S. quedó en libertad provisional tras depositar una fianza de 12.000 euros y se fugó de España. Tiempo después la Interpol lo localizó en una prisión de Villeneuve les Maguelone, cerca de Perpignan (Francia), donde cumplía una condena francesa de cinco años y tres meses.

La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, que lo había sentenciado, dictó en noviembre de 2016 una orden europea de detención y entregaque se hizo efectiva en el mismo momento en el que el acusado concluyó su condena francesa.

Por orden del Tribunal de Grande Instance de Perpignan, la Interpol trasladó entonces al condenado hasta la frontera de Portbou (Gerona), donde fue entregado,  y Jean S. empezó a cumplir en una cárcel española su condena por narcotráfico.

Para completar el requerimiento europeo, la Audiencia tuvo que facilitar numerosos datos sobre el proceso  judicial desarrollado en España, desde la presencia del interesado en el juicio, su salud mental, su capacidad de discernir lo lícito de lo ilícito o su drogodependencia.

La Audiencia precisó en su petición que Jean S. había sido condenado por tráfico de sustancias estupefacientes que causan grave daño a la salud y que su detención había sido posible gracias a “pinchazos” telefónicos “debidamente autorizados y controlados judicialmente”.

Las citadas fuentes han señalado que la misma Sección Primera de la Audiencia sevillana tiene muy avanzado el reconocimiento por parte de Francia de otra sentencia que impuso 3 años y 9 meses de prisión a un ciudadano de nacionalidad francesa.

El tribunal español se encuentra a la espera de lo que decida en estos días la Corte de Apelación de París pues el acusado, que se encuentra en libertad en Francia, ha planteado poder cumplir allí la condena. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios