Procesión de la espada San Fernando 'reconquista' la Catedral

  • El alcalde portó la Lobera y el concejal más joven, Javier Moyano, el pendón de la ciudad

San Fernando 'reconquista' la Catedral

El 23 de noviembre de 1248 el rey San Fernando culminó la reconquista de Sevilla. Hoy, 770 años después, el espíritu de aquella gesta recorrió las naves de la Catedral simbolizado en su espada, conocida como Lobera, y en el pendón de la ciudad, en el que se representa su efigie de sobre fondo carmesí. Junto a ellos, la reliquia de San Clemente, que celebra su festividad también cada 23 de noviembre. Por ello, la Orden de San Clemente formaba parte de un cortejo que partió de la tumba de Cristóbal Colón, pasó por la Capilla Real, donde el Regimiento de Ingenieros Electrónicos hacía guardia, y terminó en el Altar Mayor.

Una procesión matinal que atrajo un otoño más a fieles madrugadores y a afortunados turistas que se encontraron con la procesión mientras visitaban el magno templo a primera hora. Juan Espadas, como alcalde de Sevilla, fue el encargado de portar la espada; y Javier Moyano, como concejal más joven del Ayuntamiento un noviembre más, hizo lo propio con el pendón. El resto de la comitiva estaba formada por canónigos de la Catedral y miembros de la Casa de Castilla León, del Cabildo de Alfonso X El Sabio, del Cabildo Catedral y del Cabildo Municipal.

Esta procesión, instaurada por Alfonso X en 1255, finalizó con una misa y con la ceremonia de pleito-homenaje en la que se devolvieron de nuevo los símbolos a sus respectivos lugares. El próximo 23 de noviembre volverán a ser recogidos y recorrerán la Catedral para rememorar de nuevo la reconquista de Sevilla por parte del rey San Fernando, que estuvo visible durante unas horas en tan indicada fecha.

El alcalde Juan espadas, durante la procesión de la espada en el Día de San Clemente. El alcalde Juan espadas, durante la procesión de la espada en el Día de San Clemente.

El alcalde Juan espadas, durante la procesión de la espada en el Día de San Clemente. / José Ángel García

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios