Universidad

Las protestas en la US y la UPO contra Israel suben de tono

Protesta contra Israel en la US.

Protesta contra Israel en la US. / Ismael Rubio

Las movilizaciones estudiantiles contra la ofensiva del ejército israelí en la Franja de Gaza suben de tono. De las acampadas a las protestas y los encierros. Es lo que se ha vivido este martes en la Universidad de Sevilla (US) y en la Pablo de Olavide (UPO) por parte de los colectivos que desde hace una semana convocan estos actos, con los que se exige la ruptura de acuerdos por parte de las instituciones académicas con universidades israelíes.

Las protestas contra Israel y en solidaridad con Palestina pasan de nivel. El ejemplo más claro de esta situación se ha vivido este martes en la UPO, donde un grupo de estudiantes se ha encerrado en el Rectorado en demanda de una mayor contundencia en la quiebra de los convenios con universidades judías. En este sentido, una veintena de universitarios (según la UPO), ha ocupado el mencionado edificio, en una sala situada frente al despacho del rector, Francisco Oliva.

La vicerrectora de Relaciones Institucionales, Laura López de la Cruz, ha explicado a este periódico que el encierro es de “carácter pacífico” y que en ningún momento se han producido daños personales ni materiales.

Sin programas Erasmus

La ocupación del Rectorado se ha producido el mismo día en que la UPO ha dado a conocer, a través de un comunicado, que rompe los acuerdos con dos universidades israelíes –Levinsky College of Education y Hebrew University of Jerusalem– en cuanto a los programas de movilidad Erasmus. La institución sevillana se compromete, dentro de la línea aprobada por la conferencia de rectores españoles (CRUE) y de universidades andaluzas, a no firmar ningún acuerdo de colaboración científica con este país. Por contra, sí apoyará la cooperación con la educación superior palestina.

Para el colectivo Estudiantes UPO x Palestina, promotor del encierro, tal declaración no es suficiente, al no recoger dos exigencias. Según la vicerrectora de la Olavide, estas condiciones son la ruptura con el Banco Santander y el fin de la colaboración de la OTAN con la Clínica Jurídica de la Facultad de Derecho.

Dos condiciones

La primera afectaría de lleno al programa de becas que patrocina la entidad financiera, que permite destinar 360.000 euros al año para comedor, transporte y otros servicios asistenciales al estudiantado. Respecto a la segunda condición, De la Cruz insiste en que se le ha recordado a los promotores del encierro que Israel no se encuentra en la OTAN y que cualquier decisión sobre la Clínica Jurídica es competencia de la Facultad de Derecho.

La UPO aclara que sí se ha permitido la entrada de comida y medicina para los estudiantes que han ocupado el Rectorado, donde únicamente se procedió a la salida de las personas que allí trabajan. “Ni se ha llamado a la Policía y ni se ha pedido el desalojo”, aclara De la Cruz.

En la Hispalense

Por otro lado, los estudiantes que desde hace una semana permanecen acampados en la lonja del Rectorado de la US han protagonizado este martes una manifestación desde este recinto al campus de Ramón y Cajal exigiendo la ruptura de cualquier acuerdo de la Hispalense con las universidades de Israel.

La Hispalense mantiene, según consta en su página web, dos convenios con dos instituciones israelíes en materia de intercambio científico y académico. Uno de ellos concierne al ámbito de la ingeniería. Para los convocantes de la protesta, la US debe romper cualquier relación con universidades israelíes. Los manifestantes –que en una pancarta han empleado como lema “unidas contra el genocidio”– también han mostrado su rechazo a la reforma universitaria del Gobierno (la LOSU) y a la ley mordaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios