Sevilla

El puesto de control de mercancías de la zona franca opera a partir del lunes

  • Sevitrade es la primera empresa del recinto fiscal que ha adaptado su software al que exige Aduanas

Javier Landa, delegado especial de la zona franca de Sevilla, en una conferencia el pasado enero. Javier Landa, delegado especial de la zona franca de Sevilla, en una conferencia el pasado enero.

Javier Landa, delegado especial de la zona franca de Sevilla, en una conferencia el pasado enero. / belén vargas

El puesto de control de la Guardia Civil en la zona franca de Sevilla comienza a funcionar a partir del próximo lunes 2 de octubre. Así pues, el recinto fiscal del Puerto, situado en suelos de Torrecuéllar (Punta del Verde) junto a la nueva esclusa, ya podrá contar con agentes especializados en materia fiscal y de fronteras para revisar las mercancías de las empresas que operen en la zona franca.

Hasta el momento, Sevitrade es la única de las empresas instaladas en la zona franca que se ha adaptado a las exigencias de Aduanas y, por tanto, puede beneficiarse de las ventajas fiscales de este enclave. Según explicó este jueves la Autoridad Portuaria de Sevilla, Sevitrade (dedicada a la recepción, almacenamiento y expedición de productos sólidos y líquidos a granel) ha adaptado su contabilidad al sistema informático (software) específico que exige el departamento estatal de Aduanas para cumplir la ley y facilitar el control telemático de sus operaciones por parte del Estado.

Desde que se hizo el vallado hace un año se han instalado las cámaras de seguridad

Hay otras cinco empresas que ya están en el recinto fiscal, pero aún no han culminado esta adaptación de su contabilidad. Se espera que lo hagan antes de finales de este año, concretamente "a lo largo del mes de noviembre", según aclaró este jueves el Puerto. Es el caso de Jannone -proveedor de maderas, tuberías, pavimentos, revestimentos y materiales de construcción-, TRH (Transformados Huévar) que ofrece mallas electrosoldadas estándar y a medida para su uso en el armado del hormigón; Hispalense de Líquidos -proveedor de fertilizantes-, Terminal Portuaria Esclusa y Cuadros Eléctricos Nazarenos. Esta última está presente desde el pasado mes de octubre al ocupar la parcela en la que estaba instalado el Centro Logístico Torrecuéllar de la empresa Abengoa.

Según el Puerto de Sevilla, este jueves el comité ejecutivo de la zona franca aprobó la entrada de Sevitrade como primer operador económico del recinto fiscal, un proceso que exige la citada adaptación de su contabilidad al sistema informático con el que opera Aduanas. Hoy esta incorporación se comunicará oficialmente al Departamento estatal de Aduanas. Y el lunes será cuando se ponga en marcha el puesto de control con los agentes especializados.

Con el funcionamiento del puesto de control y la adaptación de la primera empresa se puede decir que la zona franca comienza a operar de forma efectiva. No bastaba con construir el vallado del recinto fiscal, algo que fue una realidad hace justamente un año. El vallado era el último de los requisitos para que el Gobierno central autorizara la constitución de la zona franca de Sevilla. Pero quedaba que las empresas interesadas se adaptaran informáticamente al sistema de Aduanas. Desde entonces se han colocado también las cámaras de seguridad del recinto.

Sevitrade amplió a finales de 2016 su concesión administrativa en la zona franca en otros 19.000 metros cuadrados más, con lo que ocupa en el recinto fiscal una superficie de 93.600 metros cuadrados. En el Puerto, Sevitrade tiene, además, 35.100 metros cuadrados en la Terminal de Líquidos de la Dársena del Cuarto. Sevitrade ha invertido 3 millones de euros para acondicionar la nueva parcela destinada a la carga, descarga y almacenamiento de aceites a granel, productos líquidos y productosquímicos. Y ha construido una nave de unos 10.000 metros cuadrados para el acopio de mercancía general y para la fabricación de abonos compuestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios