Sevilla

Casi el 60% de los quirófanos del Virgen del Rocío cierran en agosto

  • El Hospital de Traumatología sólo mantendrá siete de las 16 salas de operaciones

El 58% de los quirófanos del Virgen del Rocío dedicados a la cirugía programada cierran en la primera quincena de agosto, lo que en términos absolutos se traduce en que sólo 19 de las 47 salas de operaciones acogerán a pacientes. El cierre de quirófanos es una práctica habitual del Servicio Andaluz de Salud cada periodo estival coincidiendo con las vacaciones del personal hospitalario. Las operaciones programadas disminuyen durante todo el verano y la normalidad en esta actividad no volverá hasta octubre.

"Esta importante reducción en la actividad hospitalaria se traduce en aumentos en las demoras para una intervención quirúrgica", advierte Reyes Zabala, portavoz en Sevilla del sindicato de Enfermería-Satse, quien recuerda que los pacientes que "tienen serios problemas de salud están deseando de ser llamados". Es el caso, por ejemplo, de los pacientes con severos problemas de rodilla y que esperan la cita con el cirujano para el implante de una prótesis que alivie el dolor o incluso la discapacidad. "El Hospital de Traumatología cerrará un elevado número de quirófano mientras que estos pacientes siguen esperando", añade.

Durante la actual quincena de julio están funcionando 37 quirófanos, el 80,9% de las dotaciones en el complejo Virgen del Rocío, mientras que esta cifra se reducirá al 59% en la segunda quincena de julio; y caerá hasta el 42% en agosto. El próximo mes continuarán los cierres hasta quedar operativos 19 quirófanos (cinco en el Hospital General; siete, en el Hospital de Traumatología, que funcionará con menos de la mitad de sus quirófanos; dos en el Hospital Infantil; otros dos quirófanos en el Hospital Maternal; y tres en el Hospital Duques del Infantado).

En septiembre se mantendrán los cierres pero en menor medida ya que se espera recuperar parte de la actividad habitual en cuanto a las intervenciones quirúrgicas programadas.

Según datos publicados por el SAS, durante la primera quincena de septiembre los quirófanos operativos funcionarán en un 70%. Estas cifras son similares a las registradas durante el verano pasado. La actividad quirúrgica también se reducirá de manera destacable en el área del Hospital Virgen Macarena, donde 13 quirófanos estarán abiertos en la primera quincena de agosto; mientras que en San Lázaro todos los quirófanos, cinco en total, cerrarán mañana y tarde en agosto.

En el caso del Hospital de Valme, según datos recopilados por el Satse, en agosto funcionarán cinco de los nueve quirófanos; mientras que en el Tomillar, que está dedicado a cirugía menor ambulatoria, cerrará al 100% de los quirófanos. Zabala denunció ayer la "falta de trasparencia de la dirección gerencia del Valme", debido a que "desde junio el sindicato está pidiendo información sobre los contratos, cierre de camas y de quirófanos sin obtener respuesta".

Pese a estos cierres, en los dos hospitales universitarios, la Consejería de Salud ha anunciado que tiene previsto realizar más de un millón de asistencias hospitalarias programadas en Sevilla, concretamente 1.088.008 actos médicos, tanto intervenciones quirúrgicas, como consultas de especialista o pruebas diagnósticas. Y para cubrir sustituciones del personal durante las vacaciones estivales, el SAS prevé contratar 219.023 jornadas, una cifra superior a la de 2012, según explicó la Consejería de Salud. Para la portavoz de las enfermeras, no obstante, los cierres previstos "pueden alterar la actividad en los quirófanos de las Urgencias ya que, en situaciones de saturación, suelen apoyarse en las salas de intervenciones programadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios