Sevilla ayer y hoy

La saga Lafita de artistas (I)

  • PRÓXIMA ENTREGA Miércoles, 29 de Julio.Teresa Lafita Gordillo, conservadora del legado de la saga compuesta por José Lafita Blanco y sus hijos José y Juan Lafita Díaz, artistas de la primera mitad del siglo XX, maestros de la escultura, la pintura y el dibujo

Comentarios 3

UNA de las sagas de artistas sevillanas menos conocidas es la de los Lafita, pese a la trascendencia de sus obras durante finales del siglo XIX y la primera mitad del XX. Gracias a la profesora sevillana Teresa Lafita Gordillo, doctora en Historia del Arte, contamos con una tesis aún inédita titulada Los Lafita, una familia de artistas sevillanos. Teresa Lafita Gordillo es autora de los libros Guía del Museo de Bellas Artes de Sevilla, Fuentes y Monumentos públicos de Sevilla, Las Artes Plásticas sevillanas durante la II República y otros. Como artista conceptual ha expuesto en Los Ángeles (California) y ahora prepara una individual para Zaragoza. Es la mantenedora y conservadora del legado artístico de la familia Lafita, y autora de las síntesis biográficas que publicamos en tres entregas.

El pintor José Lafita Blanco nació en Jerez de la Frontera, el 8 de mayo de 1852. Era el hijo mayor de José Lafita Liaño, coronel del Regimiento de Granaderos a caballo de la Guardia Real, e Isabel Blanco Martín, una elegante dama de la burguesía jerezana. Sus inicios profesionales los realiza en 1873 (siguiendo la tradición familiar) en el Ejército, en donde continúa hasta 1896 en que se retira para dedicarse a pintar. De su vida militar es de destacar su participación en la Tercera Guerra Carlista (1876) en donde fue herido de gravedad. En cuanto a su formación artística, estuvo orientada en dos direcciones: en el ámbito de las Academias de Bellas Artes de Sevilla y Cádiz y en el de las Academias Libres de Bellas Artes de las mismas ciudades, siendo la última, la de Cádiz, fundada por él. Desde 1881 en que data su primera obra conocida, se decantará por el paisaje, siendo uno de los primeros plenairistas e impresionistas sevillanos y uno de los miembros de la esplendorosa Escuela de Alcalá de Guadaíra. Alumno de Manuel Wesell y Eduardo Cano, su estilo se aproxima al de Sánchez Perrier. Autor de una pequeña y preciosista obra, en ella destacan sobremanera por los efectos de la atmósfera y el estudio del agua, sus deliciosas marinas. En 1886 contrajo matrimonio con Salud Díaz Noa, con la que tuvo cuatro hijos, dos de ellos también artistas: José, escultor y Juan, pintor. Lafita Blanco falleció en Sevilla, en 1925.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios