FERIA DE ABRIL Roca Rey corta tres orejas y abre la segunda Puerta del Príncipe de su carrera

Fútbol El Betis gana en Valencia y recupera la séptima plaza (1-2)

Sevilla

El retraso de la Comisión de Patrimonio también desespera a los sanitarios sevillanos

Así quedará la fachada del Colegio de Médicos con el nuevo monumento.

Así quedará la fachada del Colegio de Médicos con el nuevo monumento. / M. G.

Una espera que desespera. El Colegio de Médicos de Sevilla aguarda desde hace casi un año el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio para colocar en su sede un monumento homenaje a los sanitarios. El grupo escultórico de bronce que presidirá el espacio libre que existe delante de la fachada de la sede de la institución ha sido realizado por Juan Manuel Miñarro, profesor titular de la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla y reconocido escultor e imaginero. Desde el Colegio no entienden a qué se debe este retraso y lamentan sus repercusiones, puesto que la obra, que financian ellos en su totalidad, está presupuestada en un ejercicio próximo a expirar.

El pasado 19 de junio de 2022 este periódico publicaba el proyecto del Colegio de Médicos para homenajear a los héroes de la pandemia con un monumento. Desde entonces, aguardan un dictamen que no llegan y no acaban de entender que se así. La instalación requiere del visto bueno de Patrimonio al estar en un edificio protegido y por situarse en la zona de influencia del BIC Parque de María Luisa. “La decisión de hacer un monumento la tomamos hace dos años, en plena pandemia. Iniciamos los trámites. Aprobamos el boceto de Miñarro y se pasó el primer trámite en la Gerencia de Urbanismo. Ahora llevamos cerca de un año esperando que se pronuncie la Comisión de Patrimonio. Nos dicen que no nos preocupemos, pero nos parece que se está quedando fuera de lugar”, explica Juan Manuel Contreras, secretario del Colegio.

Así quedará la fachada del Colegio de Médicos con el nuevo monumento. Así quedará la fachada del Colegio de Médicos con el nuevo monumento.

Así quedará la fachada del Colegio de Médicos con el nuevo monumento. / M. G.

Desde la institución colegial añaden que la obra cuenta con una cantidad importante presupuestada en un ejercicio que se agota, un dinero que no se puede emplear en otros asuntos. A ello hay que unir la más que previsible revisión de costes que habrá que hacer, y que tal y cómo está el mercado, seguramente genere un sobrecoste no previsto.

En cualquier caso, Contreras asevera que el Colegio se mantiene firme para que el proyecto sea una realidad más pronto que tarde: “Los médicos se merecen este homenaje. Aunque pensamos que ya puede quedar un tanto desfasado, seguimos con la idea”.

Así quedará la fachada del Colegio de Médicos con el nuevo monumento. Así quedará la fachada del Colegio de Médicos con el nuevo monumento.

Así quedará la fachada del Colegio de Médicos con el nuevo monumento. / M. G.

El profesor Miñarro ha querido expresar en este monumento la dura lucha que los sanitarios han llevado a cabo contra la pandemia. Así se explica en el proyecto: “Un homenaje al sacrifico y la celebración del triunfo que será representada simbólicamente mediante la reparación del fluir del río de la vida; lo cual quedará expresado por un corazón roto, situado al final de una pendiente curva, que los cuerpos de hombres y mujeres luchan por alcanzar en una escalada de esfuerzo solidario, hasta conseguir llegar a la cima en la cual se sitúa la enfermedad, representada por el corazón roto”.

La obra diseñada por el profesor Miñarro para el Colegio de Médicos. La obra diseñada por el profesor Miñarro para el Colegio de Médicos.

La obra diseñada por el profesor Miñarro para el Colegio de Médicos. / M. G.

En el grupo escultórico se aprecian seis cuerpos que ascienden para conseguir llevar el caduceo o báculo de Asclepio (símbolo griego asociado a la curación de enfermos gracias a la Medicina) hasta el vértice de la cúspide. “Luego el corazón en el vértice de la cúspide se erige también como fuente de la salud y la continuidad de la vida que ha sido puesta en peligro por la terrible pandemia”. El monumento incluirá textos relacionados con la pandemia.

El remate o vértice superior de la escultura, que representa de forma simbólica la enfermedad y la vida, será de cerámica vidriada en color rojo. De dicha pieza emanaría agua. De hecho existe una lámina de agua en el espacio libre delantero del edificio que adorna la fachada del edificio al que dota de sensación de frescura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios