Sevilla

Cuatro sevillanos atrapados en Wuhan piden la repatriación urgente

  • Son el director deportivo y varios entrenadores de un club de fútbol de la ciudad foco del coronavirus

  • Sólo salen de sus casas para ir al supermercado y lamentan la falta de información

Los cuatro sevillanos de Wuhan: Manuel Vela, José Antonio Maldonado, Antonio Sevillano y Pedro Morilla. Los cuatro sevillanos de Wuhan: Manuel Vela, José Antonio Maldonado, Antonio Sevillano y Pedro Morilla.

Los cuatro sevillanos de Wuhan: Manuel Vela, José Antonio Maldonado, Antonio Sevillano y Pedro Morilla. / M. G.

“¿Se imagina usted lo que es hacer andando un trayecto de más de tres kilómetros y no cruzarse con nadie? Estamos hablando de una ciudad que tiene 11 millones de habitantes. Yo me sentía como Will Smith en Soy leyenda, aunque sin los perros”. Manuel Vela es uno de los entrenadores españoles que trabaja para el Wuhan Shangwen Three Towns, un club de fútbol dependiente de la Federación de Fútbol de Wuhan. El director deportivo es otro sevillano, Pedro Morilla, que estuvo entrenando al Betis B y también lo hizo en el Granada antes de aceptar la oferta del fútbol chino.

El equipo tiene 22 entrenadores españoles, aunque muchos se marcharon de vacaciones poco antes de que se cerrara la ciudad por la crisis del coronavirus. Actualmente quedan 12 españoles (nueve profesionales, más la mujer y los hijos de uno de ellos) que pertenecen al club de fútbol atrapados en Wuhan. De ellos, cuatro son de Sevilla. En toda la ciudad son aproximademente una veintena de españoles los que permanecen sin que nadie les haya dicho cuándo los van a sacar de allí. La ministra de Exteriores anunció este lunes que los repatriarán, pero no cuándo.

Vela y Morilla coinciden en que deben salir cuanto antes. “Está muy bien que digan que nos van a repatriar, pero la cuestión es cuándo. Porque EEUU está sacando hoy a sus ciudadanos y Francia lo va a hacer el miércoles. Pero a nosotros nadie nos dice nada. La Embajada en Pekín nos transmite al día siguiente lo que ha dicho el Gobierno español el día anterior. Y nosotros aquí no podemos hacer nuestro trabajo porque está todo parado y no tiene sentido que sigamos aquí”. Los sevillanos no están expuestos al virus, viven en un conjunto residencial con seguridad privada, en el que no entra ninguna persona ajena a estas viviendas, y que se encuentra relativamente alejado del centro de Wuhan. No salen a la calle salvo para lo indispensable, es decir, comprar alimentos, algo que hicieron el domingo.

“No tenemos el carné de conducir homologado y tenemos que desplazarnos andando o en bicicleta. Fuimos a un Carrefour que hay a unos tres kilómetros. En ese trayecto nos cruzamos, como mucho, con seis personas”. El hecho de tener que ir a abastecerse al supermercado no deja de suponer una exposición, ya que han de entrar en contacto con otras personas. Por eso no entienden la demora en sacarlos de allí. “No creo que cueste tanto llamar por teléfono a 20 personas y darles algo de información”.

Es precisamente la falta de noticias lo que les va generando inquietud, aparte de la impresión que supone ver la ciudad vacía cuando salen a abastecerse. “Van pasando los días y nos preguntan nuestros familiares y no sabemos qué decirles. Y eso hace que la preocupación vaya en aumento”, dice Vela. Este entrenador tenía previsto venir a Sevilla de vacaciones, pero el aeropuerto se cerró una hora antes de que saliera su vuelo, por lo que tuvo que quedarse en Wuhan. Ahora pasa los días leyendo, viendo películas y charlando con sus compañeros. “Estamos bien, el domingo nos juntamos varios que somos del Betis para ver el robo ante el Getafe”.

El director deportivo, Pedro Morilla, lleva tres días atendiendo a los medios de comunicación prácticamente desde que se levanta hasta que se acuesta. Anoche, a la una de la madrugada en Wuhan, seguía haciéndolo. “Tengo que agradecer mucho a la prensa este interés que está tomando con nosotros”. Morilla llegó el pasado mes de junio al club de fútbol, que cuenta con una de las mejores canteras de China.

“Antes de que pasara esto yo estaba encantado aquí. Es un proyecto precioso, los niños van a Barcelona a formarse como futbolistas y como personas desde que tienen 13 años, y la verdad es que ser el director deportivo es muy ilusionante. Pero ahora mismo no hay entrenamientos ni competición, se han prolongado las vacaciones por el Año Nuevo chino, así que lo mejor que podemos hacer es salir. Estamos tranquilos porque no tenemos ningún afectado en el club. Tenemos dos chats para mantenernos informados. Uno con más de 50 entrenadores chinos y españoles y otro con los 700 niños que juegan en la cantera. Todos tienen que poner una vez al día cómo se encuentran, y demomento no hay ninguno con síntomas”.

Los familiares de los entrenadores atrapados en Wuhan han creado una petición en Chance.org para exigir al Gobierno español que los traiga cuanto antes de vuelta, como publicó este lunes la agencia Efe. “Debido a la rapidez con la que se está extendiendo el virus, es de vital urgencia que se llegue a un acuerdo con las autoridades chinas para la evacuación de las personas que se encuentran allí” y evitar que se contagien, explica la petición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios