Sevilla

120 millones: La Gerencia concede un 16% más de licencias de obras

  • Los técnicos tramitaron 1.900 permisos el año pasado para usos residenciales, terciarios  e industriales. Muñoz destaca el repunte de la construcción y atisba "la salida de la crisis".

Obras en un edificio de viviendas. Obras en un edificio de viviendas.

Obras en un edificio de viviendas. / M. J. López

Repunta la construcción. El cambio de tendencia que se viene produciendo en los últimos meses en la ciudad queda reflejado en los números que manejan los técnicos de la Gerencia de Urbanismo. Las peticiones de licencias de obras para usos residenciales, terciarios, equipamientos e industriales crecieron un 16% durante 2016. Se concedieron 1893 permisos y declaraciones responsables por un importe de 117,5 millones. La diferencia con un año antes es un aumento de 111 licencias y 30,5 millones. No es el único motivo que sostiene el repunte. También se han reactivado distintos proyectos para levantar hasta 900 viviendas.

"En un punto de inflexión. El sector se está moviendo hacia la salida de la crisis. Se ha roto la tendencia a la baja". El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, se mostró optimista sobre la actividad constructiva después de celebrarse la segunda reunión de la comisión de seguimiento del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU). Los inmuebles que ya disponen de licencia o han comenzado las obras son las antiguas instalaciones Tysa Ford (201 viviendas); un edificio residencial de la Avenida de la Buhaira-Enramadilla (79 viviendas); un bloque de nueva planta en Marqués de Nervión (20 viviendas); un edificio residencial en la Avenida de Miraflores (64 viviendas); un conjunto residencial ubicado en el número 36 de la Avenida Kansas City (152 viviendas); un conjunto residencial en la calle Jándula (158 viviendas); un edificio residencial en José Luis de Casso (30 viviendas); un edificio residencial en Pagés del Corro (52 viviendas); dos edificios de nueva planta en Los Pajaritos (62 viviendas); un inmueble de nueva planta en la calle Torneo (15 viviendas); y adjudicaciones varias del registro de solares para 40 viviendas.

Un tercer factor que influye en el repunte de la construcción son los avances en la tramitación urbanística de los planes de desarrollo de gestión o de proyectos de urbanización de diversos ámbitos. Los técnicos entienden que esto permite confirmar que la ciudad y el sector promotor están siendo capaces de preparar el mercado de la vivienda con suelos con capacidad para albergar en los próximos años aproximadamente 7.500 nuevas viviendas de 15.000 que fueron cuantificadas en la anterior sesión de la comisión del PGOU. Destacan los planes especiales Vascongadas y Naves de San Luis; y los proyectos de urbanización en la Avenida de Jerez, Pítamo Sur, Santa Bárbara o la Hacienda Rosario, 2000 viviendas. "Hay una clara quiebra de la tendencia y una dinamización importante", defendió Muñoz.

Al cambio de tendencia hay que sumarle los convenios urbanísticos acordados con otras administraciones como el Gobierno central, la Junta de Andalucía, la Autoridad Portuaria o ADIF para permitir el desarrollo urbanístico de determinadas zonas de la ciudad. Ejemplos el plan integral del barrio Alcosa, el sector norte de Sevilla o los suelos del entorno de Santa Justa. En los últimos meses ha avanzado la tramitación urbanística que hará posible el desarrollo de importantes proyectos privados de calado para la ciudad como el futuro centro comercial y familiar de Palmas Altas, la próxima planta de aerogeneradores en el puerto de Sevilla, las diversas actuaciones anunciadas en el Airbus en San Pablo y de Tablada, el centro comercial en construcción en la Torre Sevilla o numerosos hoteles proyectados en el casco histórico. Sobre el proyecto Sevilla Park (en la dársena del Batán), el portavoz socialista indicó que "en breve" se reunirá la comisión de seguimiento compuesta por el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria para dar traslado a la Junta de Andalucía del informe de impacto ambiental necesario para la modificación del PGOU que exige la salida del proveedor de combustible.

Para reducir el periodo medio de espera que tarda en emitir los informes (que en la actualidad se encuentra entre seis y ocho meses), la Delegación de Medio Ambiente ha reforzado su plantilla con 14 trabajadores de distintos perfiles (arquitectos, ingenieros y administrativos) durante seis meses. Aunque los sistemas informáticos con los que trabaja Medio Ambiente no permiten realizar una consulta para informar sobre el número de expedientes pendientes de informe, un recuento manual realizado por los trabajadores detalló que son 2.774.

Los distintos informes a la espera son los procedimientos para la concesión de licencia (obra e instalación) con o sin calificación ambiental; el control posterior de documentación técnica final e inspección de comprobación para actividades sometidas a licencia con o sin calificación ambiental; el control posterior de la documentación técnica final e inspección de comprobación para actividades sometidas a calificación ambiental (expresa o por declaración responsable) no sometidas a licencia que han presentado declaración responsable (la actividad puede funcionar, pero en algunos casos existe un expediente disciplinario y su control posterior es urgente); y los expedientes de consulta previa, informes para la sección de disciplina ambiental o aclaratorios para la sección de licencias, y otros informes atípicos no insertos en procedimiento de legalización de actividades.

En la comisión de seguimiento del PGOU se presentaron unas normas que a modo de reglamento indicativo regularán las condiciones y aspectos concretos de su funcionamiento. Con objeto de que las deliberaciones que se producen en el seno de estas reuniones puedan ser concretadas y presentadas para un mejor estudio y análisis de las mismas que pueda conllevar a su posterior desarrollo, el delegado de Hábitat Urbano adelantó la inmediata constitución de mesas sectoriales temáticas.

La intención es que estos grupos de trabajo realicen propuestas para actualizar el PGOU y elaborar recomendaciones sobre aspectos concretos del Plan General. Se han establecido áreas de trabajo para vivienda, paisaje urbano, espacios productivos, equipamiento y espacios públicos, evaluación ambiental e infraestructuras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios