Girona-Sevilla | Jugadores Vista en las tres finales que quedan

  • La plantilla coincide en calificar de "duro palo" la derrota en Gerona, pero promete luchar hasta el último segundo por la Champions

  • "Hay que entrar como sea", consensúa la plantilla

El lateral derecho Pedro Porro, que entró en la segunda parte, trata de superar a Escudero. El lateral derecho Pedro Porro, que entró en la segunda parte, trata de superar a Escudero.

El lateral derecho Pedro Porro, que entró en la segunda parte, trata de superar a Escudero. / Robin Townsend / Efe

Los futbolistas del Sevilla volvieron cariacontecidos y decepcionados con su propio rendimiento en Gerona. "Ha sido un palo duro", coincidieron casi todos los que atendieron a la prensa, ante la que, al mismo tiempo, hicieron una promesa, incluso antes de saber que el Getafe había perdido en Anoeta y dejaba las cosas igual que antes de la trigésima quinta jornada: luchar hasta el final por entrar en la Champions. Fue como una consigna colectiva.

"Es un palo duro –empezó diciendo Escudero a pie de campo– porque veníamos a por los tres puntos para seguir luchando por la Champions. No nos han salido las cosas como las habíamos preparado. Tenemos que corregir errores y seguir intentándolo", reconoció. "Hay opciones todavía y es lo que vamos a perseguir en los tres partidos que quedan. Hay que entrar en la Champions como sea", aseguró el vallisoletano. "Iremos a por ese puesto de Champions. Es lo que tenemos que intentar hasta el final", insistía el tercer capitán del equipo.

Según Escudero, no fue un problema de motivación. "Motivación teníamos que tener la misma, la motivación tiene que ser siempre positiva. Vamos a esperar a ver qué errores hemos cometido para arreglarlos en el próximo partido".

El primer capitán, Jesús Navas, analizó así el partido: "Sabíamos que iba a ser un partido físico, duro y sin espacios. Los dos equipos teníamos pocas opciones de recibir en el centro del campo y el que aprovechara las ocasiones iba a ganar". El palaciego casi calca las palabras de Escudero: "Cada vez quedan menos partidos y vamos a pelear hasta el final para meternos ahí como sea".

El lateral derecho insistió como su compañero en esa pelea sin cuartel hasta el final. "Veníamos de ganar y nos ha faltado esa regularidad para estar en una situación más cómoda. Hay que pelear por sumar de tres en tres y meternos ahí", dijo sobre la Champions.

Roque Mesa también daba su particular visión del partido, reconociendo que al Sevilla le había costado muchísimo realizar su juego de ataque, sobre todo a raíz del 1-0 en una contra por el centro del Girona. "Queríamos conseguir algo hoy para esa pelea por la cuarta plaza, pero ellos se encontraron con ese gol, se jugaban mucho. Han acumulado a mucha gente detrás y nos ha costado crear esas ocasiones de gol".

El canario señaló que fue determinante el acierto del rival y el desacierto propio. "Ellos son un buen equipo, se están jugando mucho y hemos intentado hacer nuestro partido y crear ocasiones. En la primera parte las hemos tenido, pero esto consiste en que la pelota entre y no lo ha hecho. No queda otra que seguir, porque quedan tres partidos más y en el próximo en casa hay que sacar la victoria". Inmediatamente, la promesa de pelear hasta el final: "Seguimos ahí en la pelea y hasta el final vamos a lucharlo. Lo de hoy es un palo duro, pero ya no podemos hacer nada".

"Teníamos que salir enchufados y sabíamos que se jugaban mucho. Han salido a por todas", dijo Munir, que reconoció el mal encuentro: "Sí, no hemos hecho un gran partido. Quedan tres finales en las que tenemos que ir a muerte y luchar hasta el final". El madrileño reconocía que está difícil el cuarto puesto, pero... "Tenemos posibilidades todavía. Tenemos que enfocarnos en nosotros mismos y sacar nueve puntos de nueve posibles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios