UD Almería - Sevilla FC | La Previa

Ocasión con tufo a plata

  • El equipo de Lopetegui, en uno de sus mejores momentos de la temporada, tiene a la mano meterse en las semifinales de Copa ante un rival de inferior categoría

Munir, Rakitic, Gudelj, De Jong y Rekik, en el entrenamiento de ayer. Munir, Rakitic, Gudelj, De Jong y Rekik, en el entrenamiento de ayer.

Munir, Rakitic, Gudelj, De Jong y Rekik, en el entrenamiento de ayer. / Juan Carlos Vázquez

La Copa del Rey se ha convertido para el Sevilla en algo más que una oportunidad. Los de Julen Lopetegui tienen una ocasión excelente para sacarse en esta competición la espina clavada que tienen desde la pasada temporada en una noche para olvidar en Miranda de Ebro. La competición –a qué negarlo– se ha puesto todo lo atractiva que pueda ofrecer la ocasión de que aspirantes siempre serios como el Real Madrid o el Atlético estén fuera de combate como fruto de este formato especial que no deja segundas oportunidades.

Y no es porque el rival, el Almería, fuese el único de Segunda que estaba en el bombo a la hora y en el sitio del sorteo. Lo es porque el Sevilla llega probablemente en uno de sus mejores momentos de forma de la temporada, repleto de moral, con una racha e resultados impresionante y muy seguro de sí mismo.

El premio a un nuevo esfuerzo es estar presente nada menos ya que en una de las semifinales, si bien no será bueno vender la piel del oso antes de cazarlo. Por mucho que no haya público en las gradas, el factor campo favorece en esta ocasión al Almería, nada que ver con la ventaja de jugar en el Ramón Sánchez-Pizjuán aunque fuese ante el único equipo de Primera que por el momento se ha cruzado con el Sevilla en esta competición, el Valencia la pasada semana. Pero esto no se trata de situaciones o apreciaciones apriorísticas, sino de ganar una batalla detrás de la otra.

La Previa La Previa

La Previa / Departamento Infografía

Sobre la pradera del estadio de los Juegos Mediterráneos el proyecto tiene la oportunidad de dar un paso firme más hacia otro objetivo importante.

Cinco victorias consecutivas son suficientes argumentos para confiar en la inercia ganadora de los nervionenses, aunque, como bien recuerda Lopetegui cada vez que tiene ocasión, nada de eso marca el primer gol, máxime cuando el calendario hace cada vez más mella en la plantilla en forma de lesiones. Es verdad que el equipo ha ido salvando contratiempos según se ponían delante de los blancos, pero ahora la baja del argentino Marcos Acuña ofrece otra prueba de altura para el proyecto.

La ilusión del Almería es un arma con la que sus jugadores pretenden paliar esa diferencia de calidad que marcan las categorías, que aunque Lopetegui haya pretendido igualar en sus declaraciones prepartido, evidentemente están presentes.La responsabilidad de los nervionenses es hacerla patente en el campo y eso a veces no es sencillo por muchas circunstancias que pueden aparecer en un partido de fútbol.

El ex guardameta ya ha demostrado en sus alineaciones que, llegados a estas alturas del torneo, la situación es más seria que en las eliminatorias en las que tocaba pisar campos de césped artificial y medirse a equipos de Tercera o Segunda División B.

Por mucho que la afición tenga muchísimas ganas de ver en acción a jugadores como el Papu Gómez, Lopetegui ha demostrado que lo primero es lo primero en casos como los del propio Idrissi, quien va a salir en el mercado sin ni siquiera haber jugado un partido de titular en una comparecencia de Liga.

Todo esto es mucho más serio que eso y lo que hay en juego es nada menos que unas semifinales y ya se sabe lo que pasa con este equipo cuando huele plata y eliminatorias de este calado. La última vez que el Sevilla compitió en un torneo con este tipo de calendario exprés ya se sabe cómo terminó todo y el hambre de títulos que ha demostrado este grupo puede hacer temblar a cualquiera. La ocasión merece un esfuerzo y los de Lopetegui se van a dejar hasta la última gota de sudor en el intento. Merece la pena. Y tanto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios