Sevilla-Athletic Caparrós: "Dentro de lo malo, evitamos la previa"

  • El entrenador del Sevilla lamenta no haber podido entrar en Champions, aunque se congratula de un último triunfo con el que evitó las rondas estivales de la Liga Europa

  • "No todos pueden presumir de estar en Europa", dice, antes de lamentar que el Athletic "no se llevase también el premio al final"

Caparrós es reconvenido por el línea para que vuelva a la zona técnica. Caparrós es reconvenido por el línea para que vuelva a la zona técnica.

Caparrós es reconvenido por el línea para que vuelva a la zona técnica. / Antonio Pizarro

Joaquín Caparrós ha lamentado que el Sevilla no pudiese entrar finalmente en la Liga de Campeones, aunque se congratula de haber quedado sexto, evitando así las rondas previas de la Europa League. "Quedamos sextos, evitamos previa. Nuestro objetivo era la Champions, no ha podido ser, felicitamos al Valencia. Dentro de lo malo, evitamos la previa, pero contentos porque estamos otra vez en Europa y eso no lo pueden decir todos los equipos".

Según el entrenador del Sevilla "a temporada ha sido muy dura", por lo que está "contento por los jugadores", al lograr entrar en Europa otra vez.

No ha entrado a valorar el utrerano su futuro en el Sevilla. "Ahora hay que recuperar, descansar los jugadores. La dirección deportiva ya está preparando la próxima temporada. A disfrutar y dentro de no poder jugar Champions, evitamos la previa", ha insistido en SFC Radio.

Ya en la sala de prensa ha sido preguntado de nuevo por su futuro. "Ahora vamos a Tanzania, tranquilidad. Hablamos Monchi y yo muchísimas veces al día y ahí estamos. Ahora hay que reflexionar y analizar y ya se hablará".

Echando una mirada atrás a sus once partidos en el banquillo, ha comentado: "Me he sentido muy feliz, me siento muy feliz con mi afición y mi gente. Es una pena, porque me hubiera gustado que el Athletic hubiera tenido también premio al final, pero el fútbol tiene estas cosas. Ellos estaban atacando, es un equipo poderoso y no ha podido ser".

Y haciendo un balance general de su doble rol de gestor deportivo y entrenador, este ha sido su análisis: "Aspirábamos a Champions. Habíamos confeccionado un equipo para ello. Y el año que viene igual. Y eso es bueno, es para que los futbolistas quieran venir, porque tienen un nivel y saben qué nivel de exigencia tienen y a qué club vienen. Y eso es señal de crecimiento".

Sí ha puesto el dedo en la llaga de cuál ha sido la clave para que el Sevilla no pudiese terminar cuarto: "No hemos competido en estos tres partidos, Getafe, Girona y Leganés. Hemos querido ganarles con el balón y no hemos sabido, pero estos partidos requieren mucho más físico, y ahí nos han ganado. Y es una desilusión no estar en Champions. Dependíamos de nosotros y es una desilusión, pero estamos otro año más en Europa. Evitamos la previa, y el equipo es consciente de la huella que deja en la temporada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios