Sevilla FC Mercado explica su negativa a viajar a Tanzania y su renovación suspendida

  • "Hablé con Monchi porque esperaba poder ir a la Copa América y era un amistoso", dice el argentino, finalmente descartado y dolido por que se dude de su "profesionalidad" y "entrega" al club

  • El argentino ve "exagerado" que se dude de su "compromiso por un partido amistoso" y pide "disculpas por lo que pasó"

Argentina deja fuera a Mercado de la lista para la Copa América Argentina deja fuera a Mercado de la lista para la Copa América

Argentina deja fuera a Mercado de la lista para la Copa América / Antonio Pizarro

Comentarios 1

Gabriel Mercado ha salido al paso de la polémica suscitada por su negativa a viajar a Tanzania, so pena de un expediente disciplinario del Sevilla, con el que tiene contrato hasta el 30 de junio e incluso una posibilidad de renovar que, a la vista de los acontecimientos, se hace inviable. El futbolista ha aclarado que la oferta ha quedado en suspenso.

"La decisión que tomé yo viene de la posibilidad que tenía de pelear por entrar en la Copa América, se lo planteé a Monchi, que si era lo mismo que yo viajase a Tanzania al amistoso o si no quería que estuviese ya en Argentina preparado para presentarme en la selección". "Hice siempre lo más profesional posible, nadie me puede reprochar nada", dijo Mercado en Radio Marca, donde terminó pidiendo disculpas. "Si tengo que pedir disculpas por lo que pasó yo las voy a pedir", añadió.

El futbolista argumenta que, al ser un amistoso, esperaba que el club le diese permiso para esperar la posible convocatoria de su selección en su país. "Le comenté a Monchi que iba a Argentina para aclarar un poco mi panorama, porque vengo desde enero dándole vueltas a mi futuro, tengo familia y no sé si voy a jugar en el Sevilla, si voy a volver a mi país o si voy a ir a otro equipo. Mi intención no era borrarme y no viajar a allá (Tanzania), sino estar acá (Argentina) y tratar de darle una solución y tratar de llegar a un acuerdo, si no en este club, en otro, porque el panorama me tiene bastante inquieto".

La oferta de renovación que le realizó Monchi hace tres semanas, después de que en la anterior etapa con Joaquín Caparrós como director deportivo se le comunicara que no continuaría, ha quedado en suspenso con el affaire de Tanzania: "Monchi y mi representante hablaron de la renovación. Quedó una charla pendiente, yo le dije a Monchi que si el club se podía enojar conmigo por no viajar a Tanzania, y él quedó en hablar con mi representante por este tema de la renovación, y no pudieron hablar y no sé si la oferta sigue o no sigue en pie. Pero creo que no podemos poner en tela de juicio mi conducta por un partido amistoso, cuando di muestras sobradas de compromiso hacia el club, hacia mis compañeros...", argumenta.

Mercado hizo un repaso de su profesionalidad, aduciendo que esta temporada no sabía si iba a seguir en el Sevilla: "Hasta el último partido con el Bilbao, con mi futuro en el aire, que se dude de mi profesionalidad, de mi compromiso con el equipo, que no respeto las decisiones del club, creo que parece exagerado. Estamos hablando de un partido amistoso y le dije a Monchi que si fuera un partido oficial ni se estaría hablando de esto. Porque yo si hago algo es cuidar mi trabajo. He ido muchos días a los readaptadores en mis días libres, y también lo ha sufrido mi mujer, para recuperar más rápido para el siguiente partido.

Otros futbolistas sevillistas fueron convocados por sus selecciones y viajaron sin problema. A eso aduce Mercado: "Me dicen que mis compañeros viajaron y tienen compromisos con la selección. Pero mis compañeros tienen contrato en vigor y yo tengo mi futuro en el aire. Es más, a mí me comunicó el club que no iba a continuar (en enero) y no me quedé sentado en una camilla esperando que me paguen estos tres meses. Al contrario, yo voy a dar lo máximo hasta el último minuto, y lo cumplí, porque contra el Bilbao me tocó jugar y yo no sabía dónde voy a jugar el año próximo. Sí es verdad que tenía una oferta del club, pero esto fue hace tres semanas, no fue en enero".

Y puso como ejemplo cómo adelantó plazos tras romperse el cúbito al principio de Liga, en el derbi. "Con el brazo roto, el médico que me operó me quería dar de baja tres meses y le dije que no, que en un mes estaría jugando. Y el mismo médico del club me llevó al hospital a pedir por favor el alta. Y he jugado varios partidos exponiendo mi físico porque tenía una chapa dentro. Volví un mes antes de lo que me diagnosticaron".

La situación contractual, y la oferta que le realizó Monchi hace tres semanas, parece estar detrás de todo el asunto. "Uno está expuesto a tener lesiones, y yo no soy delicado y siempre voy a darlo todo. No tengo 20 años, tengo 32 años y con la posibilidad de jugar tres o cuatro años más, no lo sé. No era una situación fácil, pero siempre me puse a disposición del equipo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios