Sevilla FC

El Leganés, último escollo para la final

  • El sorteo depara que los madrileños, que eliminaron al Villarreal y al Madrid, sean el rival en semifinales de la Copa del equipo de Montella.

  • "Estamos satisfechos, queríamos evitar al Barcelona", dice Castro.

Marco Rocha, presentador, saca la bola del Sevilla con Pepe Castro detrás. Marco Rocha, presentador, saca la bola del Sevilla con Pepe Castro detrás.

Marco Rocha, presentador, saca la bola del Sevilla con Pepe Castro detrás. / EFE

Cuatro bolas había en el sorteo de semifinales de la Copa del Rey y tres de los equipos presentes coincidían en un factor: querían evitar al Barcelona. Precisamente, la bola con el nombre del equipo azulgrana fue la primera en ser descubierta. Comenzaba fuerte. La respiración se contuvo entre el sevillismo durante unos segundos, los que tardó Guillermo Amor, emisario del club catalán, en sacar la bola del rival y ver que era el Valencia el que tenía la suerte de caer emparejado ante el Barcelona.

El sorteo, por lógica aplastante, ya había dictaminado que el Leganés sería el rival del Sevilla en la pelea por un hueco en la batalla final por la Copa del Rey, aunque faltaba por conocer el orden en el que se celebraría. La bola del cuadro pepinero fue la primera en salir, por lo que la ida se celebrará en Butarque y la vuelta en el Ramón Sánchez-Pizjuán. El miércoles 31 de enero y el miércoles 7 de febrero son las fechas decretadas, ambas a las 21:30, para la disputa de los encuentros.

Pero tocaba mantener la calma. Pese a que el Leganés era el equipo más asequible, a priori, de los tres posibles rivales, el cuadro entrenado por Asier Garitano ha trazado un espectacular camino hasta plantarse en semifinales. Tras eliminar al Valladolid en la primera ronda (3-1), los pepineros se disfrazaron de matagigantes para acabar con el Villarreal primero y con el Real Madrid después. En ambas eliminatorias, disputaron el encuentro de vuelta lejos de Butarque y el resultado a domicilio los clasificó para la siguiente ronda. Es por eso que en el Sevilla, que alcanzó su decimotercera semifinal en todas las competiciones en los últimos 15 años, no lanzan las campanas al vuelo pese a todo y pasan de confianzas.

"Es una enorme alegría, pero hay que respetar al Leganés, que está haciendo un gran torneo. Pero también es verdad que sobre todo había que eludir al Barcelona y estamos satisfechos por ello", valoró el presidente de la entidad sevillista, José Castro, al término del sorteo.

Al poco de llegar se encontró con el 'Caso Quino' y él fue clave para desatascarlo

"No decir la realidad no sería lógico. Estamos enormemente satisfechos aun respetando al rival y con que el segundo partido sea en casa y que nuestros aficionados nos puedan llevar en volandas. Siempre queremos ir por más de lo que podemos según nuestros recursos económicos, el Sevilla sigue triunfando y lo seguirá haciendo porque los sevillistas somos todos así, queremos siempre más", expresó el mandatario, que entiende la ilusión despertada en el sevillismo tras los últimos partidos: "Es así y el fútbol da la vuelta en nada, es verdad que hemos cambiado en seis días, pero también hay que decir que no sería posible cambiar sin una plantilla con tanta calidad. Hay que aprovechar para no cambiar de nuevo y seguir así hasta el final de la temporada".

La misma línea de cautela contenida la mantuvo Óscar Arias, director deportivo de la entidad hispalense. "El Leganés, entre comillas, es el más humilde, pero seguramente es el que ha hecho más méritos para estar donde está de todos los que estamos ahí y eso es algo que debemos respetar. Las dos eliminatorias las ha pasado a base de trabajo y de sacrificio. Es un aspecto a tener en cuenta, sabiendo que si no ponemos todo vamos a tener dificultades", explicó el responsable de la parcela deportiva.

"Tenemos que igualarlos en ilusión", asumía Escudero, uno de los capitanes de la plantilla, tras el sorteo. "Bajo ningún concepto podemos caer en la relajación porque pueden hacerle daño a cualquiera", expresó. Eso sí, valoró positivamente acabar el cruce como local: "Sí me gusta que sea la vuelta en casa. Vimos el otro día ante el Atlético que la gente nos empujó hacia arriba y nos dieron ese aliento. Para nosotros es algo muy bueno".

En el bando rival, misma satisfacción por haber evitado al Barcelona en el cruce de semifinales. "Cualquier rival iba a ser increíblemente fuerte. La idea era intentar evitar al Barcelona, que a día de hoy se le ve muy superior a todos. La otra era intentar jugar el partido de vuelta en casa, pero todo no puede ser", declaró Asier Garitano, técnico del Leganés, al conocer el resultado del sorteo.

"Son circunstancias diferentes, estadios diferentes. Eran rivales en los que no hay un gran ambiente en contra y más en el Bernabéu, porque allí contra el Leganés la gente es más tranquila. Sevilla es diferente y el ambiente no va a tener nada que ver con lo que nos hemos encontrado en Villarreal o en el Bernabéu", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios