Europa League | Slavia de Praga-Sevilla

Vaclik y sus 38 amigos

  • El guardameta checo asegura que está mucho mejor físicamente y que espera no tener problemas para jugar contra el Slavia

  • Ha repartido invitaciones para el partido entre todos sus amigos; “me apoyarán desde la grada”, comenta

Vaclik atiende a la prensa. Vaclik atiende a la prensa.

Vaclik atiende a la prensa. / SFC

Tomas Vaclik era, lógicamente, el protagonista dentro del Sevilla para este partido frente al Slavia. En torno al guardameta se suman diferentes circunstancias que lo convierten en el referente número uno para este encuentro. Desde que no pudo jugar frente a la Real Sociedad debido al golpe que sufriera en el choque de ida por parte de Traore hasta el hecho de jugar en su país natal, donde es internacional, pasando por su coincidencia con el entrenador del Slavia en su etapa en el Viktoria Zivkov.

Vaclik, que bromeó incluso cuando le solicitaron una respuesta en castellano y lo hizo con la educación que lo caracteriza, sí abrió las puertas a su participación en este encuentro. "Me siento mucho mejor y veremos después del entrenamiento de hoy. La lesión fue en el momento del gol de Alex, yo pensaba que di con la estructura de la meta, pero, según el análisis del vídeo, caí sobre la pierna de Traore. Todavía sigue doliéndome un poco".

Era la primera aclaración del internacional checo sobre su estado físico para después valorar la dificultad de este encuentro de vuelta con el 2-2 que se dio en la ida. "Va a ser un partido aún más difícil que el de la ida porque el resultado es muy bueno para el Slavia fuera, aquí jugarán con todos sus aficionados en un estadio lleno, pero vamos a intentar conseguir la victoria con el apoyo de nuestro equipo, que es muy bueno”.

Y ahora llega la respuesta en castellano sobre si considera que su equipo sigue siendo el favorito. "Creo que somos favoritos en este partido, tenemos mucha calidad en nuestro equipo y espero un partido muy duro, muy fuerte, pero espero ganar".

Nueva reflexión sobre su estado físico y la manera en la que se autodescartó para la cita contra la Real Sociedad. "El domingo todavía estaba yo nominado para jugar, pero durante el entrenamiento de los guardametas constatamos que tenía bastante dolor y tenía que evitar algunos movimientos. Tuve que adaptar el entrenamiento y tener más descanso, pero espero jugar mañana". ¿Tendrá a muchos familiares en las gradas? "No habrá tanto apoyo por parte de la familia, porque vuelvo la semana que viene y vendrán la semana que viene. Voy a tener mucho apoyo de mis amigos, porque recibí 38 entradas y las distribuí todas".

Algún periodista local lo cuestiona entonces sobre si el Sevilla no había respetado suficientemente al Slavia, algo que el futbolista descartó de forma rotunda. "Es un equipo que tenía mucho respeto en el Sevilla, porque habíamos seguido su temporada y la eliminatoria con el Genk. No va a cambiar nada porque siempre ha sido respetado por el Sevilla".

Y un último recuerdo para el entrenador del Slavia, Jindrich Trpisovsky, que coincidiera con él cuando ambos estaban en las filas del Viktoria Zivkov. "Me alegro mucho de que el entrenador hable de forma tan positiva de mí, recuerdo el año y medio que pasamos juntos en el Zivkov, tengo recuerdos muy buenos de aquella época. Ya se notaba que el entrenador, asistente entonces, iba a ser una persona importante en el fútbol checo, porque era una persona que estudiaba a fondo el juego. También me influyó el entrenador de guardametas, les debo mucho por lo que me dieron y me hizo mucha ilusión verlos las semana pasada", concluía su comparecencia el siempre sonriente y educado Tomas Vaclik.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios