Sevilla FC - Villarreal| Nombres propios

De los paradones de Bono a la definición a lo Kanouté de En-Nesyri

Bono atrapa el balón con seguridad ante Foyth. Bono atrapa el balón con seguridad ante Foyth.

Bono atrapa el balón con seguridad ante Foyth. / Antonio Pizarro

El triunfo sevillista sobre el Villarreal volvió a tener nombres propios marroquíes, ya que tanto Bono como En-Nesyri fueron decisivos en ambas áreas. El guardameta, con sus dos excelentes intervenciones ante Pedraza y Chukwueze, y el delantero, enseñándole la matrícula a Albiol y Pau Torres para luego golpear el balón de la manera en la que lo hacen los goleadores caros.

Bono | Definitivamente, el Sevilla se ha hecho con un porterazo de altísimo nivel

El marroquí, definitivamente, se ha convertido en una de las mejores adquisiciones de Monchi a lo largo de su trayectoria como director deportivo. Y no es una exageración, es la consecuencia de analizar todas sus actuaciones desde que se hiciera con el mando. Seguridad, juego de pies y esos dos paradones a Pedraza y Chukwueze, sobre todo el que le hizo al nigeriano. ¡Iba a la escuadra!

En-Nesyri | Salven una distancia sideral y así definía el gran Kanouté

En-Nesyri golpea el balón para conseguir el 2-0. En-Nesyri golpea el balón para conseguir el 2-0.

En-Nesyri golpea el balón para conseguir el 2-0. / Antonio Pizarro

Sería una necedad comparar a un futbolista con otro, pero la mejora de En-Nesyri en la faceta principal de un delantero, que es la definición, es extraordinaria en este curso. No hay más que ver la foto que acompaña a estas líneas, porque así definía Kanouté tras dejar atrás a los defensas con sus grandes zancadas. Golpeo con el interior y balón a un metro del poste, imposible para Asenjo y para el error. Gol.

Acuña | Dominio de la banda total, tanto arriba como abajo

Notable demostración del argentino a la hora de controlar todas las facetas del juego. Cerró muy bien la banda izquierda, por la que partió inicialmente Gerard Moreno, pero mejor aún fue su juego en la faceta ofensiva, aguantó el balón, dribló y puso buenos centros, particularmente uno que remató Suso tras una magnífica acción del lateral.

Ocampos | Cuando se pone al servicio del equipo es muy bueno, robo y pase de gol

Pareció menos ofuscado, tal vez porque ya había anotado un gol en el minuto 8 desde el punto de penalti y con su habitual maestría. Pero hay vida más allá de los goles y particularmente brillante fue su aportación en el 2-0, con el robo a Peña y el pase por delante para que En-Nesyri le enseñara la matrícula a los dos centrales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios