Athletic Bilbao, rival del Sevilla FC en la Copa del Rey La revancha de la semifinal de 2009

  • El Athletic de Gaizka Garitano, que acaba de relevar en el banquillo a Berizzo, intenta reaccionar en la Liga tras un mal inicio

  • Entre la ida y la vuelta, el Sevilla debe visitar San Mamés en la última jornada de la primera vuelta

Gaizka Garitano, durante el Huesca-Athletic de Copa (0-4). Gaizka Garitano, durante el Huesca-Athletic de Copa (0-4).

Gaizka Garitano, durante el Huesca-Athletic de Copa (0-4). / Javier Blasco / EFE

Sobredosis de Athletic Club de Bilbao para el Sevilla en la semana que irá del 9 al 16 de enero, aunque los programadores televisivos deberán definir concretamente qué días se jugarán la ida, en San Mamés, y la vuelta, en el Ramón Sánchez-Pizjuán, de los octavos de final de la Copa del Rey. El Sevilla tendrá que visitar San Mamés de forma consecutiva dos veces, ya que tras jugar la idea del cruce con los vascos deberá jugar la jornada decimonovena de Liga en Bilbao el 13 de enero, con día y hora también por definir aún.

El Athletic recibirá al Sevilla intentando levantar la cabeza en la Liga, ya que ha tenido un mal inicio que llevó a la directiva de Jon Urrutia a destituir a Eduardo Berizzo en la jornada duodécima. Gaizka Garitano lo sustituyó y hasta ahora apenas ha podido conseguir un triunfo (1-0 al Girona) tras empatar ante el Getafe con polémica y VAR en el debut y caer 3-0 con el Levante. Así pues, se puede realizar la doble lectura de que los vizcaínos estarán más pendientes de la Liga o que, en cambio, se tomarán la Copa como una agarradera en un mal año. Como curiosidad, el ayudante de Garitano es el ex sevillista Patxi Ferreira.

El Athletic es decimoctavo en la Liga, con apenas 14 puntos, después de haber sumado dos victorias, las dos en San Mamés, en la primera jornada ante el Leganés y en la última con el Girona, ocho empates y cinco derrotas. En la anterior eliminatoria de Copa del Rey, eliminó con claridad al Huesca. Con Berizzo aún ganó 4-0 y en El Alcoraz repitió por 0-4, ya con Garitano.

El partido se ofrecerá para el Sevilla como la revancha de la semifinal de la Copa del Rey de 2009, en la que el entonces equipo dirigido por Manolo Jiménez sucumbió por 3-0, tras haber ganado la ida por 2-1, bajo un enorme aguacero que anegó el césped e hizo impracticable el fútbol en buena parte del partido. Era el Athletic de Joaquín Caparrós, ahora director de fútbol del Sevilla.

Recientemente ha habido otro cruce entre sevillistas y leones, con motivo de los cuartos de final de la Liga Europa que ganó el equipo de Unai Emery en 2016 ante el Liverpool, la última del ciclo triunfal de los tres títulos. El Sevilla ganó 1-2 en San Mamés y perdió en Nervión por idéntico resultado, por lo que hubo prórroga y penaltis, en los que fue mejor el equipo blanco. 

Será la novena ocasión que se crucen el Sevilla y el Athletic en la Copa, que incluso jugaron la final del torneo en 1955, con victoria vizcaína por 1-0. El cómputo global favorece claramente a los bilbaínos, quienes desde el primer cruce en las semifinales de 1921, con polémica porque el Sevilla ganó pero el Athletic denunció alineación indebida y pasó, han salido victoriosos en siete ocasiones, incluida la final. El Sevilla sólo superó al Athletic en la Copa que ganó al Celta en 1948. En octavos, los blancos eliminaron a los rojiblancos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios