🌧️ La lluvia acaba de un plumazo con el buen tiempo en Sevilla

Sociedad

Yván Pozuelo, el profesor sancionado por Educación por poner 10 a todos sus alumnos

Yvan Pozuelo en su canal de divulgación educativa en YouTube.

Esta historia comenzó hace, aproximadamente, un año y medio, cuando Yvan Pozuelo, profesor del IES Universidad Laboral de Gijón, publicó ¿Negreros o docentes? La revolución del 10, un volumen en el que explicaba el porqué de sus altas calificaciones, su filosofía educativa y se rebelaba, de forma pacífica, contra la forma de calificación que impera en la actualidad en el sistema educativo. 

"Este libro representa un fuerte soplo de oxígeno para los docentes que reflexionan sobre el sentido de su profesión dentro de un contexto de encubierta opresión. Analiza, prueba y propone medidas y actuaciones metodológicas para la mejora de la práctica en las aulas", reza la sinopsis del libro. 

Esto desencadenó una serie de consecuencias legales que le condujeron a recibir, el pasado mes de septiembre, la resolución de la sanción que se le impuso. Así lo expresó este docente en su página oficial de Facebook, donde aseguró que su pena ha sido "8 meses sin empleo y sin sueldo". 

También en esta publicación, Pozuelo expone cuáles son los cinco cargos que se le han atribuido: "1. Calificar mayoritariamente con dieces sin justificación y de forma inmerecida a mi alumnado. 2. Negarme a hacer la evaluación formativa a mi alumnado. 3. No programar debidamente las enseñanzas de Francés. 4. No llevar registros veraces y efectivos del rendimiento de mi alumnado. 5. No coordinar el departamento del que era responsable", ha ordenado. 

El docente ha sido suspendido de empleo y sueldo durante 8 meses

"No caí de baja ni en depresión (hasta ahora). Fui feliz todos los días, feliz en el aula. No encontraron que llegara tarde a clase, que insultase al alumnado, ni que llegara borracho o drogado, ni que leyera el periódico, ni que saliera con antelación", se defiende el docente para proseguir con un testimonio que narra los 22 meses de acoso al que se vio expuesto hasta la llegada de la sentencia. 

Agradecido por el apoyo y respaldo que ha recibido, el asturiano ha mencionado a todas aquellas personas que se han mantenido con él durante el largo y duro proceso de enjuiciamiento, dando espacio para sus familiares, amigos, compañeros del instituto que llegaron incluso a enfrentarse al inspector y firmaron con nombre, apellido y DNI a la Consejería una defensa formal para Yvan Pozuelo. 

En la actualidad, todo cuanto se sabe de esta situación es que la sanción "se va a recurrir a todas las instancias posibles", ya que, tal y como ha expresado el protagonista en más de una ocasión, se trata de un abuso de poder por parte del sistema educativo y de una "caza de brujas" por la Consejería de Educación de Asturias. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios