SEVILLA FC Del Nido Benavente explicará su proyecto para el Sevilla en redes sociales

Sociedad

El sueño es básico para vivir más tiempo y con mejor calidad

  • Expertos alertan de que la mayoría de los niños españoles que sufren trastornos del sueño están sin diagnosticar, lo que puede afectar a la madurez del cerebro.

Dormir poco y mal ya a edades tempranas determinará la salud durante el resto de la vida, según los expertos, que creen necesario que la gente se conciencie de que el sueño es fundamental para vivir más y mejor. Son varias las organizaciones que alertan de los problemas de salud que conlleva dormir poco y hacen hincapié en los colectivos más vulnerables; los niños y las personas mayores.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), junto a la Sociedad Española del Sueño (SES) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) aseguran que la mayoría de los niños españoles que sufren trastornos del sueño están sin diagnosticar.

La obesidad, la hipertensión, el trastorno de déficit de atención por hiperactividad, la irritabilidad o el fracaso escolar son algunos ejemplos de las repercusiones de las enfermedades del sueño en los niños y de los malos hábitos a la hora de dormir. "Hay que concienciar a la población de que el sueño es fundamental para la calidad y cantidad de vida", aseguró el presidente de la SES, Diego García, quien subrayó que muchos estudios demuestran que la mala calidad del sueño determina nuestra salud y aumenta el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

En este sentido, la doctora Teresa Canet, de la SES, apuntó también que dormir es muy importante durante los primeros años de vida y en la pubertad, ya que el sueño juega un papel muy importante en la maduración del cerebro. Según estas asociaciones, las últimas generaciones en España están durmiendo menos que las pasadas, sobre todo los días entre semana.

Por su parte, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) afirmó que el 32% de las personas mayores de 65 años tienen alteraciones del sueño y el hecho de dormir mal les puede causar complicaciones como hipertensión, depresión o enfermedades cardiovasculares. Además, el 37% de los mayores tienen problemas para dormirse, el 29% se despierta durante la noche y hasta un 19% se queja de despertar temprano.

En este sentido, la SEGG alertó de la "falsa creencia" de que el aumento de la prevalencia de los trastornos en el sueño entre los mayores es parte del envejecimiento, con lo que en muchas ocasiones estas personas "son ignoradas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios