Recolección de setas

400 casos graves de intoxicaciones por setas al año

  • La recolección errónea de la Amanita Phalloides sigue siendo la más peligrosa debido a que causa insuficiencia hepática severa y requiere un trasplante de hígado urgente

Amanita Phalloides Amanita Phalloides

Amanita Phalloides

Cada año se producen en España unos 400 casos graves de intoxicaciones por consumo de setas tóxicas, que provocan vómitos y diarreas e incluso la muerte, en el caso de la amanita phalloides, un hongo que causa una insuficiencia hepática severa y que requiere de un trasplante de hígado urgente.

"Todos los años se registra alguna muerte en España por consumo de este tipo de setas", lamenta el doctor Gonzalo Guerra Flecha, fundador y hepatólogo del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas (CMED), que advierte de que estos ejemplares pueden estar en los pinares o en los robledales, igual que las setas de cardo.

En declaraciones a Efe, Guerra explica que "los que más caen son los que creen que son expertos y tienen tanta confianza que van recogiendo setas y no se dan cuenta de que entre las setas de cardo se les ha colado una "amanita".

Estos ejemplares pueden confundirse con otro tipo de setas comestibles y no es raro que entre las setas de cardo se pueda ocultar una "amanita".

Un simple trocito de esta seta acaba con la vida de la persona que lo consume si no es trasplantado de hígado en un plazo máximo de 10 días, ya que provoca una necrosis celular en el hígado "fulminante".

Tal y como señala Guerra, la amanita phalliodes produce una insuficiencia hepática severa agudísima y el hígado fracasa "estrepitosamente". Este hongo "ataca a todo el cuerpo, pero especialmente al hígado, donde se produce necrosis celular, se mueren las células hepáticas.

Por eso, "es una lucha contra el tiempo", por conseguir alargar la vida al paciente lo máximo posible para que llegue a tiempo al trasplante. De hecho, el afectado se convierte en "paciente cero", tiene prioridad absoluta y el primer hígado que aparezca es para él.

Los síntomas pueden aparecer hasta 24 horas después de haber consumido el hongo, y se caracterizan por fuertes vómitos y diarreas.

Ante estos, hay que acudir urgentemente al hospital e informar de que se ha consumido setas.

Aunque la amanita phalloides es la más peligrosa de las setas, hay otras que también pueden comprometer la vida de quien la consuma, como el boletus pantera, que provoca "un cataclismo serio, con vomitonas y diarrea de varias horas de duración, que parece que peligra tu vida y dependiendo de la edad, puede peligrar".

También la amanita muscaria, de color rojo rodeada de puntos blancos es una seta tóxica que, en este caso, produce alucinaciones, pero no es mortal.

Así, Guerra señala que en el caso de haber ingerido una seta tóxica hay que vigilar la edad del paciente, ya que si son niños el riesgo de deshidratación es muy alto.

Para evitar problemas, este hepatólogo recomienda no recolectar setas en el campo y comprarlas siempre en sitios oficiales, y recuerda un caso ocurrido en Soria el año pasado donde la Guardia Civil incautó dos furgonetas con mil kilos de setas cada uno listos para vender y en uno de ellos encontraron una "amanita phalloides".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios